España libra la prueba de los mercados

Madrid tuvo una exitosa subasta pese a advertir que se le cerraba la puerta al financiamiento; sin embargo, expertos ven dudas sobre el acceso de España a los mercados en el futuro.
españa euro  (Foto: AP)
Chris Isidore

España encontró una fuerte demanda para su deuda en una exitosa subasta este jueves, dos días después de que su ministro de Hacienda advirtiera que la nación corría el riesgo de quedar fuera de los mercados para obtener los recursos necesarios para operar.

La demanda superó en más de tres veces la oferta de 611 millones de euros en bonos a 10 años, frente al ratio de cobertura de 2.42 veces la oferta registrado en abril. Sin embargo, la tasa de interés que España tuvo que pagar para vender la deuda subió a 6.044% respecto a la tasa de abril de 5.743%.

El rendimiento de la deuda española a 10 años se ubicó ligeramente por debajo de 6.13% en las negociaciones posteriores a la subasta.

El ministro español de Hacienda, Cristóbal Montoro, había declarado el martes a la cadena de radio Onda Cero que "la (actual) prima de riesgo lo que está diciendo es que como Estado tenemos un problema a la hora de acceder a los mercados y refinanciar nuestra deuda".

Montoro pidió más ayuda de otros gobiernos europeos para asistir a los bancos españoles, diciendo que el país no podía resolver los problemas de la deuda soberana por sí solo.

Un analista de renta fija opina que los resultados de la subasta del jueves muestran que la puerta de los mercados todavía no se cierra para España. "Creo que es definitivamente positivo en cuanto fueron capaces de conseguir el dinero, aunque a un costo mayor", comenta Brian Barry, analista de renta fija de la firma londinense Investec. "Pero aún hay mucha incertidumbre acerca de si van a seguir teniendo acceso a los mercados".

Además de la subasta de las notas a 10 años, España ha visto una mejora en la demanda de bonos a 2 años y 4 años, si bien los rendimientos de esos vencimientos también subieron.

Los problemas que España afronta con su deuda soberana y su banca se han convertido  en la preocupación central para inversionistas y economistas en las últimas semanas.

Aun cuando todavía existen dudas sobre si Grecia se verá obligada a abandonar el euro tras las elecciones parlamentarias del 17 de junio, la posibilidad de que España necesite ayuda es una preocupación más apremiante debido al tamaño de su economía: la cuarta más grande en la zona euro.

El temor es que España tenga que ser rescatada si no puede encontrar una manera de recapitalizar el sector bancario, un rescate que podría llegar a costar hasta 100,000 millones de euros según algunas estimaciones. Aunque queda por ver si Alemania respaldaría un plan para permitir que los fondos de rescate sean inyectados directamente a los bancos.

El éxito de la subasta española ayudó a impulsar las acciones europeas, así como los futuros de Estados Unidos en las primeras operaciones del jueves.

 

Ahora ve
Legisladoras demócratas piden investigar a Trump por denuncias de acoso
No te pierdas
×