El euro vive mes clave para su futuro

El rescate a España genera dudas sobre si el país podrá sanear a sus bancos y mejorar la economía; además Grecia se enfrenta a elecciones este domingo que podrían definir su futuro en la zona.
euro crisis ruptura europa  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Ben Rooney
NUEVA YORK -

El sábado, España solicitó oficialmente un rescate para los bancos de la nación, pero la euforia por el anuncio se esfumó pronto. Las acciones bajaron el lunes por la mañana a medida que el mercado recordaba que la unión monetaria del euro se enfrenta a varios obstáculos importantes. Esto es lo que los inversionistas estarán observando en los días y semanas por venir.

España: Aun cuando los inversionistas inicialmente aplaudieron el plan para rescatar a los bancos del país, muchos detalles siguen en el aire, incluyendo la cantidad de dinero que los bancos necesitarán.

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea acordaron el sábado prestar hasta 100,000 millones de euros al fondo de rescate bancario español para recapitalizar a los bancos insolventes. Pero la cantidad necesitada no se conocerá hasta que finalice una auditoría externa a fines de este mes.

Tampoco se sabe bien cómo afectarán estos préstamos a la calificación crediticia del gobierno español, si bien el rescate no implicará nuevas medidas de austeridad. Los inversionistas están atentos a otra degradación crediticia de la deuda española luego de que Fitch redujera la calificación del país a un escalafón previo al bono basura la semana pasada.

El acuerdo de rescate se armó rápidamente en la UE con la esperanza de eliminar la especulación en torno a los bancos españoles en anticipación a las elecciones en Grecia.

"El plan luce como el clásico recurso de la eurozona", escribieron los analistas de Societe Generale en una nota a clientes.

España tiene además muchos otros escollos aparte de su banca. El desempleo se sitúa en casi un 25%. El país ibérico tiene un nivel relativamente bajo de deuda pública, pero el gobierno últimamente ha tenido dificultades para obtener financiación en los mercados de bonos ya que los inversionistas exigen mayores tasas de interés.

Grecia: Después de que las elecciones del mes pasado no lograran formar un Gobierno de coalición, los votantes griegos volverán a las urnas el próximo domingo.

La preocupación es que los políticos helenos que se oponen a las medidas de austeridad ganen los suficientes escaños en el Parlamento para hacer descarrilar el programa de rescate que Grecia se aseguró a principios de este año. Eso colocaría a la nación en peligro de ser expulsada ​​de la unión monetaria del euro.

Los analistas prevén una carrera muy reñida entre el partido de izquierda Syriza y el conservador Nueva Democracia. Pero no se espera que ninguno de los dos obtenga una mayoría absoluta, de acuerdo con Wolfano Piccoli, un director de la firma de investigación Eurasia Group.

"Independientemente del resultado final, existe un riesgo significativo de que estas elecciones acarreen la creación de un Gobierno débil de breve duración, dejando al país acéfalo y a la deriva", advierte Piccoli.

Francia: Grecia no es el único país que celebrará elecciones el domingo.

El Partido Socialista del presidente francés Francois Hollande logró avanzar en la primera ronda de las elecciones legislativas este pasado fin de semana. Pero el reparto de poder en la Asamblea Nacional no será determinado hasta después de la segunda vuelta electoral el 17 de junio.

La preocupación es que los candidatos del Partido Socialista no ganen los 289 escaños necesarios para formar una mayoría y tengan que unir sus fuerzas con la coalición política Frente de Izquierda, que se opone a las medidas de austeridad impuestas por el gobierno galo.

Este resultado inclinaría al gobierno francés más hacia la izquierda y ampliaría las divisiones entre París y Berlín sobre cómo manejar la crisis del euro, señala Alastair Newton, analista geopolítico de Nomura Securities.

Unión Bancaria: Se espera que los líderes europeos discutan los planes para formar una unión bancaria en Europa cuando celebren la cumbre del 28-29 de junio.

La propuesta de la UE incluiría un único organismo que garantice los depósitos bancarios de todos los bancos de la Unión, algo similar a la FDIC en Estados Unidos (la Corporación Federal de Seguros de Depósitos).

Así mismo, habría una autoridad común y un fondo común que se haría cargo de los rescates necesarios para los bancos transfronterizos que son importantes actores en el sistema bancario europeo.

Además, habría una sola entidad supervisora europea para los principales bancos con potestad para tomar decisiones definitivas, y una serie de regulaciones bancarias comunes.

La medida representaría un avance hacia una mayor centralización de la autoridad europea. Pero queda por verse si todos los 17 gobiernos de la eurozona estarán de acuerdo en sacrificar su soberanía por el bien de la unión.

BCE: Es ampliamente esperado que el Banco Central Europeo anuncie una rebaja de 0.25%  a la tasa de interés en la próxima reunión programada en julio.

En la reunión sostenida en junio, el BCE dejó la tasa de referencia sin cambios en 1%, el nivel que ha mantenido desde diciembre.

El BCE está presionado para actuar así toda vez que los informes recientes sugieren que la economía de la eurozona se encamina hacia una desaceleración en el segundo trimestre. La actividad manufacturera de la zona euro cayó en mayo al nivel más bajo registrado en casi tres años, mientras que el desempleo subió en abril hasta el 11%, el nivel más alto desde la introducción del euro.

El producto interno bruto de la zona euro se estancó en el primer trimestre de 2012, tras haber experimentado una caída de 0.3% en los últimos tres meses de 2011. Actualmente se considera que hay 11 países de la UE en recesión, incluida Grecia y España.

Ahora ve
Jorge Glas, vicepresidente de Ecuador, es condenado a prisión por caso Odebrecht
No te pierdas
×