Europa falla en convencer a los mercados

Los inversionistas dudan que el rescate a España logre solucionar de fondo los problemas del bloque; la zona euro está en recesión y los temores por las finanzas de Italia generan más incertidumbre.
Dax  (Foto: CNN)
Paul R. La Monica*

Los bancos españoles han solicitado un rescate, pero los inversionistas todavía están muy nerviosos, y deben estarlo.  El rendimiento del bono español a 10 años se disparó a un 6.5% el lunes tras haber tocado un mínimo de 6.02% a primeras horas del día bajo la esperanza de que el paquete de rescate para España era un paso en la dirección correcta. La rentabilidad del bono italiano a 10 años también experimentó un día volátil, saltando a un 6% después de haber descendido a 5.62% la mañana del lunes.

"Al mercado de bonos en Europa no le agradó la noticia sobre los bancos españoles o no creyó la noticia, por lo que todos se mostraron intranquilos", explica Wasif Latif, vicepresidente de inversiones de capital en USAA Investments. "Los inversionistas están diciendo que ya conocen ese cuento. El mercado está diciendo, 'Bien, ¿qué pasa ahora con Italia? La volatilidad seguramente continuará".

Mientras tanto, en Estados Unidos los rendimientos del bono del Tesoro a 10 años cayeron a 1.6% y las tasas del bund alemán a 10 años bajaron a 1.32%. Está claro que los inversionistas todavía buscan desesperadamente la seguridad.

Por otro lado, el índice de ‘temor y codicia" de CNNMoney (Fear & Greed Index) sigue  anclado en la categoría de "miedo extremo" en la última lectura efectuada la mañana del lunes.

Jason Pride, director de estrategia de inversión en la firma Glenmede, señala que limitarse a evitar un desastre a corto plazo no es suficiente para detener las preocupaciones acerca de la viabilidad de la zona euro a largo plazo. "Un rescate de la banca española puede salvar al sistema financiero de un auténtico evento calamitoso, pero España y el resto de Europa siguen experimentando una significativa desaceleración del crecimiento económico", advierte, agregando que los inversionistas probablemente se mantengan temerosos de cara a las elecciones griegas este fin de semana.

Si el partido anti-austeridad Syriza gana más control, ello podría sentar las bases para la salida de Grecia de la eurozona, un acontecimiento que, según a quién creamos, ya ha sido considerado por el mercado o será el equivalente en 2012 de la quiebra de Lehman Brothers. Simplemente no sabemos cómo evolucionarán los sucesos.

No obstante, Pride cree que los inversionistas tienen que dejar de correr en busca del refugio de los bonos del Tesoro y comenzar a asumir más riesgos. Incluso si el mercado bursátil los pone nerviosos, Pride afirma que los bonos corporativos de alta calidad podrían tener sentido. Pero si tampoco tienen estómago para eso, entonces es mejor que los inversionistas tengan su dinero en efectivo. El estratega de inversión no cree que las tasas de los bonos del Tesoro puedan bajar más.

Sin embargo, la sugerencia de salir del mercado de los bonos del Tesoro cae en oídos sordos. Según datos de EPFR Global, firma que rastrea los flujos de fondos de inversión, la semana pasada marcó la trigésimo primera semana consecutiva en que las inversiones entraron a los fondos de bonos (a la cabeza, claro,  las inversiones en fondos de bonos estadounidenses y fondos de bonos alemanes).

En opinión de Wasif Latif, las tasas del Tesoro probablemente se mantengan en los niveles actuales por un tiempo. No importa que los inversionistas se hayan abalanzado sobre los bonos y que estos puedan estar acercándose a un estatus tipo burbuja. Los inversores primero entran en pánico y después hacen preguntas.

"Fundamentalmente, se podría decir que los bonos son excesivamente caros y ya no son una inversión atractiva", comenta. "Pero cuando el miedo prolifera, la gente no analiza cuán bajos son los rendimientos. Eso debería mantener las tasas cerca de los niveles actuales."

Claro, un rendimiento de 1.6% de la nota del Tesoro puede ser tan emocionante como un 0-0 en un partido de fútbol. Pero por el momento, los inversionistas están dispuestos a sentarse, proteger la red y conformarse con un empate.

*Paul R. La Monica es columnista de CNNMoney.com

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×