Merkel rechaza ‘soluciones milagrosas’

La canciller alemana reiteró su negativa a emitir bonos o crear un sistema de depósitos de garantía; indicó que esas medidas son contraproducentes y violarían la Constitución alemana.
angela merkel  (Foto: AP)
BERLÍN (CNN) -

La canciller Angela Merkel rechazó este jueves las presiones sobre Alemania, la economía más poderosa de Europa, para financiar la deuda o depósitos de garantía bancaria en la zona euro, mientras el alza de los costos de deuda de España plantean una nueva alarma. El rendimiento de los bonos españoles a 10 años alcanzó el nivel más alto desde la implementación del euro con 7% -un punto por encima del que obligaron a Grecia, Irlanda y Portugal a buscar rescates internacionales-, a pesar del acuerdo de la zona euro alcanzado la semana pasada para prestar a Madrid hasta 100,000 millones de euros (125,000 millones de dólares) para recapitalizar a sus atribulados bancos.

Moody's Investor Service recortó la noche del miércoles la calificación crediticia soberana de España en tres escalones a Baa3, justo un nivel por encima de la basura, incrementando la sensación de incertidumbre en los mercados financieros antes de una elección clave que se realizará en Grecia el domingo.

Merkel, ante el Parlamento en Berlín, rechazó "soluciones milagrosas", como la emisión de bonos conjuntos de euros o la creación de un sistema de depósito de garantía en toda Europa, algo que es respaldado por otros líderes, como el nuevo presidente francés, François Hollande, y el primer ministro italiano, Mario Monti.

Estas propuestas serían "contraproducentes" y violarían la Constitución alemana, dijo Merkel.

En cambio, la canciller alemana hizo un llamado a avanzar en pasos graduales hacia la "tarea hercúlea" de construir una unión política europea.

"Esta es nuestra tarea hoy, para compensar lo que no se ha hecho (cuando el euro se creó en 1999) y para poner fin al círculo vicioso de deuda siempre nueva, de no apegarse a las reglas", dijo Merkel.

La líder alemana advirtió contra un potencial sobreesfuerzo de los recursos de la mayor economía de Europa, al decir que "Alemania está poniendo esta fuerza (...) para el bienestar de las personas, no sólo en Alemania sino también para ayudar a la unidad europea y la economía global", pero enfatizó en que "la fuerza de Alemania no es infinita".

Italia, llegando rápidamente a la línea de fuego, vio sus costos a tres años aumentar a 5.3% en la subasta del jueves, el nivel más alto desde diciembre, a pesar del fuerte apoyo expresado por Alemania a las reformas del primer ministro Mario Monti cuando visitó Berlín el miércoles.

Los crecientes rendimientos de los bonos españoles e italianos reflejan la preocupación de los inversionistas sobre que la moneda del bloque de 17 naciones no ha podido detener su crisis de deuda, que se extiende por dos años y medio, y se enfrenta a una potencial tormenta política de cara a una elección que podría marcar la salida de Grecia del euro.

Advertencia a Grecia

El presidente francés Hollande dijo en una entrevista a la televisión griega que quería que Atenas permanezca en la moneda única y destacó que corresponde a los votantes griegos decidir lo que desean.

"Pero tengo que advertirles, porque yo soy un amigo de Grecia, que si existe la impresión de que Grecia quiere distanciarse de sus compromisos y abandonar toda perspectiva de recuperación, habrá países de la zona euro que preferirán poner fin a la presencia de Grecia en la zona euro", comentó.

Hollande no mencionó esos países, pero algunos funcionarios alemanes, holandeses y austriacos han hablado abiertamente de una posible salida griega del euro.

En las últimas encuestas de opinión publicadas, el partido izquierdista SYRIZA, que rechaza los términos del plan de rescate griego de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, competía codo a codo con el conservador Nueva Democracia.

Los griegos, que han soportado cuatro años de recesión y ahora tienen un 22,6 por ciento de desempleo, han estado sacando dinero de los bancos y comprando alimentos antes de las elecciones, por temor a que empeore la agitación después de los comicios.

Los problemas de deuda de Grecia han llevado a la vecina Chipre al borde de pedir un rescate financiero. Los funcionarios del país están mirando a Europa, Rusia y China para conseguir los mejores términos de una potencial ayuda.

Presión de EU

Merkel reconoció que la crisis de la zona euro, y el rol de Alemania, estará en el centro de atención de la cumbre del G20, que reunirá la próxima semana a las principales economías del mundo en Los Cabos, México.

Los líderes se reunirán el lunes, un día después de la elección griega.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo que el mundo estará mirando a Alemania y otros países de la UE para que proporcionen claridad sobre los planes que buscan lograr una unión bancaria en la zona euro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, dijo que no sería justo mirar a Alemania como la única fuente de solución de los problemas en la zona euro.

"Alemania dice que está trabajando por una unión monetaria. Estamos dispuestos a respaldar este amplio esfuerzo, ustedes tienen que apoyar las reformas", dijo Geithner al Consejo de Relaciones Exteriores en Washington, y agregó que era necesario que otros países avancen hacia la posición de Alemania.

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×