El Bundesbank lanza advertencia a Grecia

La entidad dijo que no se pueden permitir chantajes con la amenaza de un contagio financiero; descartó una prórroga que conceda más tiempo a Atenas para cumplir los objetivos de su rescate.
jens weidmann  (Foto: AP)
ATENAS (CNN) -

La zona euro no puede permitir que ningún país la chantajee con la amenaza de un contagio financiero, dijo este viernes el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, dos días antes de unas elecciones generales en Grecia que decidirán si el país cumplirá las estrictas condiciones de un rescate de la UE y el FMI. Weidmann sostuvo que Grecia debe adherirse a los términos de su programa de rescate de 130,000 millones de euros, acordado en marzo, y descartó una prórroga del calendario que conceda más tiempo al país para cumplir los objetivos.

"En cualquier caso, no debemos permitir que ningún país nos chantajee con las consecuencias de un contagio", expresó Weidmann, integrante también del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), en una entrevista con el periódico heleno Kathimerini.

"Hay un acuerdo que firmaron todas las partes, incluyendo al Gobierno griego", manifestó.

Las elecciones del domingo potencialmente podrían decidir el futuro de la zona euro y los comentarios de Weidmann se sumaron a un coro de advertencias de líderes europeos de que el nuevo Gobierno griego debe cumplir con la totalidad de los términos de su rescate o perderá el acceso a la ayuda financiera.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si eso ocurriera, Grecia probablemente se vería forzada a dejar el área de la moneda única, lo que tendría consencuencias desconocidas pero potencialmente desastrozas para el resto del bloque si aumenta la especulación respecto a una salida de otros miembros débiles de la zona euro.

Los sondeos de opinión muestran que los griegos están abrumadoramente a favor de seguir usando el euro, pero se encuentran profundamente resentidos por las dolorosas medidas de austeridad que se vieron obligados a aprobar por la presión del FMI y de la UE.

Ahora ve
La vaquita marina, el negocio de la extinción
No te pierdas
×