A la Fed se le acaban las soluciones

Extender la Operación Twist o lanzar una QE3, son las opciones del banco para estimular la economía; es poco probable que la Reserva Federal cambie su expectativa sobre las tasas de interés.
bernanke  (Foto: Foto tomada de CNNMoney)
Annalyn Censky
NUEVA YORK -

La contratación se ha desacelerado, el crecimiento económico ha disminuido, la inflación está en calma y millones de estadounidenses siguen sin empleo. En resumen, la recuperación se está estancando.

Pero después de más de tres años de tratar de estimular la economía, ¿qué otra cosa puede hacer la Reserva Federal?

Ése es el dilema que el presidente de la Fed, Ben Bernanke y su equipo enfrentarán esta semana cuando el Comité Federal de Mercado Abierto se reúna en Washington D.C. los próximos martes y miércoles.

En caso de que decidan actuar pronto, éstas son algunas opciones sobre la mesa:

1. Extender la Operación Twist

Probabilidad: Alta

Llamada Operación Twist, esta política canjea 400,000 millones de dólares en bonos a corto plazo por otros con vigencia más larga. El objetivo es presionar hacia abajo las tasas de interés a largo plazo, provocando que sea más barato para las empresas obtener préstamos y para los consumidores obtener hipotecas y otras formas de crédito.

Aunque no está claro qué tan efectiva ha sido hasta ahora la Operación Twist, es cierto que las tasas a largo plazo han bajado desde octubre, cuando comenzó el programa. Las tasas hipotecarias han caído también, simultáneamente.

Sin embargo, es cuestionable cuánto ha ayudado esto a la economía. Incluso con las tasas hipotecarias a niveles históricamente bajos, las ventas de casas nuevas han registrado altibajos y los bancos siguen siendo reacios a prestar a nadie con un historial crediticio menos que perfecto. Los propietarios de pequeñas empresas también están teniendo dificultades para obtener préstamos.

Dicho esto, es probable que la Fed considere extender la Operación Twist después de su fecha original de expiración del 30 de junio. A diferencia de otros métodos de impulso a la economía, la Operación Twist no se suma al balance general y por lo tanto no provocará demasiada resistencia.

Dennis Lockhart, el presidente de la Fed de Atlanta, quien apenas un mes antes había dicho que se oponía a la idea, dijo a periodistas la semana pasada que todavía era una de varias opciones sobre la mesa.

Pero la Fed no tiene mucho margen de maniobra en esta área. En caso de que decidiera prorrogar Twist, sólo tendría una oferta limitada de bonos a corto plazo restantes en su arsenal. Eso disminuye el impacto potencial que este plan podría tener.

2. Lanzamiento de QE3

Probabilidad: Media

Comprar más bonos del Tesoro es otra posibilidad para la Fed, pero conlleva mayores riesgos. El Banco Central ya ha puesto en marcha esta política -conocida como flexibilización cuantitativa o QE- dos veces y, aunque ha presionado las tasas de interés hacia abajo, aún no ha resuelto los problemas en el mercado laboral.

Esto se debe a que las bajas tasas de interés no son efectivas a menos que los bancos presten su dinero. Eso todavía no está sucediendo. La frecuencia con la que el dinero cambia de manos en la economía de Estados Unidos se encuentra ahora en un mínimo récord.

Es poco probable que la adición de una tercera ronda de QE cambie eso, además de que conlleva mayores riesgos. Esto aumentaría el balance general de la Fed y encendería la controversia entre los conservadores y los halcones de la inflación.

Dicho esto, algunos economistas piensan que sigue siendo una posibilidad que se implemente más adelante este verano, pero sólo si el panorama económico empeora.

La segunda al mando de Bernanke, la gobernadora de la Fed Janet Yellen, recientemente dio a entender que está abierta a una política así si la recuperación sigue en dificultades.

Bernanke no ha querido ofrecer ninguna pista últimamente, pero podemos esperar más señales de su parte en agosto. En los últimos años, ha esperado hasta la reunión clave de la Fed de Kansas City en Jackson Hole, Wyoming, para revelar los proyectos más nuevos y audaces.

3. Cambiar las previsiones de las tasas de interés

Probabilidad: Baja

La Fed ha mantenido las tasas de interés cercanas a cero desde diciembre de 2008 en un intento por impulsar la economía. Sin embargo, el Banco Central también puede tener un impacto simplemente al señalar a los inversores su opinión del nivel que las tasas de interés deberían alcanzar en el futuro.

Las previsiones más recientes de la Fed sugieren que las tasas de interés deben permanecer "excepcionalmente bajas" hasta finales de 2014. Extender ese lenguaje para 2015 o más tiempo podría estimular la actividad económica al eliminar cierta incertidumbre acerca de los intereses y las tasas de inflación futuras.

Sin embargo, los economistas dicen que es poco probable que esa medida tenga mucho impacto. Muchas cosas pueden cambiar en los próximos dos o tres años. La elección presidencial, por ejemplo, podría cambiar las expectativas de impuestos y políticas de gasto a futuro.

Además, está programado que la composición de la Fed cambie. El periodo de Bernanke como presidente termina en enero de 2014, y quien sea su sucesor podría tener ideas diferentes.

Yellen ha dicho que "los efectos de la orientación futura probablemente serán más débiles entre mayor sea el horizonte de la orientación, implicando que sería difícil generar un estímulo mucho mayor a través de este canal".

La Fed dará a conocer su declaración oficial a las 12:30 de la tarde (Hora del Este de Estados Unidos) del miércoles, seguida por una conferencia de prensa con Bernanke a las 2:15 de la tarde.

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×