Deseo griego alista choque con Europa

El intento del nuevo Gobierno por renegociar su rescate se enfrenta con presiones del continente; Vassilis Rapanos fue nombrado ministro de Finanzas y será quien negocie con la eurozona.
grecia  (Foto: AP)
ATENAS (CNN) -

El nuevo Gobierno de Grecia prometió este jueves renegociar los términos del plan de rescate del país sin poner en peligro su futuro en el euro, intentando aliviar las tensiones sociales sin correr el riesgo de un enfrentamiento con las potencias europeas. Tras el anuncio sobre los 18 miembros que conformarán el gabinete, los tres partidos que lo integran llamaron a realizar cambios en el acuerdo que está ayudando a Grecia a evitar la quiebra. El nuevo Gobierno es dominado por el conservador partido Nueva Democracia, al que pertenece el primer ministro, Antonis Samaras.

El presidente del Banco Nacional, Vassilis Rapanos, fue nombrado ministro de Finanzas, mientras que Dimitris Avramopoulos, segundo líder de Nueva Democracia, se convirtió en ministro de Relaciones Exteriores.

Rapanos, quien alguna vez estuvo encarcelado por luchar contra la dictadura militar que gobernó Grecia entre 1967-1974, deberá enmendar las finanzas públicas y negociar con los líderes de la zona euro, que están perdiendo la paciencia con Atenas después de que dos rescates de miles de millones de euros, acordados desde el 2010, no han podido sacar al país de la crisis.

"La meta del Gobierno de unidad es enfrentar la crisis, abrir el camino del crecimiento y revisar los términos del rescate sin poner en riesgo la trayectoria europea del país, ni su pertenencia en la zona euro", dijo un documento sobre políticas aprobado por la coalición.

Samaras, de 61 años, juró en el cargo el miércoles después de que las elecciones del domingo pasado pusieron fin a semanas de incertidumbre que sacudieron los mercados financieros y amenazaron con llevar a Grecia a una salida de la zona euro.

Nueva Democracia venció por escaso margen el bloque radical de izquierda Syriza, que buscaba poner fin al último acuerdo de rescate financiero por 130,000 millones de euros. Syriza culpa a las exigencias de austeridad del plan de hundir al país cada vez más en la recesión.

Samaras dijo que abandonar el plan de rescate sería volver a la dracma, la ex moneda nacional de Grecia, y durante la campaña prometió aliviar el sufrimiento de los griegos mediante la renegociación de los términos del rescate con el objetivo de promover el crecimiento económico y el empleo.

El programa de la coalición interpela particularmente a Alemania, principal economía de la zona euro, que ofreció ajustar los términos del rescate para recuperar el tiempo perdido tras dos elecciones griegas desde mayo, pero que se niega a revisarlos radicalmente.

Según un funcionario de las partes involucradas en las negociaciones de la coalición, el programa incluye una prórroga de dos años a la fecha límite de 2014 para que Grecia reduzca su déficit fiscal a un 2.1% de la producción económica nacional, desde un 9.3% en el 2011.

Las autoridades griegas han dicho que la ampliación del plazo podría requerir entre 16,000 y 20,000 millones de euros extras en financiación extranjera.

Apoyo a regañadientes

El Gobierno también tratará de extender el pago de las prestaciones por desempleo a dos años a partir de uno, para ofrecer beneficios a los trabajadores autónomos sin trabajo y para limitar los despidos en el sector público, dijo el funcionario a Reuters.

Los prestamistas quieren que la cantidad de trabajadores del sector público se reduzca en 150,000 personas, principalmente a través de jubilaciones.

Grecia se enfrenta a la posibilidad de quedarse sin dinero en efectivo el próximo mes en caso de que no se realice una próxima entrega de financiación, la que debe ser aprobada por una "troika" de funcionarios de la Comisión Europea, Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijo que la troika visitará Atenas en los próximos días "para intercambiar puntos de vista con el nuevo Gobierno y empezar a evaluar lo que se ha hecho y lo que aún queda pendiente".

La Izquierda Democrática, un pequeño miembro de la coalición, dijo que espera que exista flexibilidad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"La troika básicamente quería que Grecia tuviera un Gobierno coherente, viable, lo que es ampliamente aceptado", dijo el portavoz del partido, Andreas Papadopoulos, a la radio NET.

"Pensamos que si la troika considera que un Gobierno está establecido, va a cambiar su postura en una serie de temas críticos", agregó.

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×