Obama y Romney en desacuerdo económico

Los candidatos a la presidencia de EU parecen hablar idiomas distintos en materia económica; te presentamos un glosario de las frases más utilizadas para defender y criticar sus propuestas.
obama romney estados unidos  (Foto: Especial)
ESTADOS UNIDOS, (AP) -

Si a veces parece que los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos hablan lenguas diferentes, la razón es simple: lo hacen. El presidente Barack Obama y Mitt Romney usan vocabularios distintos: cada uno emplea un glosario de campaña para definirse, criticar al otro y destacar sus opuestas filosofías económicas: ¿igualdad de oportunidades o libertad económica? ¿El bienestar social de la nación o lucha de clases? ¿Prefieres una economía donde cada quien avance por su propio esfuerzo o defiendes una intervención fuerte del gobierno?

El presidente ha tratado de presentarse como el defensor de la clase media. Afirma que Romney quiere perpetuar las fracasadas políticas económicas que favorecen a los intereses empresariales de los ricos y los privilegiados frente a los trabajadores comunes y corrientes. Obama acostumbra reprochar los alivios fiscales otorgados a los millonarios y multimillonarios y, con frecuencia habla de la importancia de respetar "las reglas del juego".

Romney se presentó como la encarnación del "Cambio Total". Un hombre práctico con 25 años en el sector privado que le han dado la experiencia ideal para reactivar una economía que según él va de mal en peor bajo la dirección del presidente.

Los discursos del candidato republicano están llenos de referencias patrióticas a los padres fundadores y regularmente menciona la "libre empresa" y la "prosperidad".

"En muchos sentidos, hay una línea estándar que sigue cada partido: los demócratas con su retórica de la clase obrera y los republicanos con su clase empresarial", dice Mitchell McKinney, profesor de comunicación en la Universidad de Missouri.

"Ambos están apelando a sus bases ... Obama tiene que abordar las disparidades en la economía sin parecer antiempresarial, anticapitalista ... Romney busca promover la creación de riqueza y la buena marcha del sistema capitalista, pero sin destacar sus desventajas. En ese sentido, ambos siguen líneas de expresión que tratan de seguir", agrega.

Ambos ya se han tropezado al alejarse de su línea retórica. Obama se retractó recientemente de su afirmación de que "el sector privado lo está haciendo bien". Romney cometió la osadía de decir que "las empresas son el pueblo".

McKinney cree que en los próximos meses, los candidatos, sus voceros y los comités de acción política de sus partidos repetirán ciertas palabras y frases "para que la nación llegue a aceptar su interpretación de los hechos como la realidad. Claramente, las palabras sí importan".

Por lo tanto, ¿qué palabras importan más? A continuación, algunos ejemplos del glosario económico de la campaña 2012, todavía en evolución:

LIBERTAD ECONOMICA: Dicho en otras palabras, "Gobierno, quítate del camino". Romney defiende la filosofía tradicional republicana de que mientras menos se involucre el gobierno, mejores serán las posibilidades de una economía floreciente. Romney comenzó un discurso con una anécdota de Milton Friedman, el apóstol de la teoría del libre mercado.

"Cuando él habla de la libertad económica y de salvar al país, lo religioso se entrelaza con lo económico. Es un mensaje muy poderoso: el Gobierno no debe intervenir en el libre mercado, un mercado regido por personas que tienen éxito por la gracia de Dios", considera David Frank, profesor en la Universidad de Oregon y experto en retórica presidencial. "

El mensaje también hace eco al del ex presidente Ronald Reagan, quien pronunció la célebre frase: "El Gobierno no es la solución al problema, el Gobierno es el problema".

AMNESIA COLECTIVA: Obama critica lo que a su juicio es una característica compartida por los republicanos que han defendido las políticas del laissez-faire (libre mercado), pero que han hecho caso omiso de los resultados. El presidente afirma que ellos ignoran el hecho de que la regulación inadecuada, un sector financiero irresponsable y un mercado libre que funcionaba sin controles llevaron a Estados Unidos a la peor crisis económica desde la Gran Depresión.

El tono de las palabras del presidente: hay que recordar la debacle financiera de 2008 y las teorías "quebradizas" que ayudaron a detonarla, sin olvidar que Romney y otros republicanos están ofreciendo más de lo mismo.

IGUALDAD DE OPORTUNIDADES: Es un tema central en la campaña de Obama. Su creencia es que el gobierno tiene un papel central en la creación de condiciones para la prosperidad, que la creciente brecha en los ingresos es peligrosa para la nación y que la receta para tener una clase media estable es darles a todos las mismas oportunidades de tener éxito.

Obama utilizó 15 veces alguna variante del término "justo" en su discurso de diciembre en Osawatomie, Kansas, donde reiteró su llamado a subir los impuestos a los ricos y rechazó el concepto de que los beneficios otorgados a los ricos acabarán por beneficiar a los pobres.

"El realmente quiere alcanzar la igualdad de oportunidades, el argumento de la equidad que tradicionalmente le ha funcionado muy bien a los demócratas", opina John Murphy, profesor asociado de la Universidad de Illinois y que se especializa en retórica presidencial.

SOCIEDAD DE OPORTUNIDADES: Una frase de herencia republicana y que Romney usa ahora para describir una sociedad en la que personas y empresas tienen éxito gracias al mérito propio y la libre empresa, no a un Gobierno que reparte prestaciones, independientemente de su esfuerzo.

Para esta filosofía, reducir el tamaño del Gobierno Federal es esencial. Reagan habló de una sociedad de oportunidades y el grupo Conservative Opportunity Society de Newt Gingrich (fundado en 1983) predicó la importancia de abandonar un "estado liberal benefactor" a cambio de uno enfocado en las oportunidades.

SOCIEDAD DE AYUDA SOCIAL O CENTRADA EN EL GOBIERNO: Romney critica las políticas de Obama al sostener que el presidente está transformando a Estados Unidos para que las personas dependan más del Gobierno porque la economía está produciendo menos. Romney usa expresiones como "la pesada mano del Gobierno" o "la bota invisible del Gobierno", que según él aluden a políticas que conspiran contra la libre empresa, "una de las mayores fuerzas del bien que el mundo haya conocido".

ARREGLATELAS COMO PUEDAS: Son las palabras que Obama ha usado para describir lo que, según él, le dicen los republicanos a quienes no pueden valerse por sí mismos. Su versión más corta: "Mala suerte". Dice que es la respuesta del Partido Republicano para quienes necesitan ayuda porque son pobres, no tienen seguro médico o están desempleados. Obama lo llama una "concepción muy estrecha de la libertad".

DARWINISMO SOCIAL: Es la etiqueta que algunos demócratas le han puesto al plan de austeridad fiscal del republicano Paul Ryan, quien preside la Comisión del Presupuesto de la Cámara de Representantes, y que busca una reforma amplia al programa gubernamental de asistencia médica para ancianos Medicare, recortes profundos en los servicios sociales y menores tasas impositivas. Muchos republicanos, entre ellos Romney, lo han apoyado como una forma de disminuir el gasto público. Muchos demócratas dicen que este enfoque ahogaría a los pobres que ya están en problemas, obligándolos a competir por recursos más escasos, mientras que los ricos prosperarán, mediante una cruel supervivencia económica del más apto. Obama calificó el plan como un "disimulado" darwinismo social.

GUERRA DE CLASES: Una crítica muy utilizada por Romney y otros republicanos contra el movimiento Ocuppy Wall Street y para aludir a las políticas de Obama contra la desigualdad del ingreso, en particular el plan de la Regla Buffett. La propuesta lleva el apellido del multimillonario Warren Buffett y busca que quienes ganen un millón de dólares al año o más paguen por lo menos el 30% de sus ingresos en impuestos. Buffett mismo cree injusto que él pague una tasa impositiva menor que la de su secretaria.

Romney acusa a Obama de tratar de avivar las envidias durante la campaña electoral al enfocarse en la brecha de ingresos. Obama argumenta que pedirle a los ricos que se sacrifiquen más para ayudar a otros en tiempos difíciles no es promover la lucha de clases, sino fomentar el bienestar de la nación.

Ahora ve
Esta aplicación te permitirá detectar daños cerebrales desde tu smartphone
No te pierdas
×