Operación Twist, ¿insuficiente?

La ampliación del programa de canje de bonos de corto y largo plazo podría reducir los préstamos; los créditos bancarios aumentaron sólo 1% respecto al año anterior en el primer trimestre.
Dolares Fed  (Foto: AP)
Stephen Gandel
Fortune -

El miércoles 20 de junio, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) dio a conocer el último esfuerzo para reducir las tasas de interés y abaratar los préstamos para personas y empresas, mediante una inyección de 267,000 millones de dólares. El programa es la ampliación de un plan que la Fed implementó el pasado otoño, bautizado como Operación Twist. Y las tasas parecen haber disminuido. La cuestión es si el programa de la Fed hará que los bancos quieran prestar, pues podría tener el efecto contrario. En la conferencia de prensa de la Fed, se le preguntó al Presidente, Ben Bernanke, si él pensaba que la ampliación de la Operación Twist afectaría la disposición de los bancos para otorgar préstamos. "He escuchado el argumento que al bajar las tasas de interés haces menos atractivo el préstamo", dijo Bernanke. "No creo que sea correcto". Al contrario, Bernanke sostuvo que mediante la reducción de las tasas del Tesoro, la Operación Twist hace que los bancos estén más interesados en prestar con el fin de obtener retornos más altos, en lugar de sólo dejar su dinero en bonos del gobierno.

Pero la cuestión no es tan sencilla. En primer lugar, no está claro que la elección de los bancos se limite a la disyuntiva entre bonos gubernamentales o préstamos. Basta con recordar el caso de la ballena de Londres. Pero incluso bajo la lógica de Bernanke, la estrategia Twist está fallando. A mediados de agosto pasado, cuando la Fed comenzó a insinuar la idea del plan Twist, el diferencial o spread entre las tasas de los bonos del Tesoro a 10 años y el préstamo hipotecario promedio era de 2.3 puntos porcentuales. El spread actual es de 2.3 puntos porcentuales, lo que significa que para los bancos no es más rentable prestar dinero hoy de lo que era hace 10 meses.

Por otro lado, la segunda ronda de compra de activos, la llamada QE2, sí pareció afectar la rentabilidad de los préstamos. Si bien no está claro que fuera un efecto positivo. Durante la implementación de la QE2, la diferencia entre las tasas hipotecarias y las tasas del Tesoro se redujo de 2.2 a 1.7 puntos porcentuales, haciendo que los préstamos fueran menos rentables.

Esto se puede considerar como una victoria para Bernanke. Pues la caída en los spreads de préstamos puede haber indicado que los bancos estaban dispuestos a conceder préstamos, incluso con menores ganancias.

La Operación Twist por el contrario, no parece estar teniendo un efecto similar. Los préstamos bancarios, por ejemplo, cayeron en el primer trimestre de este año, y han subido apenas 1% respecto al nivel que registraban en los tres meses previos a la implementación del plan Twist. Es posible que ello se deba a la debilidad de la economía, pero en términos del programa de estímulo de la Fed, el cambio o ‘twist' no ha sido grande.

 

  grafica-twist_1.jpg

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Gráfica comparativa del spread entre las tasas hipotecarias y las tasas de los bonos bajo la QE2 y la Operación Twist.

Fuente: Fortune/ Reserva Federal 

Ahora ve
Sin el TLCAN, los estadounidenses tendrían que pagar más por estos productos
No te pierdas
×