Europa propone, pero Alemania dispone

La canciller Merkel podría negarse a aprobar los eurobonos en la cumbre de esta semana en Bruselas; el Parlamento de Berlín avalará el pacto fiscal y el fondo MEDE, como lo pretende la líder alemana.
merkel  (Foto: CNN)
BERLÍN (Notimex) -

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, se reunirá este miércoles con el presidente francés, Francois Hollande, antes de la decisiva cumbre de la Unión Europea del jueves y viernes próximos, clave para el futuro de la zona euro.

En el desarrollo dramático de la crisis europea de las deudas soberanas, el lapso comprendido de estos tres días representa uno de los momentos de más alta tensión. En particular para la canciller alemana, las próximas 72 horas serán decisivas.

Merkel tiene en agenda una declaración de gobierno frente al Parlamento alemán acerca de las posiciones del país en la cumbre europea de Bruselas que inicia mañana, la aprobación del presupuesto público alemán para 2013 y el encuentro con Hollande.

A partir de mañana, Merkel, extrema defensora de la austeridad, será objeto de todas las presiones en la cumbre de Bruselas que se extenderá también al viernes.

Varios líderes europeos, tal y como el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, se expresaron a favor de la creación de una unión política y económica más integrada, cuyas semillas podrían nacer este fin de semana.

Sin embargo, en un encuentro a puertas cerradas con representantes del partido liberal que tuvo lugar la noche del martes pasado, Merkel habría dicho que no habrá eurobonos "mientras que yo esté viva".

Aunque la declaración no fue ni confirmada ni desmentida, en los medios fue acogida como una advertencia de la canciller federal al resto de Europa de que no cambiará su posición.

De vuelta desde Bruselas, el viernes por la noche todo el mundo estará mirando hacia Berlín donde está prevista la votación de la ley que prevé la introducción del Pacto Fiscal y del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

La votación será precedida por otra declaración de Gobierno de la canciller federal frente al pleno del Parlamento en Berlín, donde Merkel busca sentar ejemplo en Europa y aprobar con una amplía mayoría de dos tercios de la asamblea, su receta contra la crisis.

Los ensayos de voto realizados antes de esta fecha hasta ahora tuvieron éxito: en la fracción conservadora de la Unión (CDU y CSU) se alcanzó un número de votos suficiente al registrar sólo 11 papeletas en contra y una abstención.

Entre los liberales, socios minoritarios del Gobierno de Merkel, no hubo ensayo de voto, pero sólo un puñado de críticos guiados por el euroescéptico Frank Schäffler se manifestaron en contra.

Entre los socialdemócratas, principal partido de la oposición, el voto a favor fue prácticamente unánime. Así las cosas, y si no hay sorpresas, la canciller debería alcanzar el viernes su objetivo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para sentar ejemplo en Europa, el Consejo de Ministros alemán aprobará este miércoles el presupuesto público alemán para el 2013, el primero que, con tres años de adelanto sobre el calendario que la misma canciller federal impuso, cumplirán con el "freno de la deuda" y un déficit del 0.35%.

En la cumbre de Bruselas también el primer ministro italiano, Mario Monti, "negociará a ultranza" para salvar al euro. "No podemos permitir que sea destruida la extraordinaria obra de la construcción europea", declaró el mandatario el martes pasado ante la Cámara de diputados.

Ahora ve
Al cierre del año, la Fed sube su tasa de interés y el pronóstico de crecimiento
No te pierdas
×