Europa quiere calmar a los mercados

Los líderes europeos intentarán convencer a los inversores de que hay estabilidad pese a la crisis; la Cumbre en Bruselas pretende aprobar 130,000 mde para estimular la economía en la eurozona.
merkel y draghi  (Foto: CNN)
BRUSELAS (Notimex) -

La Cumbre en Bruselas será el enésimo intento de los gobernantes de la Unión Europea para convencer a los mercados de su estabilidad, pese a los recientes pedidos de rescate de más de dos de sus países, España y Chipre.

Los líderes discutirán este jueves y viernes una hoja de ruta para crear una unión fiscal y bancaria en la zona del euro y para relanzar el crecimiento y el empleo.

"El desafío para este Consejo es, más que nunca, enviar una clara y concreta señal de que estamos haciendo todo lo necesario en respuesta a la crisis", señaló el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en la invitación enviada a los jefes de Estado y de gobierno de los Veintisiete. 

Con esas ayudas, aprobadas oficialmente el miércoles pasado por los ministros de Finanzas de la unión monetaria, ya suman cinco los países europeos que han tenido que recurrir a los fondos de rescate para hacer frente a sus problemas financieros.

Sobre la mesa estará un informe elaborado por Van Rompuy y los presidentes de la Comisión Europea, del Banco Central Europeo (BCE) y del Eurogrupo, en el que esbozan su visión para una nueva zona del euro, anclada en una unión fiscal y bancaria que permita, a largo plazo, la emisión conjunta de deuda.

Sin entrar en detalles, el documento de siete páginas propone crear para la zona del euro una especie de "Ministerio de Finanzas", con poderes para corregir los presupuestos nacionales y limitar la emisión de deuda, además de crear un Tesoro europeo y de conceder al BCE poderes de supervisor bancario único, con capacidad de intervención preventiva en todas las entidades europeas.

No se esperan conclusiones al respecto durante esta cumbre sino un acuerdo político sobre la dirección a seguir para alcanzar esos objetivos, explicó Van Rompuy.

El líder europeo es consciente de que el plan suscita divergencias y que su implementación implicará en un largo y difícil proceso que sólo se concluirá en "la próxima década".

No obstante, Van Rompuy sí confía en cerrar en el primer día de la cumbre los detalles de un "pacto por el crecimiento y el empleo", que deberá incluir la movilización de 130,000 millones de euros para impulsar medidas capaces de estimular la economía a corto plazo, como han propuesto Italia, Alemania, Francia y España.

Entre esas medidas, las autoridades europeas podrían optar por incrementar el capital del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y crear bonos europeos para financiar proyectos de infraestructuras.

La agenda de la cita aún incluye una discusión sobre el presupuesto plurianual de la Unión Europea para el período entre 2014 y 2020, con el que Van Rompuy pretende orientar los gastos comunitarios de manera a generar crecimiento y empleos.

La doble jornada europea se concluirá con un almuerzo de trabajo restricto a los socios del euro, del que participará el presidente del BCE, para tratar los temas de exclusivo interés de la unión monetaria.

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×