Tras acuerdo de UE, es turno de bancos

Inversores esperan de los bancos centrales medidas para contener preocupaciones por la economía; el continuo estado de crisis demuestra que las acciones de los gobiernos no crean gran impacto.
Bancos  (Foto: Thinkstock)
LONDRES, (CNN) -

Durante la próxima semana los ojos de los mercados caerán de forma inevitable sobre los bancos centrales esperando algún tipo de medidas similares a las emitidas por los líderes europeos en la última cumbre de la Unión Europea (UE). Las autoridades monetarias en Europa, Reino Unido, Australia y Suecia tienen previstas reuniones para tratar la política monetaria. Además se espera una lluvia de indicadores, dominada por los reportes de nóminas publicados el viernes 29 de junio en Estados Unidos y una serie de encuestas del sector manufacturero y de servicios, que apuntarían a una desaceleración a ambos lados del Atlántico.

"La economía mundial se está desacelerando y los mercados están cada vez más impacientes a la espera de un impulso importante de política monetaria", dijo Andrew Milligan, Jefe de estrategia global de Standard Life Investments.

La crisis de deuda en Europa, el enorme ajuste presupuestario que enfrenta Estados Unidos -denominado "el precipicio fiscal"- y la transición política y reforma económica en China, muestran que las acciones que los gobiernos pueden tomar tienen un impacto limitado.

Pero salvo una posible baja en la tasa referencial del Banco Central Europeo, la desaceleración podría no ser lo suficientemente aguda como para motivar respuestas más radicales para contener las crecientes preocupaciones sobre la economía, por parte de los bancos centrales del mundo.

"Puede ser que la economía mundial tenga que enfriarse más antes de los bancos centrales respondan", dijo Milligan.

Expectativas después de la tormenta

Al comenzar el tercer trimestre, la mayoría de los activos estarán apenas sanando las heridas que les causó un complicado inicio de año.

Los activos más seguros entre los seguros para los inversores -los bonos del Tesoro estadounidense y el dólar- dominaron las ganancias del trimestre que termina, aunque la deuda de los mercados emergentes no lo hizo mal.

El dólar comparado con la canasta de monedas más importantes subió un 4.8% en el segundo trimestre, mientras que el precio del bono del Tesoro de Estados Unidos a 10 años retornó un 6.8%.

Los mercados bursátiles globales, medidos por el índice mundial de acciones MSCI, cayeron 8% después de haber subido 11% en el primer trimestre del año, cuando los bancos centrales ampliaron los flujos de liquidez.

Los peores desempeños del trimestre esconden algunas divergencias regionales: el índice S&P 500 de acciones estadounidenses bajó cerca de 5.7%, mientras que el promedio Nikkei de Japón retrocedió 11%.

En la zona euro, donde la crisis política en Grecia y los problemas de la banca española marcaron el periodo, el índice STOXX Europe 600 terminó con un descenso de alrededor de 5.4%. El español IBEX cayó un 13.7%.

Respuesta de bancos centrales

Los mercados deberían tener un animado inicio de trimestre después del sorpresivo acuerdo de los líderes europeos para rebajar los costos de financiamiento de Italia y España, y eventualmente recapitalizar a los bancos de la región.

La atención de la próxima semana se enfocará en la reunión del Banco Central Europeo del jueves 5 de julio, que alberga una creciente expectativa de un recorte en los tipos referenciales.

"En general hay una fotografía de un panorama de debilidad en el área del euro y una contracción que continuará probablemente en el tercer trimestre, por lo que el BCE tendrá que reaccionar", dijo Thomas Costerg, economista para Europa de Standard Chartered Bank.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Costerg, espera que el BCE recorte su tasa en 25 puntos base a un mínimo histórico de 0.75%. "Por encima de todo, la cumbre no aborda todos los riesgos, en particular los riesgos sobre el crecimiento", dijo el economista.  

También se espera un relajamiento por parte del Banco de Inglaterra el mismo día, pero probablemente será a través de la compra de bonos de Gobierno por un monto adicional de 50,000 millones de libras (77,500 millones de dólares).

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×