Economía mexicana, sin daño por elección

El grupo Financiero Santander negó que el tipo de cambio y la Bolsa mexicana se vean afectados; el banco BX+ indicó que los inversionistas no están preocupados por el resultado electoral.
voto libre  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Grupos financieros sostuvieron que las variables económicas del país se mantuvieron ajenas a las campañas políticas, por lo que la economía mexicana llegó en un buen momento a la jornada electoral. En lo referente a la actividad económica y las condiciones de los principales indicadores financieros, "podemos afirmar que la economía llega a esta cita política en buen momento", consideró el Grupo Financiero Santander.

De hecho, dijo, a diferencia de lo ocurrido en las dos ocasiones anteriores, el comportamiento de variables financieras como el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el tipo de cambio y las tasas de interés, lucen "completamente ajenos" a la cuestión política y más bien han respondido a la compleja situación en el ámbito internacional.

Hoy la economía muestra signos de fortaleza que estimamos se sostendrán en lo fundamental en los próximos meses, resaltó Santander.

Destacó que las cuentas externas están en orden, la reserva internacional del Banco de México se encuentra en niveles máximos históricos y el saldo de la deuda externa pública se ubica prácticamente en el mismo nivel de los últimos tres años.

"Considerando el escenario de la severa crisis financiera internacional que generó un impacto considerable a finales de 2008 y en algunos meses de 2009, la respuesta de la economía ha sido por demás favorable", resaltó.

Para CI Banco, variables como el peso seguirán operando en un amplio rango, en tanto no se confirmen mejores datos económicos en Estados Unidos y se concreten acciones en Europa que retomen la confianza de los inversionistas.

Mientras que, para el director ejecutivo de Análisis y Estrategia en Grupo Financiero BX+, Carlos Ponce Bustos, los inversionistas internacionales siguen sin mostrar mayor preocupación por el resultado electoral.

Por  su lado, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) confía en que una vez concluido el proceso electoral, no debería haber incertidumbre, ya que los cuatro candidatos presidenciales coinciden en seguir acciones que fortalecen la estabilidad macroeconómica y contribuyen para un crecimiento de la actividad económica.

Estas acciones que mantienen la estabilidad incluyen mantener a un sólo mandato del Banco de México (Banxico), no rebasar los niveles actuales de deuda pública y estimular la inversión y el empleo, apuntó el CEESP.

El organismo destacó en su publicación semanal "Análisis económico ejecutivo", que los temas anteriores forman parte de la agenda presentada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), y coinciden con la agenda para el crecimiento de todos los candidatos.

El CEESP enfatizó que el objetivo es crecer, independientemente de quién sea el próximo Presidente. El compromiso con el país es llevarlo a tener elevados niveles de bienestar y desarrollo.

Debido a esto, la primera tarea del próximo Presidente, de acuerdo al organismo, consiste en analizar cada uno de los beneficios que generan las propuestas de cambio que requiere el país para crecer en forma acelerada en el mediano y largo plazo con el objetivo de elevar el bienestar de la población.

El CEESP se mostró optimista pese a la actual situación económica a nivel mundial. Aún con los desequilibrios en Europa y la debilidad en la recuperación de Estados Unidos, el organismo mencionó que las condiciones parecen ser favorables al país.

"El hecho de que la economía estadounidense siga creciendo, aún cuando lo haga a un ritmo moderado, implica que su demanda por bienes mexicanos se mantiene", afirmó en su publicación semanal.

Y con los recientes indicadores de la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe (Cepal) que reportaron los costos laborales de China superiores a los de México,  el país se considera más competitivo frente a una de las economías más fuertes.

Añadió que el tema que pareciera generar un entorno negativo para la economía mexicana es la reciente baja en la calificación anunciada por Moody's de 10 bancos en México.

No obstante, más que ver el vaso medio vacío, este entorno podría interpretarse de manera positiva para México ya que la baja en la calificación en México fue menor a la que sufrieron otras instituciones en el mundo. En términos relativos, de acuerdo al organismo, México tuvo una mejora.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ante dicha situación, consideró fundamental aprovechar la coyuntura para insistir en instrumentar las medidas que estimulen la inversión y la productividad con el objetivo de consolidar la fortaleza del país y lograr un ritmo de crecimiento suficiente que contribuya para la creación de empleos formales y mejorar la distribución del ingreso.

 

Ahora ve
Colombia captura a Juan Carlos Mesa, uno de los narcotraficantes más buscados
No te pierdas
×