Festejaban por manipular la tasa Libor

Los operadores de Barclays accedían sin problema a manejar el indicador junto con otros bancos; en los mensajes relevados se lee que incluso brindaron para celebrar una de las operaciones.
barclays  (Foto: CNN)
Maureen Farrell
NUEVA YORK -

¿Alguna vez tuviste la sensación de que los mercados financieros son simplemente un juego mañoso en el que la casa (es decir, los bancos más grandes del mundo) siempre gana? Pues al leer los mensajes y correos electrónicos que intercambiaban los operadores de Barclays sobre sus intentos a menudo exitosos de manipular las tasas de interés de referencia se reafirma esa creencia. Entre 2005 y 2008, estos operadores o traders influyeron en la fijación de precios de la tasa Libor (London Interbank Offered Rate), un índice de referencia que establece los precios de valores valuados en hasta 800 billones de dólares e influye en otras tasas de referencia.

Las tasas Libor son fijadas diariamente por los reguladores bancarios británicos, quienes reciben cotizaciones de hasta 18 bancos sobre lo que les cuesta pedir prestado en los mercados públicos cada día.

Los emails y mensajes de texto de los operadores se hicieron públicos como parte de un arreglo extrajudicial por 453 millones de dólares que Barclays acordó con los reguladores de Estados Unidos y el Reino Unido por su papel en la manipulación de la tasa Libor.

De acuerdo a los documentos presentados como parte del acuerdo del banco británico con la Comisión de Comercio de Futuros de Mercancías de Estados Unidos  (CFTC), los operadores de intercambios swaps de tasas de interés en Nueva York y Londres les pedían a los empleados de Barclays y al personal de otros bancos que movieran las tasas en direcciones que favorecieron sus posiciones de negociación.

Los acuerdos extrajudiciales a los que llegó Barclays con la CFTC y el principal regulador bancario de Reino Unido sacan a la luz correos electrónicos de personal de Barclays y operadores de otros bancos cuyos nombres todavía se desconocen.

En el lenguaje de los operadores se le llama "fijaciones" (fixings) a las cifras usadas para calcular la tasa Libor. Los reguladores bancarios utilizan esa información remitida por los bancos para fijar la tasa, y tradicionalmente eliminan las cifras más altas y más bajas del costo de los préstamos. 

En un correo electrónico con fecha del 22 de noviembre de 2005, un operador senior en Nueva York escribió a un operador en Londres:

"¡TENEMOS QUE HACER QUE NOS ELIMINEN DE LAS FIJACIONES MAÑANA! Necesitamos un fix de 4.17 a 1m (una fijación baja) Y necesitamos una fijación de 4.41 a 3m (una fijación alta)". 1m y 3m se refieren a las tasas Libor de un mes y tres meses.

Casi seis meses después, el 1 de febrero de 2006, otro operador de Nueva York le pide a un operador de Londres que mantenga baja la tasa Libor a tres meses hasta que el banco pueda deshacerse de su posición:

"Necesitas analizar bien la escalera de fijación. Necesitamos que la tasa a 3m permanezca baja durante los próximos 3 sets y entonces creo que habremos salido completamente de nuestra posición en el Libor a 3m. Luego ya puedes subir. [El remitente, la persona del banco encargada de remitir la tasa] tiene que volverse loco subiendo el Libor a 3m."

Para los consumidores, la reducción de las tasas sobre hipotecas, préstamos para automóviles y préstamos estudiantiles dictadas por el Libor es motivo de celebración. Y en muchos casos, los operadores de Barclays actuaron para empujar las tasas hacia abajo, pero no lo hacían así siempre:

"Tenemos otra gran fijación mañana y con el movimiento del mercado esperaba que  pudiéramos fijar las Libor a 1M y 3M lo más alto posible", pidió el 31 de mayo de 2006 un operador en Nueva York a una de las personas encargadas de remitir las tasas del banco a los reguladores británicos.

Al leer las respuestas de los reguladores, parece que a estas personas encargadas de remitir las cifras les complacía satisfacer las solicitudes de los operadores.

"Por ti... cualquier cosa. Voy a fijarla en 78 y 92.5. Es difícil bajar más que eso", escribió uno de los responsables de remitir las tasas del banco en respuesta a la petición de un operador de fijar hacia arriba la tasa Libor a un mes y hacia abajo la Libor a tres meses.

Las respuestas de otros dos remitentes de las tasas son parecidas: "Feliz de ayudar, déjamelo a mí" y "Hecho... por ti, lo que sea...".

Y al parecer hacer esos favores tenía sus recompensas. Se descorchaba hasta champaña, a juzgar por otro correo electrónico: "Amigo, ¡te debo una grande! Pasa un día después del trabajo y abriremos una botella de Bollinger".

Los correos claramente exhiben la complicidad entre los bancos. Un ex operador de swaps de Barclays envió a Barclays una petición de ayuda de otro banco en relación a sus posiciones de derivados.

Operador senior de swaps en euros: "Hoy se avecina una importante fijación en la tasa a un mes, y me ayudaría mucho que fuera baja, gracias".

Remitente de las tasas: "Haré todo lo posible".

Operador senior de swaps en euros: "porque estoy consciente de que otros bancos necesitan una fijación muy alta...pero si pudieras empujarla muy baja me sería de gran ayuda".

Mientras tanto, según documentos de la CFTC, una vez que comenzaron a aparecer artículos sobre una posible manipulación del Libor en The Wall Street Journal en abril de 2008, un gerente senior de la sala de Tesorería de Barclays le dijo a un oficial de la Asociación de Banqueros Británicos en una llamada telefónica que el banco no había estado reportando con precisión las cifras para calcular la tasa Libor, pero insinuó que Barclays no era el peor de los infractores: "Estamos limpios, pero limpios con mácula, no tanto limpios-limpios". A lo que el representante de la Asociación de Banqueros Británicos respondió, "nadie está limpio-limpio".

En otro incidente, operadores de varios bancos intentaron influir en la tasa para contractos de futuros que vencían en marzo de 2007. Para lograrlo, un operador les pidió a los operadores de otros tres bancos que empujaran esas tasas en una dirección específica. Los extractos de una conversación por mensajería instantánea de un operador, denominado "E", dicen lo siguiente:

"Si sabes guardar un secreto, te subo al tren. Vamos a empujar la tasa hacia abajo el día imm..." Con el día imm, se refiere a uno de los cuatro días al año en que se fijan los contratos de futuros.

"Si dices una palabra de esto, ya  nunca te diré nada...".

Después de que los operadores comprobaron que sus intentos por influir en las tasas fueron exitosos, el operador "E" escribe otra vez por mensajería instantánea: "Así es como se hacen este tipo de negocios, no se habla mucho, se preparan durante dos meses... el truco es que no debes hacerlo solo...".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De acuerdo a los documentos de Barclays, el Libor y otras tasas de referencia fueron manipuladas entre los años 2005 y 2009. Dado que el acuerdo extrajudicial fue anunciado la semana pasada y algunos documentos se hicieron públicos, las repercusiones en la cúpula del banco no se hicieron esperar.

El Director Ejecutivo, el Director Operativo y el Presidente de Barclays han dimitido esta semana. Pero es demasiado pronto para saber si el banco logrará con eso dar carpetazo al escándalo, o si el daño podría ser todavía peor para otros bancos.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×