Sr. China, el gurú de Silicon Valley

Liam Casey es conocido en el mundo tecnológico por conectar a firmas de EU con fábricas chinas; su empresa PCH Internacional consigue servicios de manufactura en Asia para conocidos ‘gadgets’.
Mr. China  (Foto: CNN)
Laurie Segall
NUEVA YORK -

Seguramente nunca has oído hablar del empresario de origen irlandés Liam Casey, pero probablemente llevas contigo un gadget con piezas o accesorios fabricados por la empresa de manufactura de Casey, PCH Internacional. Los empleados en Silicon Valley lo llaman 'Sr. China'. Lleva tres iPhones (uno para cada una de sus líneas telefónicas: estadounidense, irlandesa y china), pero no tiene un hogar verdadero.

Vive en hoteles alrededor del mundo, viajando constantemente a medida que hace malabares con la logística de la cadena de suministro para algunos de los fabricantes de dispositivos más exigentes del mundo. La semana pasada su itinerario fue: Nueva York, Hong Kong, China, Londres e Irlanda.

Casey es reservado acerca de su cartera de clientes, pero la lista de proveedores de Apple en 2011 tenía el nombre de PCH escrito, y una fuente con conocimiento de las operaciones de fabricación de Square dice que PCH fabricó las primeras versiones del dispositivo de pago móvil.

Entonces, ¿cómo alguien que creció en un pequeño pueblo de Irlanda -y que aún no habla chino- se convirtió en el hombre destacado de la industria de alta tecnología en Asia? Todo comenzó con un año sabático.

Después de trabajar en la industria del vestido durante una década, Casey se mudó a California, donde trabajó para una empresa comercial cuya actividad se enfocaba en componentes de computadora.

"Vi una gran oportunidad cuando observé lo que estaban haciendo, importando componentes desde Asia hacia Estados Unidos. Era muy complejo y muy confuso", dice Casey".

Fue entonces cuando concibió la idea de PCH Internacional, nombrada en honor de la Pacific Coast Highway, una ruta estadounidense.

Casey pasó dos años conociendo fábricas en China y haciendo contactos.

"Fue un reto al principio, pero una vez que llegué a construir la relación, la confianza con la gente; ellos fueron muy amables. La gente china es muy ambiciosa y emprendedora, y quieren hacer negocios para ti", comparte.

El ex director de diseño industrial de Apple y que ahora dirige su propia empresa de diseño de productos, Robert Brunner, describe a Casey como el hombre "a quien recurrir" para los empresarios que tratan de navegar a través de la cadena de suministro de Asia. La firma de Brunner, Ammunition Group, utiliza frecuentemente a PCH para fabricar sus diseños.

"Estoy asombrado por la gran cantidad de veces que voy a ver una empresa y Liam aparece", indica.

La ventaja competitiva de PCH es su vasta red de conexiones y su enfoque "agnóstico empresarial", dice Brunner. En lugar de dirigir su propia planta de fabricación, PCH normalmente trabaja con una colección de socios, aprovechando las fortalezas de las diferentes fábricas locales.

"Cuando llega una oportunidad, puede descifrar cuáles son las personas adecuadas para fabricarla", agrega Brunner.

Los clientes de Casey incluyen a algunas de las firmas más grandes y emblemáticas de la industria de la tecnología, pero el año pasado, lanzó un nuevo programa 'Acelerador PCH' para ayudar a las pequeñas empresas a comprender el proceso de manufactura china.

Julia Hu, quien construyó un reloj despertador silencioso basado en un iPhone llamado Lark, fue un conejillo de indias del programa. Como una ingeniera capacitada en Stanford, Hu tenía el concepto del dispositivo, pero poca idea de cómo convertir su diseño en papel en un prototipo funcional.

"Había pasado casi nueve meses buscando el socio adecuado, porque me di cuenta de lo importante que era", dice. El nombre de Casey seguía surgiendo así que le envié un correo electrónico. Él respondió casi al instante y estuvo dispuesto a reunirse con Hu apenas dos días después.

La asociación 'hizo clic', y el dispositivo que PCH ayudó a Hu a construir fue lo suficientemente impresionante como para ser detectado por el radar de Apple. La compañía acordó ser un minorista de Lark, presentando el reloj despertador en sus estantes de las tiendas de Apple.

"Sin Liam, Lark sin duda no estaría donde está ahora o lo estaría dentro de algunos años. Liam es una de las personas más genuinas y capaces, que realmente construye puentes sobre esa brecha que consiste en llevar una idea a la realidad",  considera Hu.

Casey está tratando de construir muchos más puentes. Está comenzando un agresivo plan de expansión.

A principios de este mes, PCH adquirió la firma de ingeniería y desarrollo de productos Lime Labs, una pequeña pero influyente incubadora. Su cofundador, Kurt Dammermann, es el ex director de desarrollo de productos de Design Within Reach y anteriormente trabajó en el equipo de desarrollo del iPod de Apple. La adquisición le da a PCH un laboratorio de prototipos en San Francisco y un equipo de diseñadores e ingenieros calificados para dirigirlo.

La compañía también está avanzando a nivel mundial. La semana pasada, PCH anunció su intención de ampliar su personal desde sus actuales 1,300 empleados a 3,000.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Casey -quien tiende a responder a correos electrónicos en cuestión de nanosegundos- se está moviendo con su acostumbrada urgencia. Quiere tener a todos los nuevos empleados trabajando a mediados de agosto.

"Estamos realmente emocionados en este momento porque el hardware es cada vez más popular. La gente dejo de hacer cosas hace alrededor de 10 o 15 años. Ahora están comenzando a volverse inquisitivos y curiosos otra vez", dice Casey.

Ahora ve
Con Guillermo del Toro a la cabeza, así quedan las nominaciones a Globos de Oro
No te pierdas
×