Mercado interno, prioridad para 2013

México debe fortalecerse internamente para enfrentar una probable desaceleración de EU: analistas; la inyección de liquidez por parte de la Fed no ha logrado revitalizar su alicaída economía, dicen.
dolares en maquina contadora  (Foto: CNN)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La próxima administración federal en México deberá establecer políticas que impulsen al mercado interno y permitan al país enfrentar de mejor forma una eventual desaceleración de la economía de Estados Unidos, consideraron analistas.

Hasta hoy los estímulos monetarios que ha aplicado la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) para revitalizar su alicaída economía no han funcionado con la celeridad que se requiere y se corre el riesgo de que los temores de una "trampa de liquidez" en EU se concreten, advierten economistas.

"La duda que todo mundo tiene en la cabeza es si la economía de EU se encuentra en una trampa de liquidez, una situación en la cual las tasas de interés por más que se estén reduciendo ya motivan un crecimiento adicional en la economía", dice Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank México.

"De consolidarse la expectativa de lograr la aprobación de reformas estructurales a finales de la actual administración o inicios de la próxima, sin duda contrarrestaría una desaceleración por la parte de EU", agrega Janneth Quiroz, economista senior del Grupo Financiero BX+.

Sin duda sí habría un efecto negativo para México si se desacelera la economía de Estados Unidos por un menor gasto del Gobierno, pero sería compensado por la parte interna, indicó el analista.

La agencia Fitch Ratings informó este martes que mantiene la calificación ‘AAA' para la deuda a largo plazo de Estados Unidos con un panorama negativo, citando una economía diversificada y rica que es debilitada por la incapacidad del Gobierno para lograr acuerdos sobre medidas de reducción del déficit fiscal.

"La incertidumbre sobre las políticas de impuestos y gastos asociadas con el denominado 'abismo fiscal' pesan sobre el panorama económico de corto plazo", dijo Fitch en un comunicado.  

Mario Correa, de Scotiabank, adviertió que la economía de EU no ha logrado resolver muchos de los desequilibrios que se generaron en años anteriores y eso limita el crecimiento económico que pueda estar alcanzando.

"Durante muchos años han estado viviendo de prestado, por decirlo de forma simple, y ya no pueden seguir con ese mismo patrón. Llega un momento en que tienen que pagar todo lo que han consumido en exceso y muchos de esos desequilibrios que se han generado en la economía hoy en día impiden que se dé un crecimiento más sano y elevado", puntualizó.

El panorama para EU el próximo año luce complicado. Este país enfrenta el reto de reducir su déficit fiscal de 8.5% a 5.5% de su PIB para 2013; esta diferencia implica un ahorro de 426,000 millones de dólares, cantidad que es equivalente al Producto Interno Bruto de Argentina o Noruega, de acuerdo con BX+.

Al cierre de este año se retomará la discusión sobre el déficit después de que se hayan celebrado las elecciones presidenciales del 6 de noviembre. Si para entonces no se alcanza un acuerdo, se realizarán los recortes automáticos previstos en la Ley de Control del Presupuesto, expone BX+.

Si este panorama se presenta, las medidas de austeridad podrían tener un impacto sobre el PIB de EU de alrededor de 4%. Para aminorar este choque negativo en la economía, las autoridades harán uso de herramientas de política monetaria.

¿Trampa de liquidez en puerta?

Una economía cae en una "trampa de la liquidez" cuando la política monetaria se vuelve totalmente ineficaz para revivirla y sacarla del estancamiento, de tal forma que las inyecciones masivas de liquidez y la consecuente disminución de las tasas de interés no tienen efecto sobre las decisiones de los agentes en la economía, y la demanda interna no responde más al estímulo monetario, explica Moody´s Analytics.

Para que se dé este escenario se necesita que la economía se encuentre estancada o en recesión, que no responda al estímulo y que exista deflación. Éste último factor es importante, ya que explica que los agentes en la economía no respondan al estímulo monetario precisamente porque posponen sus decisiones de consumo e inversión ante la caída continua de los precios.

Es decir, no compran hoy porque esperan que los precios sean más baratos en el futuro, lo cual deprime aún más a la economía.

Por lo tanto, la economía de EU no se encuentra en un estado de "trampa de la liquidez", al no tener estancamiento y no existir deflación. Funciona a baja velocidad, los consumidores son cautos pero gastan y sí existe inflación, aunque baja.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base, considera que los efectos de inyectar tanta liquidez suponen un incentivo al consumo e inversión. "Al haber más dinero en la economía, la tasa de interés -que es el costo del dinero- debe disminuir y propicia que se den más inversiones".

Sin embargo, hay efectos colaterales como el que este exceso de liquidez se vaya a la compra de algunos activos que, como en el caso del oro, han subido a máximos históricos y empiezan a generar ciertas burbujas especulativas.

En su opinión en EU la gente no está consumiendo y "aunque no existe una crisis de confianza como tal los niveles de desempleo en ese país generan incertidumbre. Las compras ahora son más pensadas y el endeudamiento es más cauteloso, lo que resta optimismo a la recuperación".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En Estados Unidos el consumo representa casi tres cuartas partes del PIB y una gran parte de ese consumo se lleva a cabo mediante apalancamiento, pero "si las personas ven que sus conocidos continúan sin empleo o más aún en algunos están desalentados en encontrarlo, procurarán hacer compras que tiendan sólo a lo necesario, dando lugar a un mayor ahorro precautorio".

Para Janneth Quiroz, de BX+, la economía de EU no ha caído en una "trampa de liquidez". Los estímulos monetarios no funcionan tal vez a la velocidad que esperarían los mercados -sobre todo por la menor demanda de países europeos- y eso los ha mantenido nerviosos, tensos".

Ahora ve
Esta fotógrafa quiere romper el estereotipo de los hombres árabes
No te pierdas
×