Europa: el ilusorio plan de Estabilidad

Analistas califican al Mecanismo Europeo de Estabilidad como insuficiente para rescatar economías; el tratado que aún no entra en vigor ya tiene en su lista la deuda española y la ayuda a Chipre.
MEDE  (Foto: Photos to Go)
Ben Rooney
NUEVA YORK -

Europa se juega mucho con su última herramienta para estabilizar la unión monetaria del euro, pero hoy hay más preguntas que respuestas sobre el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

El MEDE es un fondo permanente de rescate que tendrá una capacidad máxima de préstamo de 500,000 millones de euros (mde). Está diseñado para reemplazar al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, que ha respaldado los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda.

Algunos políticos de la eurozona han dicho que el MEDE entrará en vigor el lunes 09 de julio, pero el tratado aún tiene que ser ratificado por los 17 gobiernos de la zona euro.

Se espera que el Tribunal Constitucional alemán examine la legalidad del MEDE en esta semana, en tanto que el parlamento de la nación aprobó el tratado a principios de este año. El parlamento italiano aún no lo ha ratificado.

El MEDE es fundamental para los planes anunciados en junio por los líderes de la UE que buscan romper el "círculo vicioso" entre los bancos y los gobiernos, un círculo que amenaza con derribar una de las mayores economías de la región.

Sin embargo, parece haber cierto desacuerdo sobre las puntuales facultades del MEDE, en especial en materia de compra de bonos gubernamentales y rescate a los bancos. Tampoco está claro si el MEDE tiene suficiente dinero para lograr todos sus objetivos.

Los ministros de Finanzas de la zona euro, en la reunión del Eurogrupo, acordaron la noche del lunes los términos de un programa de rescate para los bancos españoles. El acuerdo debe ser aprobado por los parlamentos de las 17 naciones de la eurozona, pero el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, dijo que espera que un primer tramo de 30,000 mde se entregue a finales de mes.

Dado que el MEDE todavía no existe, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera aportará los fondos iniciales, explicó Juncker. El dinero se destinará al fondo de rescate bancario de España, lo que significa que la deuda no recaerá en el Gobierno.

Bajo esta situación, la preocupación es que el acuerdo enfrente oposición al abrirse camino en los parlamentos de la zona euro. Algunos políticos de los países con un enfoque fiscal más conservador han exigido que el Gobierno español garantice los préstamos de rescate, de forma que sea éste el responsable directo de la deuda.

"La credibilidad del paquete de rescate para España ha sido puesta en duda incluso antes de que los préstamos se hayan desembolsado", advierte Nicolás Spiro, Director de la consultora londinense Spiro Sovereign Strategy.

Además de la recapitalización de los bancos, los líderes de la UE acordaron el mes pasado darle mayor flexibilidad al MEDE para intervenir en el mercado de deuda soberana. El objetivo es aliviar los costos de financiamiento para los gobiernos de la zona euro que atraviesan reformas económicas. Pero queda por ver si el MEDE es lo suficientemente grande para respaldar efectivamente los mercados de bonos en España e Italia.

Aunque con el tiempo tendrá una capacidad de préstamo de hasta 500,000 mde, el MEDE no contará con ese capital desde el primer día. Bajo el tratado, el MEDE tendrá 80,000 mde en efectivo, que aportarán los gobiernos de la eurozona en cuotas de 16,000 mde durante los próximos años. Los restantes 420,000 mde serán capital "exigible," lo que significa que se pagarán cuando sea necesario.

"Los fondos de estabilidad sin fondos son tonterías", señala Carl Weinberg, principal economista de High Frequency Economics, una firma de investigación en Valhalla, Nueva York.

Spiro tampoco está convencido, incluso considerando su capacidad total, el MEDE es "deplorablemente insuficiente", dice. Los 500,000 mde del MEDE equivalen aproximadamente a una sexta parte de los bonos en circulación emitidos por España e Italia, advierte. "Batallaría para cubrir a España, ya no digamos Italia".

Peor aún, gran parte de los recursos del MEDE ya están comprometidos.

El MEDE asumirá en última instancia la responsabilidad de la recapitalización de los bancos españoles, que podría costar hasta 100,000 mde. También respaldará -junto con el Fondo Monetario Internacional- un segundo rescate por 130,000 mde para Grecia. El rescate de Chipre podría consumir entre 5,000 y 10,000 mde.

Una gran preocupación es que España se vea obligada a buscar un rescate similar a los otorgados a Grecia, Portugal e Irlanda.

Si bien la carga de deuda del Gobierno de Madrid es relativamente pequeña, el temor es que éste termine pagando el precio de la crisis bancaria del país. Eso podría costarle al MEDE otros 200,000 mde, que es aproximadamente la cantidad que España adeuda en el mercado de bonos, advierte Christian Schulz, economista de la firma londinense Berenberg Bank. Dadas todas estas obligaciones, "el MEDE se queda claramente muy pequeño", apunta Schulz.

No obstante, es poco probable que se incrementen los recursos del MEDE por razones políticas y económicas. Alemania, la mayor y más potente economía de la eurozona, se muestra reacia a aportar más dinero al bote.

Además, elevar el techo del MEDE podría afectar la calificación crediticia de la segunda mayor economía de la eurozona, Francia. Lo que a su vez, mermaría la  calificación del propio MEDE.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La limitada capacidad del MEDE podría terminar haciendo más mal que bien, comenta Schulz. Pues si los inversionistas creen que el fondo tiene un tope, intentarán descargar la totalidad de sus bonos españoles e italianos en el MEDE, lo que resultará en una  liquidación aún mayor, advierte.

En general, los analistas dicen que el Banco Central Europeo (BCE) es la única institución con la capacidad financiera para restaurar la confianza en los mercados de bonos. Pero el presidente del BCE, Mario Draghi, ha dicho en repetidas ocasiones que los gobiernos son los últimos responsables en resolver los problemas económicos subyacentes en la zona euro.

Ahora ve
China y Trump ponen la tensión en la reunión de la OMC en Argentina
No te pierdas
×