Gobiernos ‘aprietan cinturón’ a la UE

Los países de la Unión europea se opondrán al plan de un fuerte aumento en el gasto para 2013; los Gobiernos buscan limitar el incremento a 2.8% desde la propuesta de 6.8% de la Comisión Europea.
euro  (Foto: Thinkstock)
BRUSELAS, Bélgica (CNN) -

Los Gobiernos de la Unión Europea (UE) se opondrán a los planes para un fuerte aumento en el gasto el próximo año, luego que diplomáticos acordaran este miércoles limitar el alza en el presupuesto del bloque para el 2013 a un 2.8%, lo que podría afectar a los endeudados estados periféricos. Los países que luchan por contener déficits presupuestarios nacionales reaccionaron con molestia a las propuestas de la ejecutiva Comisión Europea en abril para elevar el gasto de la UE a 138,000 millones de euros (169,000 millones de dólares) el próximo año, un alza de un 6.8% que favorecería la inflación.

"La posición del Consejo reconcilia la necesidad de evitar una carga sobre las finanzas públicas nacionales en tiempos de consolidación fiscal con la necesidad de medidas que aumenten el crecimiento", dijo el Consejo de Ministros de la UE en un comunicado.

La Comisión Europea defendió su propuesta presupuestaria y dijo que el aumento es necesario para pagar los proyectos de infraestructura de la UE y otros compromisos de financiamiento que ya fueron aprobados.

Previamente este año, la comisión advirtió que se necesitaban fondos adicionales para evitar posibles brechas presupuestarias en el 2012 y el 2013, que dijo podrían aumentar la carga de deuda de países como Grecia, Portugal e Irlanda.

Los Gobiernos quieren recortar cerca de 5,000 millones de euros de la propuesta entregada por la comisión, con los recortes propuestos enfocados principalmente en la ayuda al desarrollo regional y gasto en el exterior en áreas como asistencia de desarrollo y promoción comercial.

Las propuestas presupuestarias del 2013 deben ser aceptadas en conjunto por los Gobiernos y el Parlamento Europeo, que tradicionalmente busca defender el gasto de la UE de los profundos recortes vistos por las capitales nacionales.

Las negociaciones respecto al presupuesto del 2013 tendrán una importancia adicional este año, gracias a las discusiones en paralelo sobre el próximo presupuesto del bloque a largo plazo, para el 2014-2020, en el que se propondrían unos 970,000 millones de euros.

Si los Gobiernos y legisladores no logran llegar a un acuerdo sobre el marco de financiamiento multi-anual de la UE para fines del próximo año, el presupuesto del 2013 será extendido a los años subsiguientes hasta que se logre un acuerdo, dándole a los Gobiernos un incentivo adicional para limitar cualquier posible aumento.

La mayor parte del presupuesto de la UE es para apoyar los ingresos de los agricultores, obras viales y otros gastos de infraestructura en regiones más pobres de la UE, que en conjunto representan tres cuartos del gasto total.

Oposición

Finlandia no está dispuesta a poner más dinero en los fondos de rescate temporal y permanente de Europa, dijo el miércoles la ministra de Hacienda, Jutta Urpilainen.

"No estamos preparados para incrementar el tamaño de estos mecanismos (de rescate)", dijo Urpilainen en una entrevista con la televisora pública YLE, y agregó que la visión de Finlandia es que el tamaño del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) de 500,000 millones de euros debía ser suficiente.

"La política de Finlandia es estricta, pero como país hemos seguido todas las reglas aprobadas en conjunto con otros países", agregó.

Finlandia es uno de los pocos países de la zona euro que aún mantienen la calificación crediticia AAA y, consciente de la opinión pública local, se ha resistido a hacerse cargo de más responsabilidades respecto a países de la zona euro más débiles.

Autoridades del país han dicho que no participarán en la ayuda planeada por el bloque monetario para los bancos españoles a menos que España llegue a un acuerdo sobre garantías para respaldar cualquier deuda que compre Finlandia.

La nación escandinava también se opone a otorgar ayuda directamente a los bancos españoles desde el Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), el fondo de rescate temporario de la zona euro.

Los ministros de la zona euro acordaron el martes poner a disposición de los bancos españoles 30.000 millones de euros (36.800 millones de dólares) hacia fines de julio si estas entidades necesitan fondos con urgencia.

Urpilainen afirmó que sería difícil cumplir con el plazo para alcanzar un acuerdo de garantías con España y conseguir la aprobación del paquete de ayuda en el Parlamento finés hacia fines de julio.

"Las negociaciones aún están en curso y es imposible decir cuándo se alcanzará un resultado", añadió.

   

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×