Bonos europeos, bajos pero seguros

Los bonos a corto plazo ofrecen rendimiento negativo, pero son demandados por su seguridad; inversionistas confían que países centrales de eurozona y fuera del euro les devolverán su dinero.
Bonos europeos  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Ben Rooney
NUEVA YORK -

Hay una llamativa tendencia desarrollándose en los mercados de bonos europeos, los inversionistas están cada vez más dispuestos a prestar dinero a algunos gobiernos a cambio de casi nada. En el ejemplo más extremo, los rendimientos de los bonos alemanes a dos años se volvieron negativos esta semana, cayendo a un récord de -0.5%. Eso significa, al menos en teoría, que los inversionistas podrían terminar perdiendo dinero si conservan los bonos hasta su vencimiento.

Alemania es la mayor economía de la eurozona y sus bonos están considerados entre los activos más seguros disponibles para los inversionistas que están esperando lo peor. Sin embargo, la fuga hacia la seguridad es cada vez más generalizada toda vez que los inversionistas buscan un retorno ligeramente mejor.

Esta semana, los rendimientos de los títulos a dos años pasaron brevemente a terreno negativo para Francia, mientras que las notas de Dinamarca y Suiza se ubican firmemente por debajo de cero. Los rendimientos de los bonos a corto plazo con calificación triple A de Finlandia y los Países Bajos cayeron igualmente a mínimos históricos.

La tendencia refleja una creciente antipatía al riesgo ante la lucha que España e Italia libran para evitar ser víctimas de la crisis que arrastró a Grecia, Portugal e Irlanda. Los rendimientos de los bonos emitidos por Italia y España subieron esta semana conforme los inversionistas exigen mayores primas para mantener una deuda que se considera riesgosa.

"El aumento de los rendimientos de los bonos de referencia en Italia y España a niveles preocupantemente altos refleja una profunda preocupación entre muchos de los participantes por su sostenibilidad fiscal", advierte Andrew Milligan, Jefe de Estrategia Global de Standard Life Investments.

El rendimiento o tasa de interés de un bono cae cuando los precios suben. Un rendimiento negativo significa en la práctica que los inversionistas están pagándole al Gobierno para que éste tome su dinero.

"La analogía que uso es que es como poner dinero bajo del colchón", explica Kathy Jones, estratega de renta fija en Schwab. "Los inversionistas confían en que los países centrales de la eurozona y los países europeos fuera del euro les devuelvan su dinero, aunque a ellos les cueste algo".

Algunos analistas opinan que el aumento de la demanda en los bonos a corto plazo y ultra-seguros se debe a las medidas tomadas por el Banco Central Europeo (BCE), que recientemente recortó a cero la tasa de depósitos nocturnos, la tasa de interés que paga a los bancos por guardar su dinero durante la noche.

Sin obtener un rendimiento del BCE por su depósito, los bancos que quieren un lugar seguro para guardar su dinero están buscando en otra parte. Y eso significa recurrir a "la deuda a corto plazo de las economías menos riesgosas en la zona del euro", explica Nicholas Spiro, Director de la consultora londinense Spiro Sovereign Strategy.

Existe también otra razón por la cual la medida del BCE contribuyó a que los rendimientos bajaran esta semana, señala Tobias Blattner, ex economista del BCE que ahora trabaja en Daiwa Capital Markets. La tasa de depósito sirve como un piso para los fondos del mercado monetario, explica, muchos de los cuales dejaron de aceptar entradas esta semana.

"Los inversionistas que suelen depositar dinero en esos fondos necesitan colocarlo en otra parte", dice Blattner. "Los bonos de corto plazo emitidos por los gobiernos con calificación triple A, que son seguros y líquidos, son una de las principales alternativas", agregó.

La caída que registraron esta semana los rendimientos de los bonos franceses a corto plazo representa un cambio significativo del sentimiento del mercado hacia el Presidente François Hollande, quien llegó al poder en mayo gracias a una campaña contra la austeridad gubernamental.

"Por ahora, los inversionistas están dándole a Hollande el beneficio de la duda", opina Nick Stamenkovic, estratega de renta fija de RIA Capital Markets en Edimburgo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A pesar de su encendida retórica de campaña, Hollande ha adoptado un enfoque más moderado desde las elecciones, coincide Antonio Barroso, analista de la firma de investigación política Eurasia Group.

"En general, la estrategia de Hollande en relación a la consolidación fiscal parece ser una de incrementalismo y control anticipado de daños", escribió Barroso en una nota a clientes. "El Presidente sabe que a pesar del actual ambiente positivo del mercado, la presión sobre la deuda soberana francesa podría volver en cualquier momento".

Ahora ve
Estos cinco sucesos marcaron el panorama político de México en 2017
No te pierdas
×