Francia deroga exención de impuestos

Los privilegios eran piedras angulares de la política económica del ex presidente Nicolas Sarkozy; las modificaciones reducirían hasta 7% los ingresos de más de 9.5 millones de personas en Francia.
francia  (Foto: Thinkstock)
PARÍS (CNN) -

El parlamento francés dominado por socialistas votó este jueves para acabar con las exenciones tributarias a las horas extras y elevar el impuesto sobre el patrimonio, aboliendo dos piedras angulares de la política económica conservadora del ex presidente Nicolas Sarkozy ejercidas en los últimos cinco años.  Las medidas fueron incluidas en un proyecto de ley sobre presupuesto que el primer partido de izquierda del Gobierno francés en una década presentó a la Asamblea Nacional luego de asumir el poder tras la victoria presidencial de François Hollande en las elecciones de mayo.

En la votación, la Cámara baja del Parlamento aprobó los planes para poner fin a la exención de impuestos a las horas extraordinarias a partir de agosto, acabando con las dispensas tributarias que simbolizaron la consigna "trabaje más, gane más" que llevó a Sarkozy al poder en el 2007.

La votación, prevista inicialmente para el miércoles, fue retrasada hasta pocas horas antes del amanecer del jueves, en medio de discusiones entre simpatizantes socialistas y oponentes de centro derecha que sostienen que la medida afectará el poder de gasto de las personas.

Laurent Wauquiez, un político de centro derecha que fue miembro del Gobierno de Sarkozy, denunció lo que calificó de "robo" por parte de los socialistas de Hollande, al referir que las modificaciones tributarias reducirían entre 5 y 7% los ingresos de más de 9.5 millones de personas en Francia, donde la clase trabajadora se acerca a los 25 millones.

En defensa de las modificaciones, la portavoz del Gobierno, Najat Vallaud-Belkacem, dijo que las exenciones tributarias que Sarkozy puso en marcha alentaron a las firmas a pagar horas extraordinarias en lugar de hacer contrataciones, lo que le costó a la economía entre 40,000 y 80,000 empleos y al Estado un total de 25,000 millones de euros (30,600 millones de dólares).

Hollande asumió la presidencia de Francia con el compromiso de reactivar la economía y deshacerse de un gran déficit sin someter a los votantes a medidas de austeridad al estilo de Grecia, proponiendo ante todo un programa de impuestos y gasto que, según dice, afectará fuertemente a los ricos.

La segunda medida aprobada en la Asamblea Nacional fue un alza de emergencia en el impuesto sobre el patrimonio designada para generar 2,300 millones de euros adicionales para el Gobierno que enfrenta problemas de liquidez y que quedará a la espera de una legislación más completa el próximo año para revocar las reducciones tributarias que Sarkozy introdujo en el 2011.

Las horas extraordinarias y el impuesto sobre el patrimonio son elementos clave de un proyecto de ley que modifica el presupuesto 2012, al tiempo que Hollande y su Gobierno buscan cumplir con las promesas de reducir el déficit público de Francia a un 4.5% del PIB este año, desde un 5.2% en el 2011, y a un 3% del PIB en el 2013.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×