Los bancos de la eurozona huyen de EU

Desde 2007, las firmas financieras de los países en crisis han reducido en un tercio sus activos; las entidades tratan de aumentar sus niveles de capital sacrificando su presencia en Wall Street.
Bancos europa  (Foto: Archivo)
Tracy Alloway y Tom Braithwaite
Financial Times -

Los bancos de la eurozona se han retirado dramáticamente de Estados Unidos desde que comenzó la crisis financiera, hace cinco años. Sus activos en el país norteamericano han caído en más de un tercio, de acuerdo con un análisis realizado por The Financial Times con datos de la Reserva Federal.

Las quiebras bancarias, las amortizaciones de activos y la venta de préstamos y negocios han reducido los activos estadounidenses de los bancos de la eurozona en 540,000 millones de dólares desde su pico de 1.5 billones de dólares en septiembre de 2007.

Los bancos de la eurozona han sido presionados por los reguladores para aumentar sus niveles de capital, y muchos de ellos eligieron reducir el tamaño de su negocio en Estados Unidos debido a que el financiamiento en dólares ha sido más difícil de conseguir. Los activos estadounidenses en manos de bancos de la eurozona se ubicaron en 973,000 millones de dólares en marzo de este año, según los datos más recientes de la Fed, la cifra más baja desde 2005.

"Es muy pronunciado respecto a hace cinco años", dijo Doug Landy, socio y jefe de la práctica de servicios regulatorios financieros estadounidenses de la firma de abogados Allen & Overy. "Es más como un retorno a la manera en que lucían los bancos (europeos) hace 10 o 20 años, cuando sus balances generales eran más modestos y con productos mucho más básicos".

El proceso de desapalancamiento de los bancos de la eurozona está transformando el panorama bancario de Estados Unidos. Abogados, banqueros y analistas dicen que muchas de las desinversiones impulsadas por el caos en la zona euro han ido a bancos estadounidenses, a sus competidores canadienses o a grupos especializados de capital de riesgo y fondos de cobertura, y que los operadores chinos también han aumentado sus operaciones en Estados Unidos.

Por ejemplo, Wells Fargo y JPMorgan Chase, dos de los mayores bancos estadounidenses, compraron el año pasado una porción de una cartera de 9,500 millones de dólares de préstamos inmobiliarios comerciales vendidos por el nacionalizado banco irlandés Anglo Irish. El banco estadounidense Capital One compró el negocio de banca en línea del prestamista holandés ING.

Francia y Alemania, liderados por BNP Paribas y Deutsche Bank, aún tienen algunas de las mayores operaciones extranjeras en Estados Unidos. Pero grupos financieros franceses como BNP, Crédit Agricole y Société Générale han anunciado planes para reducir sus balances generales.

Los activos estadounidenses propiedad de bancos alemanes han caído desde su pico de 427,000 millones de dólares en 2007, a 267,000 millones de dólares en marzo. Los activos estadounidenses en manos de bancos franceses han caído de 420,000 millones de dólares en diciembre de 2007 a 373,000 millones de dólares, según los últimos datos de la Fed.

La retirada de los bancos de países más pequeños de la eurozona ha sido incluso más marcada. Los activos estadounidenses propiedad de bancos irlandeses cayeron de 130,000 millones de dólares en septiembre de 2008 a 3,600 millones de dólares en marzo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

* Reporte adicional de Dan McCrum en Nueva York.

 

Ahora ve
Científicos crean la primera prótesis para tortuga impresa en 3D
No te pierdas
×