Recorte en EU pegará a sector privado

Aproximadamente el 14% del presupuesto federal es dirigido a cientos de contratistas particulares; la presión para reducir el tamaño del Gobierno paradójicamente vuelve indispensables a estas firmas.
Lockhead cnn  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

La presión para recortar el gasto federal a fin de frenar el déficit y deshacerse de un Gobierno excesivamente grande e ineficaz podría afectar al sector privado.

La razón: El Gobierno federal actualmente gasta más de 500,000 millones de dólares (mdd) al año -o aproximadamente el 14% del presupuesto federal- en contratistas del sector privado.

Eso es más del doble de lo que gastó en 2000, señala Dan Gordon, experto en contratos gubernamentales que supervisó la política federal de adquisiciones para la Casa Blanca desde 2009 a 2011.

El gasto en contratistas se incrementó de forma estable en los últimos doce años, conforme las agencias gubernamentales se volvieron "dramáticamente más dependientes" de ellos, explica Gordon.

Alrededor del 80% de todas las funciones de Tecnologías de la Información en las agencias federales son ejecutadas por contratistas, advierte Paul Light, profesor de Servicio Público en la Universidad de Nueva York y galardonado con la Paulette Goddard.

Además, algunas agencias son más dependientes que otras. El Departamento de Energía, por ejemplo, destina actualmente el 90% de su presupuesto a contratistas que gestionan las instalaciones del Departamento y llevan a cabo sus misiones, de acuerdo con un informe de la Contraloría General de Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés).

"[Los contratistas] también brindan funciones de apoyo en los sitios, tales como la procuración de bienes y servicios necesarios, el reclutamiento y la contratación de trabajadores, la gestión de la salud y las prestaciones de jubilación, y el mantenimiento de instalaciones e infraestructura", dijo la GAO.

El intenso debate sobre cómo sustituir el llamado precipicio fiscal (una erupción automática de recortes generales al gasto que eliminarán 110,000 mdd de la economía el próximo año) ha suscitado preocupaciones por la pérdida potencial del empleo. Los contratistas del Departamento de Defensa, que son los mayores receptores de fondos del Gobierno, se encuentran encabezando la lista de los afectados.

El Departamento de Defensa otorgó 374,000 mdd en contratos en el año fiscal 2011, según USASpending.gov. Ese monto superó en casi 15 veces la segunda cantidad más grande adjudicada por una agencia federal, en este caso el Departamento de Energía. En la parte inferior de la lista está la Comisión Federal Marítima, que ha adjudicado apenas 840,000 dólares en contratos.

Pero empresas titánicas como Lockheed Martin -el mayor contratista del país- no son las únicas que reciben contratos federales.

En el año fiscal 2010, por ejemplo, el Gobierno asignó cerca de 100,000 mdd en contratos -o casi el 23% de dólares etiquetados- a microempresas, de acuerdo con el testimonio que dio Dan Gordon ante un subcomité de la Cámara baja.

Y las pequeñas empresas a menudo actúan como subcontratistas de compañías como Lockheed, que emplea a 40,000 proveedores.

Según una estimación, 7.5 millones de trabajadores están financiados por dólares de contratos federales. "Es una mano de obra oculta bastante grande", comenta Paul Light.

De hecho, incluso si esa estimación peca de elevada, aún así superaría con mucho el número real de trabajadores federales contratados directamente por el Gobierno. A finales del año fiscal 2011, había 2.1 millones de trabajadores federales civiles sin incluir los miembros de las fuerzas armadas o el servicio postal, de acuerdo con la Oficina de Administración de Personal.

Cuando los políticos piden un Gobierno más pequeño y menor gasto federal, ellos a menudo se centran en la reducción de los costos de mano de obra federal, incluyendo el número de empleados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Lo que normalmente quieren decir es un menor número de funcionarios públicos. Ellos no quieren que el Gobierno haga menos", explica Gordon.

Y ante tal panorama, los contratistas privados seguirán desempeñando un papel central en el Gobierno.

Ahora ve
Nobel de la Paz 2017 advierte el peligro “de que alguien pierda los estribos”
No te pierdas
×