Plan de crecimiento europeo bajo amenaza

José Manuel Barroso, presidente de la CE, dijo que los ciudadanos podrían quedar decepcionados; se redujo en 5,000 millones de euros el presupuesto europeo para 2013.
euros divisa  (Foto: Thinkstock)
BRUSELAS (Notimex) -

El plan de crecimiento acordado por los gobiernos de la Unión Europea (UE) a finales de junio podría estar amenazado antes de salir del papel, con el riesgo de decepcionar a los ciudadanos europeos.  Eso es lo que ha argumentado el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, a los gobernantes de los 27 países europeos después de conocer su decisión de reducir en 5,000 millones de euros el presupuesto europeo para 2013. 

"Les escribo ahora porque me preocupa que las negociaciones del presupuesto para 2013 estén comprometiendo el espíritu de nuestro reciente acuerdo (para el crecimiento y el empleo), al no poner a disposición suficientes fondos para que la UE cubra los niveles de apoyo pactados de muchos proyectos para el crecimiento", señaló Barroso en una carta. 

"Esto tendrá graves consecuencias en la recuperación económica de la Unión Europea", advirtió. 

Bruselas había propuesto un alza del 6.8% en el próximo presupuesto comunitario, el equivalente a unos 9,000 millones de euros más de lo que se tiene disponible para este año, en un total de 138,000 millones de euros. 

No obstante, ante la gravedad de la crisis económica y los recortes que están siendo obligados a implementar en sus propias cuentas, los 27 decidieron limitar el aumento a un 2.79%, lo que supone unos 5,000 millones de euros menos de lo que planteaba la Comisión Europea. 

Para el líder del Ejecutivo europeo, el recorte sería un "falso ahorro", ya que tendría un impacto directo en las regiones, investigadores y pequeñas y medianas empresas, "con el riesgo de que más adelante haya falta de financiación". 

Barroso recordó que el presupuesto de 2012 ya ha quedado corto en unos 5,300 millones de euros, lo que está generando "grandes dificultades" para atender las peticiones de pago en áreas como la innovación y la cohesión. 

"Ello nos pone en la injusta situación de tener que elegir qué facturas pagar y cuáles no", dijo el máximo funcionario de la Comisión Europea. 

La situación quedaría aún peor en 2013, el último año del actual marco financiero europeo, cuando la UE debe honrar todas las facturas contraídas desde 2007 que quedan pendientes de pago. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, los mayores contribuyentes de los cofres comunitarios -entre ellos Reino Unido, Holanda y Suecia- no están dispuestos a ceder, convencidos de que el recorte pactado es incluso insuficiente en la actual situación económica de la mancomunidad. 

Así las cosas, la expectativa de Barroso recae ahora sobre la posición del Parlamento Europeo, que deberá sumarse a las negociaciones del proyecto de presupuesto tras el receso de agosto.

Ahora ve
Estos cinco escenarios marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×