México, sin preocupación por deuda: SHCP

El aumento de 4,426 mdd en deuda externa no es motivo de alarma, dice el secretario de Hacienda; José Antonio Meade explica que las cifras se deben a las políticas contracíclicas ante la crisis.
Meade  (Foto: CNN)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reforma al sistema de pensiones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el financiamiento de políticas contracícilicas durante la crisis de 2009 son las principales causas del aumento en los niveles de deuda del Gobierno mexicano, dijo este martes el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña.

Sin embargo, el funcionario negó que ese incremento se traduzca en alguna preocupación para la dependencia a su cargo.

"La deuda mexicana tiene diferentes determinantes; una es la que ya existía, y la reforma que se realizó en 2008, sobre las pensiones del ISSSTE, implicó reconocer pasivos que se tenían ya contraídos y que no debían computar en los techos de deuda para ponderar su incremento", detalló tras su participación en la inauguración del nuevo edificio de Seguros Monterrey New York Life en la Ciudad de México.

"Adicionalmente, hacer frente a la crisis de 2009 permitió que el Gobierno mexicano aprovechara la posibilidad de hacer políticas contracíclicas para restringir los elementos dañinos de la crisis".

El último informe sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública de la SHCP arroja que al cierre del segundo trimestre de 2012, el saldo de la deuda externa neta del Gobierno Federal se ubicó en 64,069 millones de dólares, monto que supera en 4,426 millones de dólares al registrado al cierre de 2011. Como porcentaje del PIB, este saldo representa 5.7%.

"En términos generales el nivel de deuda del Gobierno mexicano es extraordinario comparado con los niveles de la OCDE, su trayectoria con respecto al PIB es descendente y estable, y por lo tanto no es motivo de preocupación alguna y es consistente con un buen manejo de la política económica", señaló.

Los subsidios no desaparecen

El informe sobre finanzas públicas arrojó que durante el primer semestre de 2012 el Gobierno federal destinó alrededor de 120,000 millones de pesos al subsidio de combustibles, lo que representa un aumento con respecto a los 63,000 millones que se reportaron en el primer semestre de 2011. Según Meade Kuribreña, esto no pone a discusión el apoyo gubernamental sobre las gasolinas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"México ha mantenido una política que ha preservado el subsidio en beneficio de la economía familiar. El subsidio depende de la diferencia entre el precio internacional de la gasolina y el precio doméstico; en el momento en que el precio doméstico permanezca por debajo del internacional, seguirá habiendo un subsidio importante como lo ha habido hasta ahora", expuso.

La Secretaría de Hacienda prevé que en 2012 el subsidio a las gasolinas podría alcanzar 172,000 millones de pesos (1.12% del PIB).

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×