¿Quién será el próximo CEO de Barclays?

La entidad tendrá que hallar primero a un nuevo presidente, proceso que demorará al menos un mes; el ejecutivo que reemplace a Bob Diamond deberá tener la aprobación de accionistas y reguladores.
Barclays CEO  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Maureen Farrell
NUEVA YORK -

La caída de Bob Diamond fue rápida, pero la junta directiva de Barclays no podrá elegir un reemplazo con la misma celeridad.

El primer problema, desde luego, es el del presidente faltante. Antes de que la junta de Barclays pueda elegir un nuevo director ejecutivo, el presidente interino del banco, Marcus Agius, dijo que la primera prioridad será encontrar su propio reemplazo. Agius renunció a su puesto justo antes de que el CEO Diamond anunciara su renuncia. Tras la salida de Diamond, Agius se vio obligado a quedarse por un tiempo.

Un portavoz de Barclays declinó hacer más comentarios sobre la búsqueda de CEO.

Se prevé que conseguir un presidente tomará al menos un mes, lo que podría retrasar el anuncio de un nuevo CEO al menos hasta finales de octubre, de acuerdo con varios analistas que monitorean a Barclays. Una fuente cercana al proceso confirmó que la búsqueda de un sustituto de director ejecutivo o CEO está, en efecto, en las primeras etapas.

"Estoy bastante seguro de que no contaremos con nuevas personas en esos cargos antes de Navidad", anticipa Ian Gordon, analista bancario de Investec.

Una vez que la firma encuentre un presidente, la junta de Barclays tendrá que dar con un ejecutivo con la experiencia adecuada para agradar tanto a accionistas como a reguladores británicos. La junta directiva deberá convencer a esa persona a aceptar el trabajo.

"¿Quién querría ese trabajo?" se pregunta Chris Wheeler, analista bancario de Mediabanca. "Es poco probable que un nuevo CEO reciba garantías de la Junta de que él podrá hacer lo que él quiera con la compañía".

Se considera que el ex ejecutivo de JPMorgan, Bill Winters, está en la lista soñada de Barclays. Pocos prevén que el banco elija a un candidato interno, pues cualquiera que provenga de la compañía estaría estigmatizado desde el principio por el escándalo de la tasa Libor.

Se dice también que los reguladores británicos ven con buenos ojos a Winters, porque sirvió en la comisión responsable de elaborar los proyectos de ley que desmembrarían los bancos del Reino Unido en el caso de otra crisis financiera.

Actualmente Winters dirige el fondo de gestión de activos Renshaw Bay, que invierte dinero para Jacob Rothschild y el multimillonario sudafricano Johann Rupert. Winters no devolvió las llamadas para comentar el tema.

Sin embargo, no se sabe si los accionistas de Barclays y los reguladores presionarán para tener a un británico nativo en la dirección del banco. Eso podría descartar a Winters, quien tiene la doble ciudadanía, de Estados Unidos y Reino Unido. Diamond recibió críticas a menudo de la prensa británica por ser un estadounidense impetuoso.

No hay que esperar mucha claridad sobre el futuro de Barclays antes de que un director ejecutivo sea elegido, opinan analistas. Es muy improbable que el banco asuma importantes cambios estratégicos sin un CEO al timón.

Por otro lado, una fragmentación de Barclays se ve cada vez más improbable.

Un importante banquero de inversión de la industria financiera indicó que él y su equipo han estado sopesando qué piezas podría vender Barclays, pero sabe que la firma encontrará muy difícil el mantener capital suficiente sin una división de banca minorista.

En caso de que Barclays considere la venta de divisiones más pequeñas, las más codiciadas por los bancos rivales serán la unidad de operaciones en África y su división de tarjetas de crédito, comenta el banquero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por el momento, incluso después del pago de 453 millones de dólares a los reguladores por su papel en la manipulación de la tasa Libor, Barclays logró mostrar a los inversionistas sólidas ganancias para el primer semestre del año. Las acciones de Barclays han descendido un 10% en 2012, pero los inversionistas reciben algo de consuelo de esos beneficios.

"Como una propuesta de inversión (la ausencia de un director ejecutivo) no me preocupa demasiado", señala Ian Gordon. "Todas las divisiones tienen la misma dirección que antes, y a menos de que creas que se necesita un cambio radical en Barclays, esto no debería ser una preocupación primordial para los inversionistas".

Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×