Política, el lazo entre Grecia y el euro

El futuro del país en la eurozona ya no es una cuestión económica sino de voluntades: analistas; opinan que la atribulada nación permanecerá en la comunidad en los próximos 12 meses.
grecia  (Foto: AP)
LONDRES (CNN) -

Los sucesivos problemas de deuda de Grecia no han dinamitado los lazos políticos que mantiene en la zona del euro, lo que ha persuadido a un creciente número de economistas a cambiar su opinión y concluir que el destino del país está más dentro que fuera de la unión monetaria. Sondeos de Reuters en los últimos meses sugieren que la membresía de Grecia en la comunidad europea se ha vuelto más segura, pese al goteo diario de sombrías noticias económicas desde Atenas, y quizá precisamente por eso.

La magnitud de la debacle de Grecia ha contribuido a una creciente sensación de que queda poco, en términos económicos, que pueda obligar a los prestamistas a recortar el financiamiento al país y expulsarlo de la zona del euro.

Para los economistas, el futuro de la nación en la zona de la moneda única ya no es una cuestión económica sino de voluntad política, que sigue firme en Atenas y Bruselas, pese a la oposición de políticos alemanes.

Ahora hay un gran consenso entre analistas de que Grecia seguirá en la eurozona dentro de 12 meses, con 45 de 64 economistas encuestados la semana pasada mostrándose de acuerdo. En mayo había más división de opiniones.

"Dada la extraordinaria presión sobre el crédito de Grecia dentro de la zona euro, el poder del factor político no debe subestimarse. En realidad, Grecia no debería ser miembro de la zona euro a estas alturas. De hecho se debe a factores políticos más que económicos", dice la integrante de la consultora independiente de investigación G+ Economics, Lena Komileva.

En noviembre, un sondeo de Reuters entre destacados economistas independientes y ex parlamentarios mostró una firme mayoría (14 de 20) que no creía que la eurozona sobreviviera en su forma actual, con Grecia como el mayor candidato de lejos a salir del grupo.

Desde entonces, incluso altos funcionarios políticos europeos han hablado abiertamente de una salida griega del euro.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, dijo el martes que una salida griega sería manejable, pero no deseable, mientras que la canciller alemana, Angela Merkel, se ha visto bajo creciente escrutinio de sus socios de coalición para expulsar a Grecia.

La oposición más severa a esas declaraciones llegó desde el Banco Central Europeo, liderada por el presidente de la entidad, Mario Draghi, que reiteró que el euro es "irreversible".

Rechazar el dracma

Grecia está en su quinto año consecutivo de recesión económica, con casi uno de cada cuatro ciudadanos sin empleo.

La economía se encogió 6.2% interanual en el segundo trimestre, una caída que se espera persista hasta bien entrado el año que viene.

Pese a la ruina económica, la formación de un Gobierno funcional y pro rescate es un gran motivo por el que los economistas están ahora más inclinados a creer que el país se quedará en el club de la moneda.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El primer ministro griego, Antonis Samaras, celebrará la semana que viene su primer encuentro con líderes de la zona euro desde que asumió el cargo.

Samaras insistirá en que puede llevar a término un paquete de austeridad por valor de 11,500 millones de euros, una condición clave para recibir más fondos de rescate bajo la supervisión de la troika, formada por la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo.

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×