Inversores castigan a España y Santander

El Gobierno y el mayor banco del país pagaron altas primas para vender deuda en los mercados; el costo de la deuda española es alto ante la incertidumbre de si el país necesitará un rescate.
mariano rajoy  (Foto: CNN)
MADRID (CNN) -

El Gobierno español y el mayor banco del país sintieron este martes el impacto de las dudas sobre la capacidad del país de evitar un rescate soberano, pagando altas primas para vender deuda en los nerviosos mercados. Mientras, los inversores en modo de aversión al riesgo pagaron por el privilegio de guardar su dinero por seis meses en el fondo de rescate de la zona euro, financiado mayormente por sus más estables economías, lo que ilustra el enorme diferencial de rendimiento que divide al centro de la zona euro con la periferia.

El Tesoro en Madrid vendió 4,500 millones de euros (5,600 millones de dólares) en letras a 12 y 18 meses con rendimientos significativamente más bajos que el mes pasado mientras los inversores apuestan a que el Banco Central Europeo intervendrá en los mercados de bonos.

Pero la falta de detalles sobre cuándo y cómo y el BCE actuará significó que los costos de endeudamiento de España se mantuvieran duramente altos, con el rendimiento del papel de menor plazo en 3.070% desde 3.918% en julio.

"El foco está muy centrado en la promesa del BCE de intervención, en combinación con el (fondo de rescate de la zona euro) FEEF", dijo el economista Mark Wall de Deutsche Bank.

Los costos de la deuda de España se mantienen inconfortablemente altos debido a que los inversores están nerviosos por las incertidumbres sobre si Madrid necesitará pedir un rescate soberano. Eso tensionaría los existentes fondos de la Unión Europea y probablemente transfiera mucho de la presión del mercado sobre la economía italiana.

Pese a su fuerte presencia fuera de España, aquellas preocupaciones también pesaron sobre Santander, también el mayor banco de la zona euro, que colocó 2,000 millones de euros (2,470 millones de dólares) en bonos sin garantía el martes con un cupón de 4.375%, con 390 puntos básicos sobre mid-swaps, 5 puntos menos que lo ofrecido originalmente.

La semana pasada, el francés BNP Paribas pagó alrededor de 2.5% para emitir deuda a siete años, mientras que el Svenksa Handelsbanken, el mayor prestamista de Suecia, pagó 2.625% a 10 años.

El fondo de rescate FEEF, financiado proporcionalmente por los estados de la zona euro según el tamaño de sus economías, tuvo incluso un mejor resultado este martes, al vender 1,500 millones de euros de nuevas notas a 6 meses a un rendimiento negativo de 0.018%.

El Tesoro español no venderá deuda de largo plazo hasta el 6 de septiembre, el mismo día en que se espera que el BCE detalle sus planes para abordar la crisis de deuda de la zona euro, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reciba la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, en Madrid.

Rajoy abrió la puerta para solicitar ayuda soberana a inicios de agosto, pero dijo que primero necesitaba saber las condiciones y más detalles sobre los planes del BCE para ayudar a bajar los costos de la deuda para las economías del sur de Europa.

La cuarta mayor economía de la zona euro vio los costos de su endeudamiento subir a máximos cercanos a la era del euro el mes pasado, ante preocupaciones sobre si le tomará años recuperarse de una burbuja inmobiliaria que reventó en el 2008.

El país ya solicitó un rescate de hasta 100,000 millones de euros para capitalizar sus bancos, golpeados por malos préstamos del sector de la construcción y una demanda del consumidor minada por el desempleo en máximos récord de casi 25%.

Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×