El petróleo sube por impulso de la Fed

La incertidumbre de una nueva compra de bonos está causando que el barril llegue a casi 100 dólares; una nueva flexibilización impulsaría aún más los precios del crudo y de otras materias primas.
Petroleo alto  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Paul R. La Monica*
NUEVA YORK -

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, puede o no dar más pistas sobre una posible tercera ronda de compras de bonos (QE3) en su discurso de Jackson Hole la próxima semana. Pero los inversionistas claramente están apostando por más flexibilización cuantitativa u otras formas de estímulo, ¿cómo lo sé? basta con mirar lo que está pasando en los mercados de materias primas y divisas.

El precio del petróleo crudo se acerca peligrosamente a los 100 dólares el barril. No ha estado por encima de ese nivel desde mayo. El euro se ha fortalecido frente al dólar en últimas fechas, en parte debido a las esperanzas de que el Banco Central Europeo (BCE) intervenga y compre más bonos españoles y también por las crecientes expectativas de una QE3.

Si la Reserva Federal enciende las imprentas para que Bernanke pueda emitir más dinero, eso podría debilitar el dólar y empujar al alza los precios del petróleo y otras materias primas.

Sobra decirlo, esas no serían buenas noticias para la economía estadounidense. Muchos consumidores ya están cada vez más nerviosos por el hecho de que los precios de la gasolina una vez más se aproximan a los 4 dólares por galón en todo el país.

Los altos precios de la energía seguramente serán un tema candente de debate durante la campaña presidencial. El candidato republicano Mitt Romney publicó el jueves un plan energético que pide más perforación mar adentro. Mientras tanto, persisten los rumores de que el presidente Obama podría aprovechar la Reserva Estratégica de Petróleo con el fin de aumentar el suministro y aliviar cierta presión sobre los precios de la gasolina.

Pero los precios del petróleo podrían seguir subiendo a pesar de la intervención de la Casa Blanca. Pues liberar petróleo de la Reserva Estratégica no será suficiente para contrarrestar las probables decisiones de la Reserva Federal.

Los analistas de KilduffReport.com, una firma independiente especializada en el análisis energético, señalaron en un informe el jueves que "la flexibilización monetaria de la Reserva Federal está llegando" y que "sin importar nuestra opinión sobre la eficacia o necesidad de una mayor flexibilización, los mercados son altamente reactivos a las perspectivas de la misma".

La consecuencia es que "los productos sensibles a la inflación" como el petróleo y el oro, que también ha registrado un aumento reciente, continuarán su ascenso.

Algunos operadores o traders estarían felices por ese resultado, pero serían pésimas noticias para los consumidores. A pesar de las alentadoras señales en el mercado de la vivienda, el gasto de los consumidores sigue relativamente estancado y se prevé que el crecimiento económico sea modesto en el mejor de los casos durante el resto del año.

Sumémosle el temor de que el Congreso estadounidense cierre los ojos y se lance al precipicio fiscal tras las elecciones de noviembre, y tenemos una razón más para entender por qué los elevados precios de la gasolina y el petróleo son lo último que los consumidores del país necesitan en estos momentos.

Por supuesto, no podemos culpar del alza en el petróleo exclusivamente a Bernanke y la Reserva Federal. Existen preocupaciones legítimas sobre el suministro mundial de petróleo debido a los disturbios en Siria e Irán. Los crecientes rumores de un posible conflicto militar israelí-iraní podrían conducir a precios más altos en el corto plazo.

Con todo, la Fed claramente parece pensar que la economía necesita más estímulos en la forma de bajas tasas de interés a largo plazo. Y es cierto que la inflación real en el sentido clásico todavía no es un problema. Pero la Fed no puede seguir con una política monetaria flexible indefinidamente. QE ‘al infinito' finalmente conducirá a la inflación.

Lo que es más, si la Fed de verdad quiere resolver el problema crónico del alto desempleo, la compra de más bonos podría resultar contraproducente. Si las empresas se resisten a contratar ahora, ¿cómo se van a sentir si sus costos energéticos siguen subiendo?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No se equivoquen. Un doloroso efecto secundario de la flexibilización monetaria podría muy bien ser un retorno a los 100 dólares por barril de petróleo y 4 dólares por galón de gasolina... y eso solamente dificultará más el trabajo de la Fed.

*Paul R. La Monica es columnista de CNNMoney.com

Ahora ve
Científicos crean la primera prótesis para tortuga impresa en 3D
No te pierdas
×