La visión republicana del Internet libre

La propuesta del partido en EU dejaría en desventaja a las empresas frente a los proveedores de red; la falta de claridad no es privativa de los republicanos, los demócratas no tienen una propuesta.
Dan Mitchell
NUEVA YORK -

Mientras la atención política de Estados Unidos estaba dirigida a los discursos de convención pronunciados por Ann Romney y Paul Ryan, el Partido Republicano estaba armando su plataforma tecnológica y de comunicaciones. El Partido Republicano apoya la "libertad de Internet". Con esa frase se refiere a libertad de regulación para el Gobierno, y no una libertad del concentrado poder corporativo. Las reglas de neutralidad de la red -aprobadas por la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) para evitar que los proveedores de servicios de Internet favorezcan cierto tráfico por sobre otro tráfico- equivalen a "tratar de microgestionar las telecomunicaciones como si se tratara de una red ferroviaria", se lee en la página de Internet del Partido Republicano. No hay ninguna aclaración que explique la analogía. Sin las protecciones de la neutralidad, existiría el riesgo de que los proveedores de servicios pudieran bloquear o ralentizar algún tráfico, incluso el de sus competidores, para favorecer su propio tráfico o el de sus socios comerciales.

Al mismo tiempo, la plataforma parece rechazar tajantemente las iniciativas como SOPA y PIPA, los proyectos de ley de la Cámara de Representantes y el Senado (respectivamente) para luchar contra la piratería en Internet, los cuales fueron dejados congelados a principios de este año en medio de una fuerte protesta pública.

Muchos republicanos habían expresado su apoyo a los proyectos de ley, pero, junto con muchos demócratas, retiraron ese apoyo cuando se hizo evidente que la protesta no iba a ceder. La plataforma no hace referencia directamente a esos proyectos de ley, pero dice que el Partido Republicano trabajará para "eliminar las barreras normativas que protegen a las tecnologías obsoletas y planes de negocio de la innovación y la competencia" y para "asegurar que los datos de carácter personal reciban plena protección constitucional por parte de la extralimitación del Gobierno y que los individuos conserven el derecho a controlar el uso de sus datos por parte de terceros".

La Asociación Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA, por sus siglas en inglés) ha respaldado la plataforma - y de manera entusiasta, a pesar del enfoque estándar de suma cero de ese grupo de presión hacia la protección de derechos de autor.

Eso podría deberse al apoyo del Partido Republicano a la aplicación agresiva de la protección de propiedad intelectual en otras partes de la plataforma del partido, lo que daría al partido una salida si surgiera alguna futura legislación contra la piratería. En general, la plataforma "establece un equilibrio muy inteligente", dijo el jefe de la MPAA, Chris Dodd. "Hace hincapié en la importancia de que hagamos más como nación para proteger nuestra propiedad intelectual del robo en línea mientras que subraya la importancia fundamental de la protección a la libertad en Internet".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pese al hecho de que el opositor a SOPA Darrell Issa, republicano de California, aplaudiera el respaldo de la MPAA a la plataforma, Mike Masnick de Techdirt, un confiable crítico de la protección de los derechos de autor, escribió que "el apoyo de la MPAA muestra principalmente que la plataforma de 'libertad de Internet' de los republicanos no es seria".

Tal vez no. Pero el problema no parece ser tanto la seriedad sino la cohesión. La plataforma, con todas sus rarezas, obviedades y contradicciones internas, revela que el Partido Republicano, al igual que el Partido Demócrata, sigue dividido sobre cómo lidiar con la piratería y la propiedad intelectual.

Ahora ve
Universidad de Texas digitaliza y publica los secretos de Gabriel García Márquez
No te pierdas
×