Emergentes quieren dirigir a la OMC

Brasil, África y Costa Rica han mostrado interés para ocupar la titularidad del organismo comercial; Pascal Lamy, el actual director de la OMC, dejará el puesto el próximo año.
OMC  (Foto: AP)
GINEBRA (CNN) -

Los candidatos para reemplazar a Pascal Lamy como director de la Organización Mundial de Comercio (OMC) cuando el francés deje el puesto en un año ya comenzaron a mostrarse para una carrera que podría convertirse en otra ronda de un tire y afloje internacional.

Los países emergentes querrán ver a uno de los suyos a cargo del grupo comercial con sede en Ginebra, luego de que el principal puesto del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) quedaron en manos de una europea y un estadounidense.

Pero ya hay señales de que las naciones emergentes reñirán por la identidad de sus candidatos, lo que significa que es muy amplia la carrera por el puesto que supervisa las negociaciones para reformar los subsidios agrícolas globales, aranceles y normas de comercio.

Quien suceda a Lamy se encontrará con negociaciones pendientes sobre la liberalización del comercio y reivindicaciones de diferentes regiones y bloques económicos sobre cuáles deberían ser los próximos pasos.

El trabajo es duro porque el director general tiene pocos poderes con los que dirigir la organización de 157 miembros.

Las nominaciones formales serán en diciembre, pero los diplomáticos ya están analizando posibilidades y reuniendo nombres.

"Es muy temprano. Esperamos un proceso competitivo con una lista de muy buenos candidatos", dijo el portavoz de la OMC, Keith Rockwell. Hasta ahora, sólo dos personas dijeron que quieren el cargo.

Uno fue el ministro de Comercio de Nueva Zelanda, Tim Groser, quien entra al ruedo con una doble desventaja: la mayoría de los diplomáticos dicen que es el turno de "países emergentes", y Nueva Zelanda ya ocupó el cargo una vez en los 17 años de historia de la OMC.

¿Es el turno de África?

El otro nombre es el del ex ministro de Comercio de Ghana, Alan Kyerematen, cuya candidatura fue aprobada por la Unión Africana (UA) en una reunión en Addis Ababa realizada en julio, a la que asistió Lamy.

Los diplomáticos del área dicen que el sucesor de Lamy debería ser africano, latinoamericano o caribeño, mientras que Asia parece estar bien representada en el comercio mundial gracias a la fortaleza exportadora de China, India y Japón.

Un candidato con el respaldo de toda África será un oponente principal. Ningún aspirante anterior logró el apoyo de la UA.

Pero funcionarios de otros países que podrían unirse a la carrera se mostraron displicentes y molestos por lo que no calificó de intento de Ghana de "apoderarse" del proceso.

Kyerematen podría también enfrentar un difícil desafío desde Nigeria, la segunda economía más grande de África y principal productor de crudo.

El ministro de Comercio, Olusegun Aganga habría expresado su interés en el cargo cuando encabezó la conferencia ministerial de la OMC en diciembre.

Pero varios funcionarios dijeron que la ministra de Finanzas, Ngozi Okonjo-Iweala, quien perdió el cargo principal del Banco Mundial meses atrás, sería la posible candidata de Nigeria.

Su oficina no respondió un pedido por declaraciones.

Y al menos un rival de América Latina podría desafiar a Kyerematen. El nombre que más suena es el del embajador brasileño ante la OMC, Roberto Azevedo. El funcionario se encontraba de vacaciones, pero una fuente comercial brasileña dijo que el Gobierno estaba al tanto de que se le habían acercado diferentes delegaciones en Ginebra.

Si Azevedo se presenta como candidato, tendrá que tener cautela ya que se culpa a Brasil de dividir el apoyo latinoamericano en el 2005, cuando su predecesor Luiz Felipe Seixas Correa arruinó las posibilidades del uruguayo Carlos Pérez del Castillo, lo que le permitió a Lamy tomar la ventaja.

No ha surgido aún un candidato latinoamericano.

La ministra de Comercio de Costa Rica, Anabel González, es también una potencial candidata que expresó su interés en suceder a Lamy en la reunión de diciembre.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero gran parte depende en la capacidad de los países emergentes de unirse para respaldar a un candidato, algo que no lograron hacer la última vez de una votación internacional.

"Esto de la solidaridad de los países emergentes es con frecuencia un mito", dijo una fuente. "Hay preocupación de que uno pueda sacar de la carrera a otro. Todo eso empieza a llevar la cosa en dirección de Groser", agregó.

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×