Wall Street gastará 2,500 mdd en campaña

Las firmas de inversión donarán una cifra mayor al récord de 170 mdd de la elección de 2008; 60% de las contribuciones de individuos y firmas de Wall Street han sido para Mitt Romney.
Jennifer Liberto
WASHINGTON -

Wall Street está en camino de gastar más en esta elección de lo que nunca ha gastado durante la temporada de campañas.

Dos meses antes del 6 de noviembre, las firmas de Wall Street han gastado hasta ahora 164 millones de dólares en campañas  y donaciones a grupos políticos diseñados para influir en las elecciones, de acuerdo con el Center for Responsive Politics. Eso coloca a la industria en vías de superar el récord de gasto de 170 millones de dólares que fue establecido durante las elecciones de 2008.

Se espera que las elecciones presidenciales y parlamentarias sean las más caras de la historia. El Centro espera que la cuenta final llegue a los 2,500 millones de dólares, la mayor parte de los cuales serán destinados a publicidad televisiva, infraestructura y personal de campaña, así como a esfuerzos logísticos para ayudar a los votantes a llegar a las urnas.

Las firmas de valores y sociedades de inversión son una de las mayores potencias que buscan influir en las elecciones, según el organismo. Individuos de firmas de Wall Street como Goldman Sachs, Bain Capital y Blackstone Group han contribuido con millones de dólares directamente donados a las campañas o a través de grupos políticos.

La mayor diferencia entre esta elección y la de 2008 es que Wall Street está apostando más a los republicanos. Durante el último ciclo, 57% de los individuos de Wall Street donó a los demócratas y al presidente Barack Obama. Pero este año, 60% de las contribuciones de Wall Street fueron a los republicanos.

"Vamos a ver mucho más (dinero) de las firmas de valores e inversión yendo tanto a miembros del Congreso como a candidatos presidenciales", dijo Bill Allison, director editorial de Sunlight Foundation, otro grupo de vigilancia que realiza un seguimiento de la influencia política.

Incluidos en los 164 millones de dólares hay alrededor de 50 millones de dólares que han fluido de las manos de varios destacados gestores de fondos de cobertura hacia los llamados súper PACs (supercomités de acción política), grupos que pueden recaudar cantidades ilimitadas de dinero en efectivo. Más de 40 millones de esos dólares de súper PAC fueron destinados a grupos conservadores, incluidos algunos que apoyan a Romney.

Los donantes que han contribuido por lo menos con un millón de dólares a los súper PAC incluyen a John Paulson de Paulson & Co., Robert Mercer de Renaissance Technologies Corp., Julian Robertson de Tiger Management y Paul Singer de Elliott Management.

El hecho de que Romney sea tan popular en Wall Street no es de extrañar, teniendo en cuenta su larga carrera en las finanzas, que incluyó la creación de Bain Capital en 1984. Romney ha recaudado 11.4 millones de dólares directamente de los donadores de Wall Street, de acuerdo con el Center for Responsive Politics.

Sin embargo, Wall Street no ha olvidado del todo a Obama, a pesar de que alguna vez calificó a Wall Street como "peces gordos" al principio de su presidencia. Los donantes de Wall Street han contribuido hasta ahora con 4,100 millones de dólares a sus esfuerzos por mantenerse en la Casa Blanca, según el organismo.

Muchos en la industria están interesados en atenuar o revertir partes de las reformas Dodd-Frank de 2010 que añadieron una nueva capa de regulación a los mercados financieros, dijo Allison. Pero Wall Street también está preocupado por la eurozona, los impuestos y la economía.

"Están tratando de generar la buena voluntad de los políticos, y quieren a alguien en la Casa Blanca que entienda sus problemas", dijo Allison.

Aunque puede que Wall Street sea uno de los favoritos en el circuito de recaudación de fondos, se ha convertido en un saco de boxeo político en anuncios televisivos de campaña de los dos partidos, según el Campaign Media Analysis Group de Kantar Media, que sigue este tipo de anuncios.

Elizabeth Wilner de Kantar dijo que Wall Street es el "coco" del ciclo electoral de este año, al igual que lo fueron las grandes petroleras durante las elecciones de 2010, a raíz del derrame de petróleo de BP. Ella dijo que el letrero verde de Wall Street y el famoso toro dorado frente a la Bolsa de Nueva York se han convertido en algo muy común en los anuncios políticos del Congreso, a medida que los legisladores buscan culpar a los demás por los actuales problemas económicos.

Por el contrario, dijo Wilner, ambas campañas presidenciales han permanecido mayormente silenciosas acerca de Wall Street.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"A pesar de todo lo que vimos en la campaña populista de Obama, él va a Nueva York de vez en cuando para tratar de recaudar dinero de (Wall Street). Así que, no los está atacando", dijo Wilner.

Ali Velshi de CNN contribuyó con este reporte.

Ahora ve
¿Qué pasaría si detectáramos las señales de alerta temprana sobre un tiroteo?
No te pierdas
×