Banca, sin razón para evitar Basilea III

El sector está en el momento idóneo para aplicar la regulación sin problemas, dicen calificadoras; el otorgamiento de crédito no se verá afectado por la norma y crecerá 10% en 2013, estima S&P.
basilea  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Frente a la reticencia de los bancos mexicanos por aplicar las reformas a la capitalización conocida como Basilea III en septiembre, las agencias calificadoras de valores aseguran que las instituciones de crédito se encuentran fuertes y sólidas para poner en práctica sin mayores problemas esa regulación internacional sobre el capital que deben mantener.

"La banca mexicana está bien capitalizada, e independientemente de cuál sea la fecha definitiva en que se implemente, lo importante es que la autoridad está siendo punta de lanza en el ámbito mundial dada la fortaleza que se ve en el sistema financiero", asegura Santiago Carniado, director de Instituciones Financieras de Standard and Poor´s (S&P) México.

De hecho, anticipa que la entrada en vigor de Basilea III no afectará el otorgamiento del crédito y espera que seguirá creciendo en 2013 a tasas de dos dígitos, en alrededor de 10%. La nueva reglamentación tiene como objetivo que en los bancos haya capacidad para resistir una crisis y que la vigilancia bancaria se fortalezca de forma considerable.

El acuerdo Basilea III fue aprobado desde 2010 por el Grupo de los 20. Su elaboración la realizó el Banco Internacional de Pagos, con sede en Basilea, Suiza, al que se conoce internacionalmente como el banco central de los bancos centrales. 

Basilea III busca que los bancos gestionen de mejor forma sus riesgos, que cuenten con más y mejor capital al exigir más capital directamente, a través de mayores  requerimientos respecto a riesgos y  exposiciones e, indirectamente, a  través  de una ratio de apalancamiento y de  colchones de recursos para usar en situaciones de crisis, explica la firma de consultoría PwC. 

"Nosotros vemos al sistema (bancario mexicano) preparado para la adopción de las reglas de Basilea III, desde el punto de vista de riesgo y de análisis crediticio -que es lo que revisamos en la calificadora- no tiene ninguna implicación", agrega David Olivares, vicepresidente de Instituciones Financieras de Moody´s Investors Service.

En agosto pasado, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) dijo que Basilea III entraría en vigor el próximo 30 de septiembre, a pesar de que los banqueros en México no están de acuerdo con toda la regulación.

Pero el 4 de septiembre, la Asociación de Bancos de México (ABM) solicitó a la CNBV que la implementación de las nuevas reglas de capital se inicie hasta el 1 de enero de 2013, en lugar del 30 de septiembre próximo.

El presidente de la ABM, Jaime Ruiz Sacristán, aclaró que no es que el sector esté en contra de su implementación, sino que requiere un poco más de tiempo ante los cambios operativos que implica esta regulación.

"Lo cierto es que no todos (los bancos) están al mismo nivel de fortaleza y preparación para enfrentarlo (Basilea III). Los bancos grandes están más fuertes y quizás más preparados, con sistemas más robustos y más recursos para implementar los cambios que requeriría la nueva regulación y los más pequeños algunos tienen la fortaleza de capital, otros no tanto y quizá la implementación en cuanto a sistemas sea un poco más compleja para ellos", destaca Carniado de S&P.

Sin embargo, puntualiza que en cuanto al resultado final que es la capitalización la banca mexicana se encuentra en buen estado y no debería tener problema para implementar Basilea III en cuestión de capital, habrá bancos que sí y otros que tengan menor capital.

"No lo veo como un tema de que la autoridad quiera decir ‘soy la primera en el mundo' más bien lo interpreto en el sentido de que dada la fortaleza que actualmente tiene la banca en México es un buen momento para aplicar estas características, a diferencia de otros países cuya banca está sufriendo", indica el especialista de S&P.

Carniado precisa que este es el caso de bancos europeos que están apurados a implementar las reglas en un entorno económico tan negativo como el que tienen y "eso los lleva a círculos quizás no virtuosos, mientras que ahorita la banca mexicana tiene una situación de fortaleza que les permitirá implementarlo".

Y desde su punto de vista el hecho de que se aplique con tres meses o cuatro de diferencia no es lo importante.

¿Una crisis superada?

Este 15 de septiembre se cumplen cuatro años de la bancarrota del emblemático banco de inversión estadounidense, Lehman Brothers, que marcó el inicio de la crisis financiera internacional y significó una radical transformación en la estructura económica global.  

Para David Olivares, de Moody's, el sistema bancario en México se encuentra en buena posición para implementar los lineamientos de Basilea III. Los resultados que ha publicado la misma CNBV es que los niveles de capitalización que mantiene el sistema en general, y los bancos en lo individual, son suficientes para la adopción de la regla de capital.

"Nosotros coincidimos en eso, es una opinión que hemos venido emitiendo desde hace ya mucho tiempo que el sistema está bien capitalizado y eso le genera una fortaleza bien importante que no solamente permite soportar las nuevas reglas de capitalización, sino también la flexibilidad para seguir creciendo y también para absorber pérdidas potenciales de ese mismo crecimiento".

Respecto a si los bancos pequeños se verán más afectados, dice que primero hay que definir cuáles son los bancos pequeños, y "cuando uno mira los niveles de capitalización de los bancos -independientemente de su tamaño- son niveles adecuados".

En consecuencia, "no tenemos nosotros en particular una preocupación sobre la capitalización del sistema. No vemos un riesgo sistémico, no vemos una preocupación sistémica de los bancos que nosotros calificamos; la fortaleza o la debilidad relativa en términos de capitalización está expresada y reflejada en las mismas calificaciones, unos bancos los tenemos en grado de inversión, otros no están en grado de inversión, y eso refleja su fortaleza intrínseca".

Después de las consecuencias de la crisis de 1994 en México se ha visto una evolución favorable en términos de regulación y "esa fue una gran lección para el sistema en general que permitió gradualmente el marco regulatorio para los bancos y gracias a ese fortalecimiento es que la crisis reciente global no tuvo un efecto tan significativo en los bancos". Qué busca Basilea III

"Basilea III" es un conjunto integral de reformas elaborado por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea para fortalecer la regulación, supervisión y gestión de riesgos del sector bancario. Estas medidas persiguen:

Mejorar la capacidad del sector bancario para afrontar perturbaciones ocasionadas por tensiones financieras o económicas de cualquier tipo; mejorar la gestión de riesgos y el bueno gobierno en los bancos y reforzar la transparencia y la divulgación de información de los bancos.

Con estas nuevas reglas, el Índice de Capitalización (ICAP) del Capital Básico 1 pasaría de 13.17% a 12.93%, muy por arriba del que exige Basilea III a la banca internacional y en México "tenemos más que el mínimo al que la mayoría de los países no llegan" y el capital básico pasaría de 13.8% a 13.55%, lo que con Basilea III deberá ser de 8.5%.

"Basilea III entrará en vigor el 1 de enero de 2013 y una vez que los bancos se empiecen a medir con b ase en esta definición de capital nos veremos mucho más fuertes en términos relativos y la razón de adoptar las reglas anticipadamente es que el sistema bancario mexicano está fuerte; en la mayoría de los paí´ses los bancos no cumplirían con el capital de 10.5% y no es solo que tengamos más capital, sino que es mejor", puntualizó en agosto pasado el presidente de la CNBV, Guillermo Babatz Torres.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El funcionario también descartó en ese entonces que vaya a darse un efecto negativo en el otorgamiento de financiamiento en el país con la entrada en vigor de las reglas Basilea III.

A pesar de que se les da esta transición ya tienen que cumplir con algunas cosas como la nueva definición de capital al 8% y a muchos bancos internacionales les costará mucho trabajo. "Los bancos están contrayendo el crédito porque no alcanzaban el 8% que es el mínimo que tienen que cumplir para el 1 de enero de 2013, que no es el caso de México y el impacto es mínimo".

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×