La Fed revitaliza al peso mexicano

La ronda de estímulos monetarios lo llevaría a cotizar abajo de 12.80 por dólar, predicen analistas; el entorno de volatilidad persistirá por datos económicos negativos en EU y Europa, advierten.
peso  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Reserva Federal (Fed) dio este jueves un nuevo empujón al tipo de cambio, que en los próximos días podría apreciarse más allá de 12.80 pesos por dólar si las condiciones en Europa no se deterioran más, predicen economistas.

Es un hecho que al banco central de Estados Unidos le preocupa la evolución del crecimiento económico y del empleo, lo que quedó demostrado con esta nueva ronda de estímulos monetarios, pero para economías emergentes como la mexicana implicará una mayor inyección de liquidez, agregan.

"Esta decisión podría propiciar un aumento en los flujos de inversión, detonando una mayor apreciación cambiaria", destaca Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank.

Sin embargo, el posible efecto de las tasas de interés sobre los bonos parece más incierto. "En principio habría que esperar una baja en las tasas conforme se acelere la entrada de flujos, pero si las tasas de los bonos del tesoro de EU aumentan, esto ejercería alguna presión de alza sobre las tasas de los bonos mexicanos".

Este jueves la Reserva Federal lanzó un nuevo y agresivo programa de estímulo, en el que se compromete a adquirir 40,000 millones de dólares en deuda hipotecaria por mes y a seguir comprando activos hasta que mejore sustancialmente el panorama para el empleo en Estados Unidos.

En un cambio significativo para el rumbo de la política monetaria, la Fed ató sus compras de bonos a las condiciones económicas, una decisión que podría generar controversia.

"Los mercados emergentes ven esta acción de la Fed como un tema de mayor liquidez hacia adelante y flujos hacia economías con buenos fundamentales, como es el caso de México, y hoy el tipo de cambio se ha fortalecido por esta razón", destaca Salvador Orozco, subdirector de Estrategia de Renta Fija de Análisis Santander.

Considera que si el tema de la crisis europea llega a estabilizarse en octubre, el peso tiene margen para seguirse apreciando. "Por eso traemos un cierre de tipo de cambio de 12.50 pesos por dólar; no esperamos que se ajuste rápidamente a la baja, pero sí hacia el cierre de año".

Para Mario Copca, analista de CIBanco, el hecho de que esta nueva ronda de estímulos monetarios se concentre en deuda hipotecaria de EU, "podría frenar la operación de carry trade. La medida no va directo a activos financieros, es positivo porque reactiva la confianza en EU y se deja de inflar a los activos a través de la especulación, para hacerlo a través de una expectativa de crecimiento sobre la economía real".

Aclara que los riesgos persisten para la mayor economía del mundo, la cual se mantiene a un ritmo de crecimiento lento y "la Fed actúa ante el temor de que los mercados castiguen la falta de acción". Copca confía en que las medidas serán positivas y si reactivan los créditos hipotecarios, el mercado inmobiliario también reflejará un mejor comportamiento y ayudará al empleo.

La Fed refleja con esta nueva ronda de estímulos el temor de un estancamiento en la recuperación del empleo, y eso es lo que había sucedido a pesar de las bajas en las tasas de interés, agrega Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

"Sí es un estímulo agresivo porque si lo comparamos contra los 600,000 millones de dólares del QE2, este nuevo programa implicaría que en poco más de un año se estaría alcanzando esa cifra, pero como no hay una fecha definitiva de término, sino hasta que el mercado laboral mejore, este nuevo programa podría ser superior", indica.

La mayor inyección de liquidez, opina Siller, tendrá un efecto sobre el tipo de cambio. "El dólar se deprecia frente a sus principales socios y por eso vimos un peso en 12.88 al anunciarse la nueva ronda de estímulos en EU, con ganas de apreciarse más en las próximas semanas dependiendo como se desarrollen los indicadores económicos".

Sin embargo, los economistas coinciden que el principal riesgo hacia adelante será la evolución que tenga la parte fiscal en EU, ya que si los políticos no alcanzan un acuerdo el 1 de enero de 2013 entrarían los recortes en automático, que de acuerdo con estimaciones implicarían una cantidad de 4% del PIB de EU, lo que podría llevar a esa economía incluso hasta una recesión, aunque en este momento ese riesgo es bajo.

Fed ayuda a la inflación

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dijo que la apreciación del peso este jueves tras las medidas de estímulo de la Fed contribuyen a mitigar las presiones inflacionarias locales.

Sin embargo, el funcionario advirtió que persisten en el caso de los bienes agropecuarios.

Ahora ve
Con su anuncio sobre Jerusalén, Trump provoca una crisis entre Israel y Turquía
No te pierdas
×