Gobierno defiende a tomateros mexicanos

Autoridades de Florida acusan a los productores mexicanos de realizar prácticas desleales; la exportación de tomate a Estados Unidos representa más de 1,800 millones de dólares.
tomates jitomate  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El gobierno de México expresó su "tajante rechazo" a las acusaciones de productores de tomate de Florida sobre presuntas prácticas de dumping en el país.  En conferencia de prensa, el subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía (SE), Francisco de Rosenzweig, indicó que la medida traería graves consecuencias económicas para México, que exporta a Estados Unidos ese producto por un valor de más de 1,800 millones de dólares.

La dependencia advirtió que llegará a sus últimas consecuencias legales para defender el Acuerdo Suspensión entre México y Estados Unidos referente al tomate, donde se suspendió una investigación de dumping contra los tomateros mexicanos y que opera desde hace 16 años. 

De Rosenzweig recordó que el acuerdo prevé dos periodos para exportar, en donde hay una banda de precios de referencia sobre los cuales el producto mexicano es exportado. "En ese sentido, evidentemente no hay dumping" por lo que rechazó cualquier tipo de mala práctica comercial. 

Tan es así, dijo, que se ha triplicado el nivel de las exportaciones de tomate mexicano a Estados Unidos, ya que al inicio del acuerdo se captaron 580 millones de dólares y en 2011 fueron 1,880 millones de dólares. 

Destacó que ello demuestra que los tomateros mexicanos son competitivos, y recordó que 50% del tomate que se consume en Estados Unidos es mexicano. 

El funcionario y defensores de productores de tomate mexicano advirtieron que no permitirán que el Departamento de Comercio de Estados Unidos aplique medidas proteccionistas con verdaderos fines políticos, pues la queja se presenta en el marco de las campañas electorales en ese país. 

"Los productores de Florida han buscado aprovechar la coyuntura electoral en Estados Unidos", dijo, mediante la terminación anticipada del Acuerdo Suspensión, pese a que dejó en claro que en este momento no cuentan con el apoyo de 85% de los productores de ese país, lo que se necesita para presentar la demanda. 

El 4 de septiembre, la Secretaría de Economía presentó un escrito con argumentos en contra de la solicitud de los productores de Florida, y externó su preocupación por iniciar una controversia comercial. 

Señaló que el procedimiento para terminar el Acuerdo Suspensión daría como consecuencia inestabilidad en el mercado, un incremento en el precio del tomate en Estados Unidos, desabasto en esa nación y pondría en riesgo los empleos en este país. 

En la actualidad, la autoridad estadounidense revisa los comentarios y una vez concluido el análisis emitirán una resolución preliminar.

Ante ello, el funcionario dijo que el gobierno federal, si bien no pretende intervenir en las decisiones de las autoridades estadounidenses, "manifiesta su tajante y contundente oposición a la adopción de medidas comerciales restrictivas. 

"Creemos fielmente en las virtudes del buen comercio y rechazamos cualquier medida proteccionista. Y en ese sentido haremos uso de todas las alternativas legales a nuestro alcance para defender los intereses de nuestros productores y nuestra economía". 

El representante de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas, Mario H. Robles, indicó que en el supuesto de que Estados Unidos falle en favor de Florida y se termine el acuerdo es posible que se haga la petición de una nueva investigación, aunque la amenaza de nuevos aranceles sería grave para ambos países. 

En el caso de Estados Unidos, dijo Robles, provocaría desabasto e incremento de precios del alimento; en tanto que en México se afectarían a los productores que siembran 57,000 hectáreas de tomate, de las cuales se exporta a la Unión Americana más de la mitad de lo que se produce.

Presión política

El secretario de Economía, Bruno Ferrari, dijo que la dependencia defenderá a los productores de tomate mexicanos ante las presiones por "cuestiones primordialmente políticas" para limitar las exportaciones a Estados Unidos.

El funcionario aseguró en entrevista que la dependencia "no abandonará" a los productores nacionales.

México ha mostrado gran firmeza en este asunto, "independientemente de la presión que puede existir por productores de la Florida en estos momentos por cuestiones primordialmente políticas", señaló.

Consideró que ante los momentos políticos que vive Estados Unidos, por las próximas elecciones presidenciales, es importante analizar lo que pasará con las exportaciones del tomate mexicano, que son muy grandes e importantes para el mercado estadounidense.

Las autoridades mexicanas mantendrán una "posición fuerte", como lo han hecho en otras disputas comerciales con Estados Unidos, como en el caso del atún o el transporte, y por ello "no vamos a abandonar para nada a los productores del tomate en este caso", insistió.

Ahora ve
Beber hasta 12 latas de refresco diario y otros excéntricos hábitos de Trump
No te pierdas
×