La Fed difiere por nuevo estímulo

La Fed de Chicago considera que el QE3 alentará la economía contra posibles perturbaciones futuras; por su parte, la Fed de Dallas prevé que el estímulo saea menos efectivo esta vez.
dolares en paquetes  (Foto: Thinkstock)
NUEVA YORK (CNN) -

La decisión que adoptó la semana pasada la Reserva Federal de Estados Unidos, de lanzar una nueva ronda de compras de bonos, ofrecerá un "importante estímulo adicional" al empleo y alentará a la economía contra posibles perturbaciones futuras, dijo este martes el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans.
"Con los problemas que enfrentamos y los potenciales peligros que yacen por delante, es esencial hacer todo lo posible ahora para apuntalar la resistencia de la economía", apuntó Evans en comentarios preparados para una presentación en un desayuno patrocinado por Bank of Ann Arbor.

Pero el Banco Central estadounidense aún podría hacer más, dijo Evans, incluyendo declarar la tolerancia a las políticas que podrían producir una inflación ligeramente más alta siempre que esas políticas también bajen la desocupación.

"Tales políticas expansivas podrían mejorar aún más el cuadro del empleo, incluso más allá de nuestras acciones recientes, que fueron muy beneficiosas", dijo.

Sin embargo,  para Richard Fisher, jefe de la Fed de Dallas, el nuevo programa de la Reserva Federal para combatir el desempleo en Estados Unidos probablemente sea menos efectivo al asegurar que otros factores se están interponiendo en la creación de empleo, dijo el martes un alto funcionario de la Fed.

"Argumentaría que esto tiene menos impacto ahora mismo porque hay otras cosas que inhiben a las empresas de tomar decisiones sobre gasto de capital y empleo", sostuvo el presidente de la Fed de Dallas, Richard Fisher, en declaraciones al canal CNBC.

"Me gustaría ver a la gente salir y comprometerse a realizar gastos en bienes de capital que generen empleos en Estados Unidos y tenga un efecto más inmediato. No creo que este programa vaya a tener gran eficacia", afirmó.

Fisher, que este año no tiene poder de voto dentro del comité de la Fed que establece la política monetaria, dijo que de haber podido votar, no hubiera apoyado las compras de bonos hipotecarios anunciadas la semana pasada por el banco central estadounidense.

Por su parte, Charles Evans ha sido un defensor infatigable del alivio monetario extra en años recientes, incluso cuando las medidas sin precedentes del Banco Central para sacar a la economía de la recesión y revitalizarla eran criticadas.

La Fed ha mantenido las tasas de interés en mínimos desde diciembre del 2008, prometiendo dejarlas tan bajas durante años, y emprendió dos rondas de compras de bonos por un total de 2.3 billones de dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La semana pasada la Fed dijo que comprará valores respaldados por hipotecas por 40,000 millones de dólares mensuales hasta que mejore el mercado laboral, y que probablemente dejará las tasas de interés bajas hasta mediados del 2015.  

Evans, quien este año tampoco tiene voto en la comisión de política monetaria de la Fed, ha argumentado que el elevado desempleo y la inflación estable justifican tomar nuevas medidas.

Ahora ve
Sierra Leona vende ‘el diamante de la paz’ en 6.5 millones de dólares
No te pierdas
×