La fuerza del peso, un efecto temporal

El tipo de cambio podría llega a 12.50 por dólar en las próximas semanas, anticipan analistas; pero advierten que los riesgos en EU y Europa no se han disipado y presionarán a la moneda mexicana.
peso mexico  (Foto: Thinkstock)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En las próximas semanas el tipo de cambio podría rondar los 12.50 pesos por dólar, en medio de una combinación de mayor liquidez mundial y preferencia de inversionistas extranjeros por activos mexicanos denominados en pesos, estiman analistas.

En contraste, factores que en estos días han generado una menor aversión al riesgo tanto de Europa como de Estados Unidos podrían llevar la cotización del peso frente al dólar nuevamente por arriba de 13 unidades en el último trimestre de 2012, añaden.

El descenso en el nerviosismo financiero que se ha observado recientemente podría revertirse conforme se acerque el cierre del año, "debido a que entraríamos en una zona donde creemos que la probabilidad de anuncio de salida de Grecia de la zona euro comenzaría a repuntar", estima Banamex.

Es por lo anterior que cree que entre este otoño y el siguiente verano, se podría observar una tendencia de debilitamiento del peso mexicano de vuelta hacia cotizaciones de 13.20 pesos por dólar.

El 13 de septiembre pasado, la Reserva Federal (Fed) lanzó un nuevo y agresivo programa de estímulo, en el que se compromete a adquirir 40,000 millones de dólares en deuda hipotecaria por mes y a seguir comprando activos hasta que mejore sustancialmente el panorama para el empleo en Estados Unidos, lo cual se tradujo en una apreciación del peso.

En tanto, en el mercado de futuros de Chicago, la posición especulativa del peso al 11 de septiembre reflejó un entorno positivo para la moneda mexicana al pasar de 3,488 millones de dólares a favor del peso a 4,702 millones de dólares.

En las siguientes semanas el tipo de cambio podría aproximarse hacia los 12.50, por dólar, agrega Invex Grupo Financiero, por lo que recomienda vender posiciones en dólares y concentrarse en los rendimientos en pesos que en los próximos meses volverán a ser mayores a otros activos en mercados  desarrollados.

"Es probable que el peso se revalúe, por lo que para la inflación no será un factor de preocupación, lo cual abre la posibilidad de una baja en las tasas de interés", dice Rodolfo Campuzano, director de Estrategia y Gestión de Portafolios de Invex, al descartar que una mayor apreciación del peso afecte las exportaciones del país.

De hecho, considera que México tiene ventajas competitivas y que la aprobación de reformas (dos de ellas preferentes) que están a discusión en el Congreso podría enviar una percepción positiva entre los inversionistas, pero en caso de no aprobarse "hay que vigilar que no haya una señal adversa en el sentido de que el Congreso no trabajará con el Gobierno".

El Grupo Financiero BX+ estima que el tipo de cambio promedio será de 12.90 pesos por dólar durante septiembre, con un margen de subvaluación de 4.10%, que se reduce hasta 2.60% con el tipo de cambio actual de 12.70 por dólar.

En su opinión, los posibles riesgos para el peso respecto al dólar para las próximas semanas serán: la persistencia de baja generación de empleo en EU; los malos resultados de la visita de la Troika a Grecia en los días siguientes, y la posibilidad de una nueva solicitud de rescate por parte de España, y la persistencia de las presiones inflacionarias en México.

Por el contrario, los elementos que contribuirían a una apreciación de la moneda mexicana se encuentran en: mayor dinamismo económico en EU y un avance en la resolución de los problemas de Europa. Estos eventos podrían disminuir la volatilidad en los mercados, así como la aprobación de la iniciativa preferente de la reforma laboral en México.

Para octubre, espera que el margen potencial de subvaluación sea de hasta 4.27%, con un tipo de cambio esperado para ese mes de 12.85 pesos por dólar.

La extensión y profundidad de las medidas laxas se ha incrementado en el ámbito internacional y eso podría dotar de mayor demanda a los instrumentos con riesgo, menciona a su vez Monex Grupo Financiero.

Expone que las medidas adoptadas por los bancos centrales de EU y Europa han inyectado algo de certidumbre a los mercados financieros, por lo que los riesgos globales podrían disminuir y en las siguientes sesiones espera periodos de apreciación hacia niveles de 12.60 y 12.70 pesos por dólar.

De mantenerse el ánimo optimista en los mercados globales, el peso podría continuar apreciándose, ya que la economía parece estar ganando fuerza al tiempo que las perspectivas de mediano plazo están mejorando, entre otras razones, por los avances que comienzan a observarse en el accionar político previo al cambio de gobierno, agrega el Área de Estudios Económicos de Scotiabank.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Un elemento que contribuiría a una mejora adicional en las perspectivas financieras del país es la posibilidad de una mejora en la calificación crediticia, sobre todo si se logran algunos avances en las reformas estructurales ya turnadas al Congreso.

Por último, y a pesar del entusiasmo que han detonado las medidas monetarias, no hay que olvidar que la situación de la economía en EU y Europa sigue siendo delicada, ante los complicados problemas fiscales que siguen lejos aún de resolverse. La posibilidad de volatilidad no ha desaparecido, alerta.

Ahora ve
Los avances parecen aproximarnos a la revolución del reconocimiento facial
No te pierdas
×