Obama-Romney, ¿qué prefiere Wall Street?

La historia contradice la idea de que es mejor para mercados tener un republicano en la Casa Blanca; sin embargo, el perfil de los candidatos no determina cómo afectarían sus acciones al mercado.
obama romney  (Foto: Cortesía Fortune)
Allan Sloan
NUEVA YORK -

Algo que me preguntan en estos días es qué sería mejor para el mercado accionario, que gane Mitt Romney o que venza Barack Obama. Y la única respuesta honesta que doy es: "No tengo la más remota idea".

Cualquier analista del mercado competente y objetivo te dirá que las situaciones financiera y psicológica de Estados Unidos y de las economías del mundo son los factores más importantes, y que la influencia del titular de la Casa Blanca sobre esas cuestiones es mucho menor a lo que la gente cree.

Pongamos un ejemplo: George W. Bush. Él era un republicano, un partidario del libre mercado, ¿verdad? Las acciones, según la creencia popular, deberían haberse disparado durante su administración. Después de todo, él bajó los impuestos sobre los ingresos por concepto de inversiones a su punto más bajo en la historia moderna con el fin de ayudar a los inversionistas y a la economía.

Pero... ¡vaya por Dios! En lugar de ser una edad de oro para los inversionistas en valores, su mandato fue un desastre. El mercado accionario estadounidense perdió un 25.1% durante sus dos periodos, según las estadísticas elaboradas por Wilshire Associates a petición mía.

Si los promedios históricos se hubieran mantenido, la rentabilidad total del mercado - las ganancias de capital más los dividendos reinvertidos -habría duplicado con creces el dinero de los inversionistas durante los ocho años en que Bush estuvo al mando. En cambio, los inversionistas terminaron con una cuarta parte menos de la cifra con la que empezaron.

Y ¿adivinen qué? El mejor rendimiento de mercado en un primer mandato presidencial se ha dado (al menos hasta ahora) bajo la administración de... Barack Obama, quien ha sido vilipendiado en Wall Street por supuestamente descalabrar a la América corporativa con insultos y mucha regulación; el mismo que ha presionado para elevar los impuestos sobre los ingresos generados por inversiones de los hogares más ricos.

Sin embargo, las acciones produjeron un impresionante retorno total de 95.9% desde el juramento presidencial de Obama hasta mediados de septiembre.

Encontrar a Obama en la cima de las estadísticas no es lo que esperaba ver cuando le pedí a Wilshire que calculara los retornos según las administraciones presidenciales.

Partimos de Ronald Reagan porque Wilshire no comenzó a monitorear los retornos diarios del mercado con su índice Wilshire 5000 hasta 1980. Es por eso que Reagan, quien asumió el cargo en 1981, es el primer presidente de nuestra lista. (Puedes ver todos los números en la tabla que adjuntamos).

Si George W. Bush, el supuesto amigo de los inversionistas, produjo el peor retorno de cualquier presidente a partir de Reagan, ¿qué Gobierno mostró el mejor rendimiento?

No, no Reagan, amado en algunos sitios por haber dado inicio a nuestra orgía de recortes fiscales. Fue Bill Clinton, quien impulsó un fuerte aumento impositivo durante su primer mandato.

Piensa en ello. Bajo dos presidentes demócratas, las acciones han mostrado el mejor rendimiento, mientras que con tres republicanos se da el peor.

Aunque sea muy tentador irritar a mis amigos más conservadores con este hecho, sería un error atribuir los rendimientos del mercado en los periodos de Clinton y Obama a sus políticas y gestiones. Clinton heredó una gran economía -y no, no se lo atribuyan a las políticas de Reagan- y dejó el cargo tras el estallido de la burbuja puntocom, pero mucho antes de que las acciones de Internet tocaran fondo.

Bush heredó un mercado bursátil hundido y se fue en medio de un pánico financiero. ¿Merece Clinton todo el crédito por todo lo bueno que ocurrió durante su mandato? ¿Merece Bush toda la culpa de todo lo malo? Sí, si me respondes como un ideólogo. No, si eres intelectualmente honesto.

Obama asumió la presidencia con un mercado de valores en niveles verdaderamente bajos, algo que en nada tuvo que ver. Después de una desagradable caída de dos meses durante la cual sus críticos estaban atentos al "Obama market", las cosas se estabilizaron, gracias a las acciones coordinadas de los bancos centrales y los gobiernos de todo el mundo. El pánico amainó, y el denominado "Obama market" desapareció del discurso público.

Alrededor de la mitad de la ganancia registrada durante el mandato de Obama se produjo en su primer año. En contraste, Reagan tuvo una pérdida en su primer año.

Otros rendimientos interanuales han variado en toda la muestra, como se puede observar en la tabla. "No hay un patrón aquí, es sólo azar", señala Bob Waid, director general de Wilshire Analytics. "Si se tratara de relaciones causales, podríamos ver un patrón diferente".

Conclusión: Adelante, vota por cualquier candidato que desees. Pero no vayas a creer que la victoria -o la derrota- de tu favorito determinará lo que ocurre en el mercado de valores. El mundo no funciona así.

 

tabala-mercados.jpg

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

*Todos los años comienzan con sus respectivos días de toma de protesta; el cuatrienio del presidente Obama finaliza el 09/11/12.
Fuente: Wilshire Associates

Este artículo pertenece a la edición de Fortune del 8 de octubre de 2012.

Ahora ve
Gracias a la inteligencia artificial, la NASA descubre sistema de ocho planetas
No te pierdas
×