México y Brasil: rivales sólo en futbol

Las dos naciones no deben distanciarse, dijo el ex presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva; una América Latina unida será más fuerte y respetada en el mundo, destacó el ex mandatario.
Lula da Silva  (Foto: CNN)
Isaid Mera
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

No hay justificación para que México y Brasil sigan distanciados, y menos para que haya rivalidad, aseguró este viernes el expresidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva.  "Si tenemos que ser adversarios en algo, que sea en futbol", ironizó el político durante su participación en el evento México Siglo XXI, organizado por la Fundación Telmex.

Ambas naciones tienen factores que favorecen, como la cercanía de territorio y un idioma similar, para que haya una mayor alianza. "Se trata de añadir aliados", señaló.

"En todo lo que podemos, debemos ser aliados y estrechando nuestras relaciones. Que nuestros gobiernos cooperen", abundó.

Esta semana el presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, visitó Brasil, -como parte de una gira por Sudamérica- donde propuso una mayor apertura comercial con para acortar las distancias entre las dos mayores economías de América Latina, y descartó que exista alguna rivalidad.

Tras reunirse el jueves con la presidenta Dilma Rousseff, Peña Nieto dijo que la solución es aumentar el comercio, crear incentivos y equilibrar la balanza con más exportaciones brasileñas.

Brasil impuso en marzo cuotas a la importación de autos mexicanos para contener un déficit en su balanza comercial, suspendiendo por tres años un acuerdo de comercio de vehículos.

América Latina recuperó su autoestima

La geografía económica ya cambió, señaló Lula da Silva, por lo que América Latina debe acelerar su proceso de integración para tener "el lugar que le pertenece".

El expresidentes brasileño cuestionó que grandes organismos, como el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), no cuenten con una fuerte presencia de América Latina o África.

"En organismos como el FMI (Fondo monetario Internacional) se tiene que reflejar el mundo de hoy, juntos (en Latinoamérica) seremos más respetados y mucho más fuertes".

El político destacó que entre las ventajas que existen para lograr la integración de América Latina está el que no hay guerras, ni odios religiosos, además de que la democracia ya permea entre los pueblos. 

"He recorrido varios países y puedo decirles que hoy hay una nueva América Latina, una región que ha levantado la cabeza, que recuperó la soberanía y la autoestima".

Lula da Silva aseveró que Latinoamérica ha demostrado que se puede crecer de manera sostenible, aunque aún hay grandes retos que alcanzar. 

"Millones de personas sufren aún las consecuencias perversas del hambre y extrema pobreza". 

También indicó que el crecimiento económico es condición necesaria, pero no suficiente para que América Latina conquiste su pleno desarrollo.   

"No basta crecer, hay que distribuir, para ello son las políticas públicas. Crecer, distribuyendo, es la forma más consistente de crecer", recalcó.

"Compra, compra, compra"

Al pedirle consejos que se puedan aplicar en México, Lula da Silva dijo primero que los ciudadanos no deben esperar que el Gobierno actúe, sino ellos mismos generar la transformación.

Además, aconsejó "comprar, comprar y comprar" de manera responsable, pues así se activa el consumo y, por ende, la economía.

En este punto señaló la importancia del crédito, ya que es el instrumento mediante el cual los sectores de bajos recursos pueden acceder a la compra de productos que de otra manera no estarían a su alcance.

"¿Creen que a los pobres no les gustan las lavadoras? ¡Claro que les gustan!", dijo Lula da Silva, que fue interrumpido en diversas ocasiones en su discurso por la ovación que le daba el público, en su mayoría jóvenes mexicanos.

Sobre este sector de la población en particular, el brasileño dijo que "la juventud desea recuperar la esperanza", por ello aseguró que los gobiernos deben aplicar políticas públicas enfocadas a ellos.

En su discurso, Lula da Silva también cuestionó a los políticos que sólo se fijan en los pobres durante las elecciones, y después se enfocan en los ricos. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Al pobre no lo invitan ni a un cafecito, mientras que los ricos comen y cenan todos los días con el Gobierno", lamentó. 

Con información de Reuters

Ahora ve
Esta aplicación te permitirá detectar daños cerebrales desde tu smartphone
No te pierdas
×