Europa advierte daño por unión bancaria

Los países que no utilizan el euro temen verse afectados por la propuesta de supervisión del BCE; Londres teme que mayor regulación mine su posición como capital financiera de Europa.
bancos  (Foto: Cortesía CNNMoney.com)
BRUSELAS (CNN) -

La creación de una unión bancaria para ayudar a resolver la crisis de deuda de la zona euro podría llevar a una división dentro de la Unión Europea, advirtieron legisladores del Parlamento Europeo durante un debate el miércoles que dejó al descubierto las tensiones en el bloque. A principios de este mes, Bruselas propuso que el Banco Central Europeo (BCE) supervise a todos los bancos de la zona euro, como un primer paso hacia la creación de la unión, bajo la cual los 17 países miembros formarían un frente unido para respaldar a sus prestamistas.

Sin embargo, el plan ha despertado preocupaciones en los otros 10 estados de la Unión Europea, que cuentan con sus propias monedas y que aseguran podrían verse indirectamente afectados por los nuevos poderes de supervisión del BCE y quedar en desventaja competitiva, se unan o no al esquema.

Legalmente, el Parlamento Europeo no tendrá voz en la redacción de gran parte de las leyes que respalden una unión bancaria. Sin embargo, tiene competencias para modificar otras normas financieras importantes y es probable que ejerza su influencia en los cambios al nuevo régimen.

"¿Cuál es el punto de tener un solo mecanismo de supervisión (para la zona euro) cuando tienes al Reino Unido con su 60% del mercado financiero no involucrado?", planteó el legislador alemán Werner Langen en el debate el miércoles.

"En vez de un solo mecanismo de supervisión, tenemos una división de Europa, una división muy explosiva", agregó.

Las visiones de Langen fueron reiteradas durante el debate en la influyente comisión de asuntos económicos y monetarios del Parlamento Europeo, donde miembros de toda Europa manifestaron opiniones opuestas sobre la forma de la unión bancaria.

"Lo que no queremos hacer aquí es dividir a la Unión Europea en dos", afirmó Wolf Klinz, un miembro alemán del Parlamento. "Lo que no queremos ver es que los británicos se pongan en una situación en que tengas un referéndum y digan (...) eso es suficiente para nosotros", agregó.

Mejor control

La unión bancaria, que apuntaría a recuperar la confianza en una industria afectada por la crisis por casi cinco años, consta de tres pasos principales: el BCE recibe la responsabilidad de supervisar a todos los bancos de la zona euro y otros que se adhieran; la creación de un fondo para cerrar y establecer las deudas de bancos quebrados; y un plan reglamentado para proteger los depósitos de los ahorristas.

Además de construir los cimientos para controlar mejor a los bancos, la unión sería importante porque permitiría que el fondo de rescate europeo, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), inyecte directamente el muy necesitado capital a los bancos, como los de España.

"Estamos presionados por el tiempo. La unión bancaria (...) está vinculada al acceso al MEDE", afirmó Sven Giegold, un miembro alemán del Parlamento quien también planteó preocupaciones sobre un esquema a dos niveles que daña a los países que no pertenecen a la zona euro.

"Esta propuesta es para permitir la recapitalización directa de bancos españoles porque España no quiere realizar una solicitud normal (por ayuda)", comentó Langen, quien es miembro de la Unión Demócrata Cristiana alemana, el mismo partido de la canciller Angela Merkel.

El debate remarcó el problema central de la unión: que pueda abrir una división entre aquellos países dentro del esquema y los que están fuera, cuyos bancos podrían sufrir como resultado de eso.

El ministro sueco de Finanzas, Anders Borg, ha dicho que no aceptará la supervisión del BCE de Nordea, el mayor banco de la región nórdica, mientras su país permanezca fuera de la unión bancaria.

Nordea tiene su sede central fuera de la zona euro, en Estocolmo, pero tiene grandes operaciones en Finlandia, el único país nórdico que usa la moneda común.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque Gran Bretaña permanecerá fuera del esquema, muchos bancos internacionales en Londres -desde HSBC al Citi - tienen operaciones en la zona euro que serán afectadas por el nuevo alcance supervisor del BCE.

A Londres le preocupa que el BCE, envalentonado por sus nuevos poderes, exija regulaciones que puedan minar la posición de la ciudad como la capital financiera de Europa.

Ahora ve
Cómo se prepara y se come una pizza en el espacio
No te pierdas
×