Europa reparte culpas

Advierte riesgos por la política fiscal estadounidense y la desaceleración china y japonesa; ministros de Finanzas de Europa se reunirán este mes con sus pares de economías desarrolladas.
dinero mundo  (Foto: Thinkstock)
BRUSELAS (CNN) -

Europa le dirá la semana próxima a Estados Unidos, Japón y Canadá que está actuando para solucionar su crisis de deuda, pero que la política fiscal estadounidense y las desaceleraciones japonesa y china también suponen riesgos para la economía global.  Los ministros de Finanzas de Alemania, Francia, Italia y Gran Bretaña se reunirán con sus pares de otras economías desarrolladas en una cena del Grupo de los Siete en Tokio el próximo 11 de octubre.

"Los acontecimientos en el área euro no son la única fuente de riesgos para la economía global", señala un documento con los principales mensajes europeos sobre política preparados para el G7.

"Los riesgos también emanan de la incertidumbre fiscal en Estados Unidos, la desaceleración de la recuperación en Japón y un menor crecimiento (...) en muchas economías emergentes, especialmente en China", agrega el documento.

Los estados de la zona euro en el G7 están desde hace tiempo bajo presión del resto del mundo para que logren controlar la crisis de deuda que hasta ahora ha atrapado a Grecia, Irlanda, Portugal y España y minó la confianza de los inversores a nivel global.

En la reunión del G7 en Tokio, que se produce justo antes de las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional, los funcionarios de la zona euro explicarán lo que han hecho hasta el momento para luchar con sus problemas y apuntarán a Washington como una potencial fuente futura de trastornos económicos.

"En particular, Estados Unidos necesita acordar para fin de año cómo lidiar con el abismo fiscal y, al mismo tiempo, adoptar un plan de consolidación fiscal creíble", según el documento.

El abismo fiscal es la combinación a partir del 2 de enero de fuertes recortes de gastos y la expiración de exenciones impositivas para todos los grupos de ingresos, que suman más de un 4% del Producto Interno Bruto.

"Esto lanzaría a la economía de Estados Unidos a la recesión e interrumpiría la frágil recuperación global", agregó.

"Si las autoridades no alcanzan un consenso en estos dos temas, la economía de Estados Unidos podría enfrentar importantes incertidumbres que dañarían el crecimiento económico en el 2013 y tendría significativas ramificaciones para el resto del mundo", aseguró el documento.

Otro riesgo para el crecimiento proviene del alza en los precios del petróleo, dirán los miembros europeos del G7 en Tokio.

"Necesitamos continuar alentando a los países productores de petróleo a incrementar su producción para satisfacer la demanda, y apelar a un exceso de capacidad. Saludamos el compromiso de Arabia Saudita en Los Cabos de movilizar, como se necesita, la actual capacidad de reserva para garantizar el adecuado suministro", agregó el documento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los miembros europeos del G7 instarán por una estrategia global que impulsaría el consumo privado y llevaría más rápido a China a que su moneda tenga un valor determinado por el mercado.

El documento asegura que China permitió a su moneda apreciarse en términos efectivos alrededor de un 7% en el 2011, pero apunta que el avance se detuvo a comienzos de año.

Ahora ve
Con Guillermo del Toro a la cabeza, así quedan las nominaciones a Globos de Oro
No te pierdas
×