Los inversionistas, sin ‘rally’ bursátil

Desde marzo 2009 los inversores individuales han retirado alrededor de 500,000 mdd; la desconfianza en los mercados por parte de los ‘Baby Boomers’ alienta el cambio rápido a bonos.
dolar inversion  (Foto: Archivo)
Hibah Yousuf
NUEVA YORK -

Los títulos bursátiles de las compañías estadounidenses han registrado un alza significativa desde el inicio del verano, alcanzando recientemente su nivel más alto desde diciembre de 2007. Pero los inversores individuales han visto nuevamente toda la acción desde la barrera.

Mientras el S&P 500 subía casi 10% entre junio y agosto, los inversionistas individuales retiraron casi 40,000 millones de dólares (mdd) del mercado de valores de Estados Unidos, según datos de EPFR Global, una firma de Boston que monitorea los flujos de fondos, tanto de fondos mutuos como de fondos cotizados.

¿Qué explica esta retirada? Los expertos dicen que el éxodo constante puede atribuirse a un cambio del comportamiento inversor por parte de los ‘Baby Boomers', que representan el grupo más grande entre los inversionistas minoristas.

"El extremo de mayor edad de los ‘Baby Boomers'se está moviendo hacia la jubilación, y ellos ya han sufrido dos crisis importantes en sus carteras en menos de una década: la caída de las puntocom y la crisis financiera", explica Cameron Brandt, director de investigación en EPFR Global.

"Se suponía que se pasarían a los bonos de cualquier forma, pero esa población ha hecho el cambio aún más rápido, pensando ‘Mejor me cambio mientras todavía tengo el dinero'".

Esa desbandada no es exactamente una nueva tendencia. Mientras que el S&P 500 ha duplicado con creces su valor desde los mínimos de marzo de 2009, los inversionistas han retirado cerca de 500,000 mdd de acciones bursátiles estadounidenses durante ese mismo período de tiempo. Tan sólo en este año, han sacado más de 100,000 mdd de fondos mutuos y fondos cotizados. Al mismo tiempo, han puesto su dinero en los fondos de bonos.

"Ellos están muy recelosos de los valores de renta variable, y han llevado su búsqueda de rentabilidad por el camino de los valores de renta fija, incluso algunos que son muy riesgosos, como los bonos de alto rendimiento", señala Brandt.

Desde principios de año, los inversionistas individuales han invertido cerca de 70,000 mdd en fondos de bonos estadounidenses, según EPFR.

Los inversionistas individuales también se han vuelto más desconfiados respecto a Wall Street en la nueva era de la negociación de alta frecuencia, a raíz de incidentes como el flash crash ocurrido en mayo de 2010, la accidentada Oferta Pública Inicial (OPI) de Facebook en el Nasdaq y el fallo de trading que afectó a la firma Knight Capital, advierte Kevin McDevitt, analista de Morningstar.

"Hay una mayor cantidad de desconfianza y escepticismo entre los inversionistas", apunta McDevitt, agregando que muchos inversionistas creen que "el mercado está sujeto a una mayor manipulación que en el pasado".

De hecho, los expertos como Joe Saluzzi, co-director de negociación de acciones en Themis Trading y autor del libro ‘Broken Markets', dice que la estructura cambiante del mercado de valores hace que sea casi imposible para los pequeños inversionistas tener éxito si tratan de negociar con la intención de obtener ganancias a corto plazo.

Los operadores de Wall Street tienen sofisticados programas de negociación y acceso sin precedentes a investigaciones de mercado y toda clase de información en comparación a los inversores minoristas.

"Si tratas de negociar acciones, perderás", dice Saluzzi sin rodeos. Pero también señala que los actuales fundamentos del mercado tampoco son tan convincentes para los pequeños inversores.

"Los inversionistas minoristas tienen problemas de confianza y sienten que el mercado accionario está amañado, pero tampoco entienden cómo el mercado puede tener un rally tan candente cuando ven la salud de la economía en general", comenta.

"Ellos saben que el crecimiento económico es anémico, pero la política de la Reserva Federal sigue inflando la bolsa de valores. Simplemente no es compatible".

El experto añade que los inversionistas que están dispuestos a ejecutar una estrategia de compra y retención todavía se pueden beneficiar de la posesión de títulos. Pero lo más probable es que, mientras esos inversionistas individuales consideren todos los riesgos que aquejan al mercado (desde la crisis de deuda europea al precipicio fiscal estadounidense), sigan yéndose en desbandada.

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×