Impuesto a transacciones revive en la UE

Nueve países se suman a la iniciativa financiera impusalda por Francia y Alemania; los Gobiernos de la Unión Europea que adopten esa medida podrían recaudar 55,000 mde al año.
EURO  (Foto: Thinkstock)

Nueve países de la Unión Europea (UE) se sumaron al proyecto que pretende crear un impuesto a las transacciones financieras en la Unión Europea, informó este martes el comisario europeo de fiscalidad, Algirdas Semeta.

España, Italia, Bélgica, Austria, Portugal, Eslovenia, Estonia, Eslovaquia y Grecia se han manifestado a favor de "avanzar rápidamente" en ese proyecto, dijo el comisario tras una reunión con los ministros europeos de Finanzas, en Luxemburgo.

Con esos nuevos apoyos, la iniciativa supera el mínimo de nueve países exigido para que pueda ponerse en marcha en un grupo reducido de miembros de la UE.

El impuesto, inspirado en la llamada Tasa Tobin, gravaría con un interés de 0.1% las transacciones con acciones y bonos y con 0.01% las de derivados.

Bruselas estima que ello permitiría a los países participantes recaudar 55,000 millones de euros al año.

Las naciones que respaldan el impuesto deben establecer ahora la forma precisa de los detalles de su funcionamiento y someter la idea a aprobación.

Francia y Alemania, que encabezaron el concepto del impuesto, habían esperado en un principio que fuera adoptado por la totalidad de la Unión Europea, pero varios países (como Gran Bretaña y Holanda) exteriorizaron sus recelos sobre su posible impacto en la economía.

Lentos avances

Europa logró pocos avances en su esfuerzo por asegurar al golpeado sistema financiero y garantizar que los bancos en problemas nunca arriesguen otra vez la economía entera de un país.

Los ministros de Finanzas de los 27 países de la UE no pudieron ponerse de acuerdo en crear un supervisor bancario.

Mientras algunos países pretenden que la unión bancaria esté en funcionamiento a finales de año, las autoridades de otras naciones recomiendan precaución.

El ministro alemán del Exterior, Jan Kees de Jager, dijo que la unión bancaria es importante para desvincular el riesgo bancario y el riesgo del endeudamiento soberano.

Sin embargo, agregó, "es importante que la logremos de manera gradual y que la sustancia sea avanzar y no el calendario. Es imposible fijar una fecha cierta para concretarla".

Los ministros siguen estancados en temas mayores sobre cómo los 17 países que utilizan el euro se aliarán económica y políticamente, algo que ellos acuerdan es vital para el futuro de su moneda única.

El ministro de Finanzas de España, Luis de Guindos, dijo que sólo una acción audaz eliminará los temores sobre la eurozona y que sólo una vez que esos temores se borren, también se olvidarán las preocupaciones por su país, del que muchos temen pueda necesitar un rescate financiero.

Los avances son lentos, ya que los ministros debaten los detalles de cómo deben ser supervisados los bancos en Europa y cuánta ayuda pueden recibir del fondo de rescate europeo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Europa está en su tercer año de crisis financiera y las recesiones en varios países han empeorado el problema, en tanto los líderes batallan para resolver los problemas con demasiadas deudas y un crecimiento diminuto.

Con información de Notimex y AP

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×