El FMI alerta por débil confianza global

El organismo dijo que los riesgos para la estabilidad financiera han subido en los últimos 6 meses; llamó a la eurozona a profundizar los lazos financieros y fiscales con urgencia.
grafica  (Foto: AP)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) instó a las autoridades europeas a profundizar los lazos financieros y fiscales dentro de la zona euro con cierta urgencia, para restablecer la decaída confianza en el sistema financiero global. En su revisión semestral sobre la salud económica mundial, el FMI aseguró que la crisis de deuda del área euro es una amenaza clave y que los riesgos para la estabilidad financiera han subido en los últimos seis meses, dejando "muy frágil" la confianza.

El complicado progreso de la zona euro implica que los bancos europeos probablemente rebajen 2.8 billones de dólares en activos en dos años para reducir su exposición de riesgo, un incremento de 200,000 millones de dólares frente a estimaciones de hace seis meses, señaló el FMI.

Eso podría reducir la oferta de crédito en la periferia en 9% para finales del 2013, presionando el crecimiento económico.

"Pese a muchas medidas importantes ya tomadas por las autoridades, esta agenda sigue críticamente incompleta, exponiendo al área euro a una espiral descendente de fuga de capitales, temores de desintegración y un declive económico", aseguró el organismo en un reporte divulgado este miércoles.

José Viñals, director del departamento de mercados monetarios y de capitales del FMI y autor principal del reporte, dijo que los problemas de Europa deberían servir de lección a Estados Unidos y Japón de que retrasar los ajustes de política necesarios hasta que los mercados les doblen la mano conduciría a "resultados económicos más duros".

"No debemos dejar que las actuales condiciones del mercado, que han mejorado, conduzcan a una falsa sensación de seguridad", dijo Viñals en una rueda de prensa.

El reporte se suma al oscuro escenario para la reunión semestral del FMI que se llevará a cabo en Tokio esta semana. El martes, la entidad dijo que la desaceleración de la economía global está empeorando y recortó sus estimaciones de crecimiento por segunda ocasión desde abril.

Además advirtió a las autoridades estadounidenses y europeas de que no solucionar sus problemas económicos prolongaría la crisis.

La semana pasada, el ministro de Finanzas de Canadá, Jim Flaherty, expresó su más reciente señal de frustración por el avance en la resolución de la crisis de deuda en Europa, diciendo que esta representaba un "peligro claro y presente".

En septiembre, el Banco Central Europeo acordó comprar bonos de países en problemas una vez que hayan solicitado un programa de rescate de la zona euro, restaurando cierta confianza del mercado y estrechando el diferencial entre la deuda del centro y la periferia de la región.

Pero los inversores privados carecen aún de la confianza en los mercados periféricos europeos y el diferencial entre los rendimientos de la deuda periférica y central de los bancos y las empresas sigue siendo alto, amenazando la recuperación, dijo el FMI.

Bajo las actuales políticas, el FMI estimó que los bancos europeos recortarán 2.8 billones de dólares en activos entre el tercer trimestre del 2011 y finales del 2013, por sobre los 2.6 billones de dólares que estimó en abril, lo que reducirá aún más la capacidad del crédito.

Y si las autoridades europeas no cumplen con los compromisos para establecer un supervisor común de los bancos, y los países de la periferia no avanzan con sus programas de ajustes, los costos podrían ser incluso mayores, con pérdidas de activos por 4.5 billones de dólares e impactos adicionales en el empleo y la inversión.

El suministro de crédito en la periferia podrían caer en 18%.

Los riesgos de la zona euro también podrían extenderse a los mercados emergentes, donde el crecimiento ya se está desacelerando. Los países de Europa central y oriental son los más vulnerables a las crisis financieras, debido a su exposición a la zona euro y sus propias deudas externas arraigadas, según dijo el reporte.

Y aunque Estados Unidos y Japón se han beneficiado por flujos que se alejan de la zona euro en búsqueda de seguridad, el FMI aseguró que ambos países necesitan hacer más para reducir sus cargas fiscales en el mediano plazo.

Ahora ve
Esta es la propuesta de gabinete de Andrés Manuel López Obrador
No te pierdas
×