España, el fantasma que teme Wall Street

Los expertos coinciden en que la falta de liquidez obligará al país a pedir un rescate al BCE; la preocupación en EU también es por Alemania, que tuvo una desaceleración en el último trimestre.
españa bandera  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Hibah Yousuf
NUEVA YORK -

El Banco Central Europeo (BCE) podrá estar haciendo todo lo posible para preservar el euro, pero Wall Street sigue nervioso por el futuro de Europa y su crisis de deuda que se acerca a los tres años.

Los estrategas del mercado y gestores de fondos consultados por CNNMoney están más preocupados por el contagio que detone España, país que se ha convertido en el actual punto focal de los problemas de deuda en el viejo continente.

El reciente anuncio del BCE sobre el programa de compra de bonos bajó los costos de financiamiento que España paga por su deuda, pero el banco central no ha tomado ninguna medida concreta todavía.

El rendimiento del bono español a 10 años ha caído por debajo del 6%, desde el 7.8% alcanzado a principios de verano; con todo, las tasas podrían volver subir con la misma rapidez.

"A pesar de que el BCE se ha comprometido a mantener unida la Unión Europea y solucionar los problemas, imprimir dinero sólo gana tiempo para que los bancos resuelvan sus problemas de balance. No corrige los problemas estructurales", advierte Kim Forrest, analista bursátil de Fort Pitt Capital.

Los bancos españoles encaran un déficit de más de 59,000 millones de euros, y la mayoría de los expertos coinciden en que es sólo cuestión de tiempo antes de que la falta de liquidez obligue al país a pedir un rescate al BCE.

Para ello, España tendría que comprometerse a implementar reformas presupuestarias y aceptar la vigilancia externa a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el nuevo fondo de rescate que se puso en marcha esta semana.

Pero hasta ahora, el primer ministro español, Mariano Rajoy, se ha resistido a dar ese paso. En su lugar, una España sumida en una recesión está centrada en reducir el déficit por su cuenta a través de medidas de austeridad, que ya provocaron violentas protestas en Madrid.

"España está caminando sobre una línea muy fina", comenta Steve Goldman, presidente de Goldman Management. "Tendremos que ver si puede implementar medidas de austeridad sin afectar el crecimiento grandemente -lo que crearía un déficit aún mayor- al tiempo que tranquiliza a su población".

Si bien las tasas parecen haberse estabilizado, cualquier señal de problemas podría ocasionar que los inversionistas huyan del mercado de bonos españoles y con ello rápidamente disparar los rendimientos de vuelta a la marca del 7% o por encima.

Esa marca es preocupante en dos frentes: primero, Rajoy mismo ha dicho que es insostenible y segundo, es el mismo nivel que activó la alarma del rescate para Grecia, Portugal e Irlanda.

En vista de la estrecha vinculación que guardan los mercados de deuda europeos, un aumento en el rendimiento o rentabilidad de los bonos españoles también podría significar problemas para otros países de Europa, especialmente Italia, explica Marc Pado, estratega de mercado para Estados Unidos en la firma DowBull.

Aún cuando España es la principal preocupación, los encuestados por CNNMoney también están preocupados por las perspectivas de una desaceleración del crecimiento económico en Alemania, la economía más grande y saludable de Europa.

Durante el segundo trimestre, la economía germana creció sólo un 0.3% respecto al trimestre anterior, una tasa de crecimiento inferior al 0.5% logrado en el primer trimestre.

"Una desaceleración de la economía alemana eliminará al principal pilar del crecimiento y la estabilidad futuras de Europa", dijo Doug Cote, estratega de mercado

Un crecimiento más lento en Alemania también plantearía interrogantes sobre su capacidad para ayudar a financiar futuros rescates que pudieran necesitar España, Italia y Grecia, señala por su parte Phil Orlando, estratega de mercado de Federated Investors.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los analistas opinan que varios de los problemas de deuda en Europa podrían resolverse si los líderes estuvieran más dispuestos a ceder y llegar a acuerdos.

"Es un hecho ampliamente aceptado que la única manera de salir de un largo periodo de recesión es que la Unión Europea constituya una unión fiscal y bancaria, pero en este momento la discordia política se erige como el principal motivo que impide una solución integral", concluye Frank Fantozzi, CEO y presidente de Planned Financial Services.

Ahora ve
¿La ciencia puede responder si la homosexualidad tiene razones biológicas?
No te pierdas
×