China estornuda y el mundo tiembla

La desaceleración del crecimiento chino acarrea impactos negativos en distintas industrias y países.

La desaceleración china

1
La economía china se desaceleró por séptimo trimestre consecutivo. (Foto: Reuters)
yuan  (Foto: CNN, )

Hasta la fecha, los chinos de cierta edad pueden recitar el lema de la campaña del Gran Salto Adelante de Mao Zedong que exhortaba a las masas a "superar a Gran Bretaña e igualar a Estados Unidos" en la producción de acero. Ese desastroso intento de industrialización en la década de 1950 condujo a la peor hambruna provocada por el hombre en la historia; una que pocos fuera del país conocieron debido a que China estaba muy aislada del resto del mundo.

Más de 50 años después, China está tan integrada con la economía mundial que incluso cambios relativamente menores en su producción o gasto pueden tener un gran impacto en el otro lado del mundo.

"China puede transmitir impactos reales ampliamente", dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un informe reciente, "independientemente de si estos se originan en el país o en otro lugar".

Pekín publicó este miércoles sus cifras trimestrales que mostraron que la economía se desaceleró por séptimo trimestre consecutivo. El crecimiento del PIB chino fue de 7.4% en el tercer trimestre.

Si bien sigue siendo un ritmo rápido frente a los estándares de los países más desarrollados, esto representa una desaceleración significativa para una economía que crecía a casi 12% en una fecha tan reciente como principios de 2010.

La desaceleración de China ha afectado a una amplia gama de industrias y socios comerciales en diversos grados; y en los últimos meses, sus perspectivas económicas se han vuelto una preocupación casi tan grande para los inversores globales como el destino de Europa, afectada por la crisis, y la economía estadounidense que avanza dificultosamente.

Debido a la rapidez con que China ha llegado a dominar muchos mercados mundiales de materias primas, sobre todo en la última década, estos han sido las víctimas más obvias.

Para citar una estadística que habría deleitado a Mao, China ahora produce siete veces más acero que Reino Unido y Estados Unidos en conjunto, y representa casi la mitad de la producción mundial del metal. La participación del país en las importaciones mundiales de mineral de hierro, un ingrediente fundamental en la fabricación de acero, ha aumentado desde menos del 10% en la década de 1990 a alrededor del 65% actual.

Sin embargo, en respuesta a la desaceleración de la demanda en China, los precios de las materias primas como el mineral de hierro, el cobre y el carbón han caído dramáticamente este año. Eso ya está teniendo un impacto en las economías de Australia, Brasil, Indonesia, partes de África y otros exportadores.

Ric Deverell de Credit Suisse dijo que los precios del mineral de hierro y otras materias primas podrían caer en el largo plazo por debajo de sus niveles actuales. "Se están conjuntando los ingredientes para un choque de trenes. Creo que los precios del mineral de hierro tienen más probabilidades de rondar los 70 dólares en 2015 que los 150 dólares".

Además, China es cada vez más importante para una amplia gama de otras industrias y exportadores. El FMI indica que ahora es el principal o segundo socio comercial de 78 países, que representan el 55% del Producto Interno Bruto mundial. En 2000, era el principal o segundo socio comercial de sólo 13 países, que representan el 15% del PIB mundial.

La desaceleración de China hasta ahora ha sido gradual, pero la caída en el gasto en inversión e infraestructura ha afectado la demanda de los tipos de maquinaria y bienes de capital en los que productores como Japón y Alemania son particularmente fuertes.

Los sectores orientados al consumidor, como los componentes electrónicos y los productos de lujo, han demostrado ser más resistentes, aunque algunas de las marcas más débiles han sufrido un impacto negativo.

La rápida integración que ha convertido a China en un motor de la economía global también significa que una caída en su vertiginoso ritmo de crecimiento tendrá un profundo efecto sobre el resto de nosotros. Apenas hace medio siglo, 36 millones de personas murieron en el país y sólo algunos extranjeros se enteraron de ello. Hoy en día, cuando los nuevos ricos de China compran menos coches y bolsos, el resto del mundo presta atención.

Materias primas

2
Acero (Foto: AP)
Acero  (Foto: AP)

Desde Australia hasta Brasil, desde Jakarta hasta Ciudad del Cabo, las economías que tuvieron un auge gracias al apetito de China por los recursos han sido duramente golpeadas por su desaceleración. Durante la mayor parte de la década pasada, el crecimiento de China había impulsado un 'superciclo' de las materias primas.

Nunca antes en la historia de la economía mundial moderna los precios habían subido tanto y permanecido en un nivel tan alto durante tanto tiempo. En la última década, la demanda china de acero creció en 15 o 20% en la mayoría de los años. Este año, sin embargo, se espera que la demanda crezca entre 2 y 4%.

Los precios de las materias primas para la fabricación de acero se han desplomado como consecuencia. El mineral de hierro, que representa la mayor parte de los beneficios de mineras como Vale de Brasil y Rio Tinto, que cotiza en Londres, cayeron 40% desde su máximo en abril a su mínimo en septiembre, aunque se han recuperado desde entonces.

Economías como Australia, que envía una cuarta parte de sus exportaciones a China, la mayoría de las cuales son mineral de hierro, han resentido gravemente la desaceleración. La semana pasada, el Banco Central Australiano redujo las tasas de interés después de concluir que el pico en la inversión en recursos se produciría antes y a un nivel inferior del esperado.

La caída de los precios de las materias primas también causó que grandes mineras cancelaran grandes proyectos en Australia, incluyendo la prevista expansión de la mina de uranio y cobre Olympic de BHP Billiton por un valor de 20,000 millones de dólares.

Muchas otras materias primas -aunque las importaciones de China no han caído abiertamente este año- se han desacelerado fuertemente desde un crecimiento de dos dígitos que alguna vez fue dado por sentado. En agosto, las importaciones de carbón crecieron 5% con respecto al año anterior, en comparación con un crecimiento a tasa anual del 27% en agosto de 2011.

Electrónica

3
Foxconn da empleo a unos 1.2 millones de trabajadores, un millón de los cuales están en China continental. (Foto: Reuters)
foxconn ipad tablet apple  (Foto: CNN, )

La carrera de Foxconn y otros proveedores asiáticos para satisfacer la demanda récord del iPhone de Apple sugiere que el sector de la tecnología no está sufriendo excesivamente por la desaceleración de China. Aunque la desacelerada demanda del consumidor chino ha pesado sobre las ventas de electrónicos, los lanzamientos de alto perfil, incluyendo el del iPhone 5 y una nueva versión de Windows, han mantenido ocupadas a a las empresas tecnológicas.

"Este ciclo de lanzamiento de productos en realidad está cobrando vida propia ahora", dice Waiho Leong, economista de Barclays. "Las fábricas de Foxconn en China están a toda marcha".

Sin embargo, la demanda de los consumidores chinos preocupa un poco. Synnex de Taiwán, un distribuidor de productos de tecnologías de la información en China continental, dice que sus ventas cayeron 9% el mes pasado. Los analistas de Nomura dicen que la incertidumbre macroeconómica está presionando a las empresas electrónicas japonesas a frenar la producción.

Pero un problema más importante para el sector, según los analistas, es la caída de la demanda mundial de nuevas PC; un área donde el consumo chino se ha mantenido más fuerte que el de Estados Unidos y Europa.

El mercado chino de las PC creció lentamente el último trimestre, pero las ventas en Estados Unidos y el resto de Asia cayeron más de lo esperado.

Al igual que Foxconn, las empresas coreanas han tenido un buen desempeño en China recientemente, en particular Samsung con sus smartphones Galaxy.

Las exportaciones a China desde Taiwán, sede de importantes fabricantes de semiconductores, se recuperaron el mes pasado al registrar un aumento de 11.9% a tasa anual después de caer 7.5% en agosto. El crecimiento de las exportaciones de electrónica jugó un papel especialmente importante.

Muchas de esas exportaciones son destinadas a su ensamblaje en China, y luego son reexportadas a Europa y Estados Unidos.

Lujo

4
La nueva tienda LV en Shanghai es de 4 pisos y cuenta con esculturas de acero.  (Foto: AP)
Louis Vuitton  (Foto: AP)

Parece que se necesitará de algo más que una caída en la economía china para afectar el apetito de los chinos por el lujo. Burberry acaparó los titulares el mes pasado cuando emitió una advertencia de ganancias, aumentando los temores de que la desaceleración económica en la parte continental hubiera comenzado a deprimir las ventas de lujo en China. Pero, en retrospectiva, parece que Burberry se vio afectada más que la mayoría -y que sus problemas en el continente podrían anunciar un mayor cambio en los patrones de gasto en China, lejos de las marcas de lujo impulsadas por logotipos como Burberry y Louis Vuitton, y hacia más marcas de nicho y productos exclusivos.

"En el extremo superior, los consumidores siguen gastando en lujo en China, aunque el mercado de lujo global se ha desacelerado. Los superricos prefieren a  Bottega Veneta y Hermès y tienden a evitar a Burberry y Louis Vuitton, que no son consideradas tan exclusivas", dice Shaun Rein, director general de China Market Researchen Shanghai.

Las ventas también siguen siendo sólidas para los mejores whiskys de Diageo, con un aumento de entre 40% y 50% a tasa anual durante los últimos ocho trimestres en China. "Veo una evidencia muy fuerte de que la demanda interna sigue siendo fuerte", dice Gilbert Ghostine, presidente de Diageo Asia Pacífico.

Burberry dice que las ventas en China en los últimos tres meses se han desacelerado  pero "siguen siendo positivas". El gasto en China también ha sido golpeado por una caída en la compra de regalos antes de un inminente cambio en el liderazgo chino. "Dar regalos es parte de la cultura china de obsequiar a las personas con autoridad", dice Stacey Cartwright, directora de finanzas de Burberry. "Hasta que no sepan como van a definirse las cosas, ¿a quién vas a dar (regalos)?"