Congreso de EU amenaza la recuperación

La economía no soportará los impuestos y recortes del precipicio fiscal, dice Paul R. La Monica; si los legisladores no logran un acuerdo antes de fin de año, revertirán el débil avance económico.
congreso eu  (Foto: Getty)
Paul R. La Monica*
NUEVA YORK -

La economía de Estados Unidos ha avanzado a un ritmo lento durante varios años. Me he estado refiriendo al período posterior a la Gran Recesión como la recuperación ‘a la parrilla' desde 2010. Ha sido baja y lenta.

Pero incluso teóricos de la conspiración como Jack Welch tendrían que admitir que la economía está empezando a mostrar algunos débiles signos de vida. (Citando a Paul McCartney, "tienes que admitir que está mejorando". Y, en palabras de John Lennon, "no podría ser mucho peor").

Los consumidores están gastando más. Muchos minoristas están elevando sus planes de contratación para la temporada navideña porque esperan fuertes ventas en noviembre y diciembre. La inflación, una vez que eliminas la reciente alza en los precios de la gasolina, sigue estando relativamente domada.

El mercado inmobiliario finalmente rebotó desde su punto mínimo. Las ventas y los precios han subido. Los constructores están viendo más demanda, y también los bancos -con la notable excepción de Citigroup, que parece ser el ‘Gruñón' de la recuperación de vivienda. (Es mi cumpleaños y no puedo encontrar mi auge de refinanciamiento).

Y a pesar de que la validez de la tasa de desempleo ha sido objeto de controversia últimamente, el mercado laboral claramente está en mejor forma que hace unos años.

Podría seguir con más hechos y cifras económicas. Podrías pensar que tengo carpetas llenas de estadísticas raras. Pero todas estas noticias relativamente buenas no servirán de nada si el Congreso lo echa todo a perder haciendo un salto como el de Felix Baumgartner. La economía podría estar a punto de dar un salto de 39 kilómetros de altura hacia el precipicio fiscal.

Aunque ha habido una mejora notable en la vivienda, las ventas minoristas, el empleo y el mercado de valores este año, muchos expertos todavía creen que la recuperación es extremadamente frágil.

La economía simplemente no está creciendo lo suficientemente rápido como para soportar el impacto de los recortes presupuestarios masivos y mayores tasas de impuestos que se producirían si los legisladores no son capaces de llegar a un acuerdo antes de fin de año para evitar el precipicio fiscal. Sin un acuerdo, muchos economistas piensan que Estados Unidos volverá a una recesión en 2013.

"Cuando observamos los números, la idea de caer por el precipicio no es superatractiva", dijo David Abuaf, director de inversiones de Hefty Wealth Partners en Auburn, Indiana "Nadie quiere que esto sea una recuperación de 10 años".

Abuaf dijo que muchos inversores todavía se muestran escépticos acerca de la economía. Así que la incapacidad para resolver los problemas fiscales del precipicio antes de que finalice el año podría tener consecuencias desastrosas en los mercados financieros. Los inversores pueden estar esperando una inacción del Congreso como una excusa para vender.

Afortunadamente, Abuaf (como muchos expertos) cree que el Congreso no dará un paso a ciegas hacia el precipicio.

"Siempre habrá políticos de línea dura. El Congreso siempre lo deja todo hasta el último momento. Así es la política", dijo.

Pero el solo hecho de llegar a algún tipo de acuerdo fiscal no será suficiente para evitar una desaceleración el próximo año. Se necesita que sea el tipo correcto de acuerdo, es decir, uno de carácter permanente y no otra medida provisional que le dé largas al asunto.

Steve Blitz, economista en jefe de ITG Investment Research en Nueva York, dice que los consumidores y líderes de negocios quieren una resolución permanente acerca de las tasas de impuestos en lugar de tener que preocuparse por otro nuevo plazo.

"El problema del precipicio fiscal no será el impacto sobre el crecimiento por sí mismo. Es la incertidumbre acerca de lo que hará con los impuestos para individuos y corporaciones", dijo Blitz. "Los legisladores van a gritar y pelear y será un gran teatro. Probablemente habrá algún acuerdo. Pero la gente no puede tomar decisiones hasta que sepa cuáles van a ser las reglas del juego".

Y eso sería un gran problema para el mundo entero. Ten en cuenta que Asia y Europa no están exactamente saludables. Estados Unidos podría ayudar a sacar al resto del mundo de la crisis económica actual -o por lo menos minimizar el dolor. Pero sólo si no termina con una parálisis del gasto que conduzca al país a otra recesión.

"Hay una lenta implosión en Europa y una desaceleración en China. El precipicio fiscal sólo complica más el panorama mundial", dijo Blitz.

Así que ahí lo tienen. El día de las elecciones es en menos de tres semanas. Una vez que el polvo partidista se asiente y sepamos cuál será la composición del Congreso y si habrá o no un nuevo ocupante en la Casa Blanca, será el momento para que los políticos dejen de ser políticos y actúen como líderes por una vez.

De lo contrario, los legisladores verán arder Troya si todavía estamos hablando de por qué la economía no se ha recuperado para cuando lleguen las elecciones legislativas en 2014.

*Paul R. La Monica es columnista de CNNMoney.

Ahora ve
La estatua de Diego Armando Maradona que provocó burlas en internet
No te pierdas
×