Elección EU: ¿qué le conviene a México?

Para el país es más importante ganar competitividad que buenas relaciones con EU, afirman analistas; el candidato con mayor visión para reactivar la economía en conjunto es el más conveniente, dicen.
eleccion eu  (Foto: Getty)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La contienda por la presidencia de Estados Unidos representa dos opciones principales para México: la continuidad de las políticas y la tendencia de crecimiento que se dio durante el Gobierno de Barack Obama o la incertidumbre y oportunidades que ofrecería el gobernador Mitt Romney.

"El plan de Romney de cinco puntos plantea la reafirmación del imperialismo estadounidense, el candidato busca que Estados Unidos recupere el terreno perdido en materia económica; por su parte, Obama mantendría la continuidad de sus políticas", señala Arlene Ramírez Uresti, catedrática del Tecnológico de Monterrey Campus Toluca.

"Se trata de dos apuestas distintas, al final del día a México le convendrá aquel candidato con mayor visión para reactivar la economía en conjunto".

En materia de política, México debiera buscar una alianza con el candidato electo para abordar más activamente el tema de migración, pero no se trata de un objetivo abordado agresivamente por ninguno de los dos contendientes.

"A nivel político, el tema migratorio es una cuestión prioritaria de negociación entre Estados Unidos y México, ambos candidatos plantean objetivos de política exterior, pero en general están más relacionados con China. Será deber del gobierno mexicano poner el tema sobre la mesa, pero hasta el momento no se han emitido posturas claras sobre cuestiones como las leyes de inmigración", explica el director para América Latina de Moody's Analytics, Alfredo Coutiño.

Política Fiscal, arma de doble filo

Para Estados Unidos, un tema central en materia económica es la corrección de la trayectoria de la deuda y el ajuste fiscal necesario para encaminar la nación a un panorama más estable luego de que en 2012 se alcanzará el récord de 1.1 billones de dólares para el déficit anual.

"Es claro que será necesario un ajuste fiscal, la cuestión ahora es determinar a quién se le suben y a quién se le recortan los impuestos, el plan de Romney propone una menor carga que estimule la economía y la creación de empleos, sin embargo, esto podría ser peligroso pues el desequilibrio fiscal sería aún mayor; por otra parte, en un escenario de reelección esperaríamos que las políticas se mantuvieran en el mismo tono, lo cual implica riesgos pues Obama no ha logrado concretar medidas severas en el congreso", advierte Coutiño.

A principios de 2013 Estados Unidos llegará al techo de la deuda de 16.4 billones de dólares, lo que significa que el Tesoro no podrá emitir más bonos a menos que el Congreso eleve ese límite.

"Cualquier decisión que se tome referente al marco tributario afectará al consumo, lo que debe analizarse es la capacidad que tendrán en cualquiera de los escenarios, de generar más empleos y abrir pequeñas empresas", advierte Arlene Ramírez.

El consumo de la población estadounidense juega un papel importante para México, que destina poco menos del 80% de sus exportaciones a ese país.

"Más allá de las políticas que propongan los candidatos a la presidencia en Estados Unidos, México debe trabajar en aumentar su competitividad, de nada servirá que el presidente electo en México cultive una buena relación política con el contendiente ganador en Estados Unidos si los productos mexicanos no aumentan la relación calidad- precio, al final del día esos son los factores que pesan en la decisión del consumidor, no la simpatía entre los gobernantes", agrega  Coutiño.

Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×