El récord de bancarrotas verdes de Obama

Las iniciativas de energía renovable que ha impulsado el mandatario son más éxitos que fracasos; pese a las críticas, menos de 1% de las 1,300 firmas apoyadas se han declarado en quiebra.
obama energia  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Steve Hargreaves
NUEVA YORK -

El presidente estadounidense, Barack Obama, está recibiendo duras críticas por haber financiado compañías de energía renovable que se han ido a pique.

Durante el primer debate presidencial, Mitt Romney apuntó que "aproximadamente la mitad" de las empresas financiadas por la administración Obama habían quebrado. Eso es verdad si alude exclusivamente a los dos primeros años del programa que financió a Solyndra y a eso precisamente se refería el candidato republicano, como más tarde aclaró su equipo de campaña: la afirmación se refería a los dos primeros años de operatividad del Programa de garantía de crédito 1705 del Departamento de Energía, pero en el debate el republicano no relativizó sus declaraciones.

No obstante, un portavoz del Departamento de Energía (DOE, por sus siglas en inglés) dijo que la agencia tiene docenas de programas que financiaron más de 1,300 empresas en el sector de la energía renovable, y que menos del 1% han caído en bancarrota...eso también es cierto.

Entonces, ¿cuántas empresas de energía financiadas con dinero federal han fracasado realmente?

Un total de cinco han quebrado, de acuerdo a la Comisión Legislativa de Energía y Comercio. Todas las empresas malogradas que la Comisión identificó provenían de sólo dos programas que recibieron cantidades importantes de fondos del DOE. Esos dos programas financiaron a 63 empresas. Las otras 58 todavía se mantienen en el negocio. Esa es una tasa de fracaso de alrededor del 8%.

Si bien otras dependencias gubernamentales han aportado dinero a empresas de energía renovable, algunas de las cuales también se han declarado en quiebra, la mayor parte de los fondos fueron administrados por el DOE.

Las compañías -y el destino que tuvo el dinero de los contribuyentes- son las siguientes:

A123: El fabricante de baterías recibió una subvención de 249 millones de dólares del DOE para construir dos fábricas en Michigan para producir baterías para autos eléctricos.

La compañía utilizó 132 millones de dólares de esa subvención, y las fábricas están en funcionamiento, de acuerdo con el DOE.

En el marco de la quiebra de A123 anunciada a principios de esta semana, las fábricas fueron vendidas a Johnson Controls, que se espera las mantenga abiertas. Dado que la inversión fue un subsidio, al Gobierno no se le devolvió dinero. No está claro si Johnson podrá calificar para disponer de los fondos restantes de la subvención.

Abound Solar: El fabricante de paneles solares de película fina recibió 400 millones de dólares dentro del programa de garantía de préstamos para la construcción de dos plantas fabriles, una a las afueras de Kokomo, Indiana y otra en el extrarradio de Denver.

Abound dispuso de 70 millones de dólares del estímulo para construir la fábrica de Denver. La compañía se declaró en bancarrota en junio, en medio de una fuerte competencia y el desplome de los precios de los paneles solares.

Sus activos están siendo subastados, y el DOE prevé que perderá entre 40 y 60 millones de dólares en el acuerdo.

Beacon Power: La empresa recibió una garantía de préstamo de 43 millones de dólares por parte del DOE para edificar una planta en el estado de Nueva York que utiliza volantes de inercia para almacenar energía extra de la red eléctrica, y luego liberarla cuando se requiera. Esta tecnología es considerada esencial para integrar las fuentes eólica y solar a la red, ya que esas fuentes no producen energía todo el tiempo.

La compañía gastó 39 millones de dólares para la construcción del proyecto, que consta de volantes dentro de tubos de vacío que pueden girar en un movimiento casi perpetuo. Beacon quebró a causa de los bajos precios del gas natural, que puede quemarse para producir electricidad.

La planta se vendió a un competidor, y el DOE prevé recibir por lo menos 27 millones de dólares en el acuerdo.

Ener1: Su filial EnerDel recibió una subvención de 118.5 millones de dólares para construir dos plantas en Indianápolis para la fabricación de baterías para autos eléctricos y otros usos.

Ener1 se declaró en bancarrota en enero, y la compañía fue comprada por un inversor ruso. Las plantas en Indianápolis continúan manufacturando pilas.

Solyndra: El fabricante de paneles solares avanzados recibió una garantía de préstamo de 535 millones de dólares para erigir una fábrica en las afueras de San Francisco.

Solyndra se declaró en quiebra en 2011 en medio de la caída de los precios de los paneles solares, y desde entonces ha servido como ejemplo paradigmático de una política gubernamental bien intencionada que salió mal.

Sus activos están siendo subastados, y el DOE no espera recuperar ninguna cantidad importante de dinero.

Además de estas cinco, la Comisión legislativa también identificó a otras dos compañías financiadas por el DOE que en últimas fechas han sufrido reveses, pero todavía están operativas.

Fisker Automotive: Al fabricante de vehículos eléctricos se le otorgó una subvención por 529 millones de dólares para diseñar un modelo de precio medio y construir una planta para fabricar el vehículo en Delaware.

En febrero, Fisker detuvo la fabricación de la berlina debido a una demanda inferior a la esperada para los coches eléctricos, también anunció despidos, aunque todavía dice que planea construir el coche en 2014. La compañía ha utilizado unos 200 millones de dólares del préstamo.

Nevada Geothermal Power: La firma recibió 98 millones de dólares del DOE para edificar una planta de energía geotérmica al norte de Reno.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De acuerdo con la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara baja, una auditoría interna de la firma reveló 98 millones de dólares en pérdidas netas y un endeudamiento importante.

El DOE dice que la planta de energía construida con el subsidio cuenta con un acuerdo a largo plazo para vender electricidad, y su inversión estará protegida sin importar lo que suceda con la empresa matriz.

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×