La inflación incumplirá meta en 2012

El Banco de México lidiará con presiones en precios y la tasa no bajará de 4%, advierten analistas; anticipan que el Banco Central dejará sin cambio la tasa de interés de referencia, en 4.5%.
Precios  (Foto: Getty)

El Banco de México (Banxico) enfrentará una inflación por arriba de su objetivo de 3% +/- un punto porcentual en lo que resta del presente año, y el mercado advierte complicado que la tasa del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) regrese por debajo de 4%, dicen economistas.

"Parece muy difícil que en los siguientes meses la inflación se modere, porque en octubre y noviembre viene el regreso de la tarifas eléctricas y la temporada decembrina también suele impulsar algunos precios", afirma el director de Análisis Económico de Scotiabank, Mario Correa.

Sin embargo, el mercado confía en el Banco Central y, aún con una inflación por arriba de 4%, espera que se mantenga la pausa monetaria, es decir, que la tasa de interés de referencia permanezca en 4.5%.

"El mercado le está creyendo al Banxico, aunque no a la velocidad que el banco esperaba, ya que en su último informe anual estimaba que la inflación regresaría al rango que tiene establecido por debajo de 4%", indica Correa.

"No es imposible, pero no es lo que está esperando la mayoría del mercado, que anticipa un cierre de año en 4.15%, aunque más adelante se espera que la inflación baje".

La inflación en México se desaceleró a 4.64% a tasa anualizada en la primera quincena de octubre desde el nivel de 4.77% registrado en el mes de septiembre, debido a un descenso en el precio de algunos productos agropecuarios y alimentos, según cifras dadas a conocer este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

"La pausa monetaria puede seguir pese a que la inflación se mantenga arriba de 4%", anticipa el director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada Pascal.

Hay que entender de dónde viene la inflación, agrega. "Cuando en una economía viene por un exceso de actividad, cuando hay un sobrecalentamiento, hay que subir la tasa de interés para desincentivar el consumo, la demanda y que se frene un poco la economía, pero en nuestro caso no es así", dice.

A la tasa de interés no solamente no hay que subirla, sino que dependiendo de cómo crezca la economía mexicana habría que considerar que se mantenga mucho tiempo constante o analizar si se reduce a mediados de 2013, agrega.

"Sería un gran error subir la tasa. La inflación viene de otro lado y no de un sobrecalentamiento, por lo que no debería tocarse la tasa este año ni el próximo. Europa va lento, EU crece, pero no como quisiéramos, y no podemos detener la economía con un aumento en la tasa", expone.

En octubre se espera que la inflación se mantenga alta por factores estacionales más que por presiones en precios de productos agropecuarios, cuyo efecto se verá disminuido por la caída estacional en las cotizaciones, principalmente de frutas y verduras, anticipa el Grupo Financiero BX+.

Las expectativas con respecto a la inflación se han mantenido ancladas, pues se espera que las presiones en precios sean transitorias, lo que se ha reflejado en la tenencia de instrumentos indizados a la inflación. El sector bancario redujo su tenencia de Udibonos en 29.03% en las primeras dos semanas de octubre, en contraste con el mismo periodo de 2011 (-3.21%), agrega en un reporte.

Pero de acuerdo con un análisis de BBVA Research, el nivel de inflación por encima de 4% desde hace cuatro meses con una perspectiva de crecimiento económico para este año de alrededor de 4% podría sugerir que hay condiciones para adoptar una postura monetaria más restrictiva.

Desde junio la inflación supera el límite superior del intervalo de variabilidad del objetivo de inflación de Banxico y se espera que esta situación se mantenga hasta principios del próximo año resultado del alza en los precios internacionales de materias primas y de la energía, así como por el efecto del brote de gripe aviar en el país.

Sin embargo, destaca que un escenario con una desaparición paulatina de los choques de oferta que lleven a la inflación a un nivel promedio de 3.6% en 2013; aunado a un crecimiento del PIB ligeramente por encima del nivel potencial y a medidas de liquidez extraordinarias en EU, resulta consistente con una pausa monetaria durante todo 2013, es decir, con una tasa de referencia de 4.5%.

Mario Correa, de Scotiabank, coincide con la mayoría de los especialistas del mercado, que considera que el repunte de la inflación por arriba de 4% se debe a factores transitorios, aunque destaca que sí genera inquietud, pero no en el sentido de que los precios se estén saliendo de control.

Ahora ve
Con su música, estas monjas rockeras quieren inspirar al mundo
No te pierdas
×