Las batallas de Jack Lew en el Tesoro

Si queda en el cargo, el funcionario deberá debatir sobre el techo de deuda y recortes al gasto.

El relevo de Tim Geithner

1
Lew se había desempeñado como director de presupuesto para los gobiernos de Obama y Bill Clinton.  (Foto: Reuters)
jack lew  (Foto: Reuters, )

De ser confirmado por el Senado estadounidense, Jack Lew sustituirá a Timothy Geithner en el Departamento del Tesoro. Antes, Lew se desempeñó como director de presupuesto para los gobiernos de Obama y de Bill Clinton y ha estado involucrado de alguna manera en los presupuestos del Gobierno estadounidense desde hace tres décadas.

El político de 57 años deberá lidiar con distintos temas económicos, desde cómo reducir el rol del Gobierno en el mercado inmobiliario hasta cómo responder a la creciente influencia económica de China, país al que el Tesoro se ha negado a nombrar como una nación que manipula su moneda.

Sin embargo, nada consumirá más su tiempo que la batalla de Washington sobre cómo detener el crecimiento de la deuda nacional y hacer sostenible el presupuesto.

Lew ayudó a dirigir las conversaciones presupuestarias con líderes parlamentarios en el Congreso en el 2011 que precedieron al aumento del techo de deuda estadounidense y tendrá que reanudar ese rol ante otro inminente plazo final para el tope de endeudamiento.

Sin embargo, no es la única fecha fatal que enfrentará Lew.

El techo de deuda

2
Una dramática disputa sobre el techo del endeudamiento que llevó a Estados Unidos al borde de una moratoria. (Foto: Reuters)
CAPITOLIO EU  (Foto: Reuters, )

A fines de febrero o inicios de marzo, el Congreso debe elevar el tope de deuda de 16.4 billones de dólares, que limita la cantidad en la que puede endeudarse el Tesoro o arriesgarse a un incumplimiento de pagos. El episodio del techo de deuda trae recuerdos amargos para las autoridades estadounidenses ya que en el verano de 2011, la incapacidad de demócratas y republicanos para ponerse de acuerdo en el tema derivó en el recorte de Standard & Poor's a la calificación de deuda del país.

El 31 de diciembre pasado, el Gobierno estadounidense alcanzó su límite legal de endeudamiento y el Tesoro ha comenzado a adoptar medidas extraordinarias para cubrir el déficit.

Los republicanos dicen que no elevarán el techo de la deuda a menos que los demócratas se comprometan a recortes sustanciales al gasto.

Algunos dicen que el país puede evitar el cese de pago si el Tesoro prioriza los pagos de intereses adeudados a los inversionistas en bonos estadounidenses sobre los demás acreedores.

Aunque esta solución puede ser factible, empeoraría todo, ya que significa que el Tesoro tendría que elegir entre más de 100 millones de pagos mensuales que debe hacer, de acuerdo con el Bipartisan Policy Center.

Recortes automáticos al gasto

3
El Congreso de EU retrasó por dos meses los recortes fiscales que debían entrar a inicios de año.  (Foto: Getty Images)
recortes al gasto  El Congreso de EU retrasó por dos meses los recortes fiscales que debían entrar a inicios de año. /  (Foto: Getty, )

Al inicio de 2013 iban a entrar recortes automáticos al gasto y aumentos de impuestos para reducir el déficit fiscal estadounidense, lo que se conoció como "abismo fiscal". Si bien el Congreso evitó el aumento de impuestos a todos los estadounidenses para aumentarlos sólo a quienes ganen más de 450,000 dólares anuales, sólo postergó por dos meses la reducción en el gasto público.

Los recortes originalmente planteados equivalían a una reducción del déficit fiscal estadounidense de 1.2 billones de dólares en 10 años.

La medida contemplaba recortar 492,000 millones de dólares en Defensa entre 2013 y 2021 y la misma cifra en otros gastos para el mismo periodo.

Los republicanos han buscado mayores recortes al gasto público en lugar de aumentar los impuestos. Todavía el primero de enero, cuando la Cámara de Representantes aún no avalaba el plan aprobado por el Senado para evitar el "abismo fiscal", los legisladores republicanos exigían recortes al gasto adicionales como condición para aprobar el proyecto. 

Financiamiento hasta marzo 2013

4
La base monetaria de Banxico aumentó debido a la mayor demanda de billetes y monedas. (Foto: Getty Images)
dolares  (Foto: Getty, )

El Congreso estadounidense acordó el pasado 22 de septiembre el financiamiento del Gobierno hasta el 27 de marzo de 2013, y antes de esa fecha se debe aprobar otro proyecto para financiar las operaciones federales. La medida por 524,000 millones de dólares elevó discretamente el gasto discrecional, y que financia básicamente todas las actividades del Gobierno, desde las dependencias gubernamentales hasta la defensa y los parques nacionales.

Los pleitos entre demócratas y republicanos por los recortes al gasto y el tope de deuda han llevado a amenazas de que el Gobierno cierre temporalmente.

Si no hay un acuerdo para financiarlo después de esa fecha, el Gobierno estadounidense tendría que cerrar dependencias. La última vez que esto sucedió fue durante la administración de Bill Clinton, cuando tuvieron que clausurarse servicios no esenciales por 28 días.